Savall y la elegancia

La mejor manera de defenderse es no hacerse igual que ellos (Marco Aurelio, 121-180 dC: Ad se ipsum, VI.6).


Jordi Savall

Ovación cerrada.



Hace algunos años, tal vez demasiados, escuché a Savall en un concierto que ofreció en el antiguo penal del Puerto de Santa María (que aún antes fue un convento). Ese día por la mañana había volado hacia el sur desde el País Vasco, y las diferencias de humedad y temperatura hacían que tuviera que parar entre pieza y pieza para afinar las cuerdas de su antiquísima viola de gamba. Eso propició que, en contra de lo que suele ser habitual, hablara mucho, cosa que todos los presentes le agradecimos.

—Una vez me preguntaron, “Maestro, ¿cuánto tiempo lleva Usted tocando la viola de gamba?” y yo respondí: “Cuarenta años. Pero de los cuarenta, por lo menos veinte me los he pasado afinando”.

Y es que Jordi Savall habla poco en público. Pero cuando habla lo hace con una elegancia, un entendimiento, una precisión y un comedimiento tales que al oírlo hablar uno nunca se quiere perder ripio. Lo que dice siempre es importante.

Por eso, cuando de manera tan tardía le han dado el Premio Nacional de Música, su argumentada negativa a recibirlo ha supuesto un sonoro cate en la nuca al (mal)tratamiento con el que este gobierno y anteriores han castigado a los músicos y a la música. Y viniendo de él, un cate duele siempre mucho más.

Podemos, o más bien debemos leer su carta abierta, por ejemplo aquí. Y digo que debemos para así aprender rudimentos de buena redacción y, sobre todo, de dignidad.

Savall vive de la música, pero no se vende.

Lo dicho: ovación cerrada.

Anuncios

13 comentarios to “Savall y la elegancia”

  1. anarkasis Says:

    a mi la carta me parece un poco larga
    yo hubiera escrito
    “¡Que no, atontao!

  2. Microalgo Says:

    Pd.: QUE OS DEN, MAMONES.

    Pero es que ni Usted ni yo no tenemos la elegancia del Maestro Savall, Dama Anarkasis…

  3. Anaxágoras Says:

    Muy bien, en todo de acuerdo con su carta abierta, incluso en lo de la ley de mecenazgo, pero me temo que, como casi todos los artistas, se olvida de que la Ciencia también es Cultura, no sólo los Artistas “detentan el verdadero estandarte de la Cultura”. Pero cada vez que en España se habla del “Mundo de la Cultura”, siempre se deja fuera a los científicos.

  4. sorel Says:

    Don Micro, y el haber recibido, un par de semanas antes, la medalla de oro de la Generalitat de manos de Artur Mas…Mas lo del “estado español” ¿No merma un poco su elegancia?

    Anaxágoras, cada vez que en España se habla del “Mundo de la Cultura” siempre se deja fuera a los españoles.

  5. Salamandra Says:

    A mí me parece bien que acepte o rechace los premios que quiera. Tiene mérito teniendo en cuenta que de paso renuncia a 30000 €.

  6. Microalgo Says:

    ¡Gracias a todos por los comentarios! Vayamos por partes.

    Anaxágoras: de acuerdo. La ciencia es cultura. Pero las fuentes de financiación y el origen de los fondos son diferentes, son distintas partidas presupuestarias. Igual de mermadas, sí, pero diferentes. Además, tampoco se puede comparar el mantener un local de ensayo (por ejemplo) con financiar el Proyecto Malaspina (cuyo montante, por cierto, ya que nos da por comparar, es equivalente al tendido de menos de un kilómetro de línea del AVE). Si fueran al mismo saco, los dejaríamos pelados. La buena ciencia es cara. Pero sí, a veces se olvida que no sólo el arte es cultura.

    Sorel: no sé si eres consciente de que estás repitiendo el argumentario de la derecha española, para justificarse. Savall no quiere el premio, luego Savall debe ser demonificado. ¿Cómo buscarle una demonificación a este personaje tan solvente y respetado? Ah, espera: Catalán. Esa es la consigna.

    Y claro que Savall ha recibido un premio de la Generalitat, y con sumo gusto, supongo, porque la Generalitat ha cuidado con esmero a una figura de nivel mundial como él. No mezclemos. Si quiere Usted darle caña a la Generalitat, hablemos de Els Joglars, por ejemplo, que ahí el stablishment catalán no tiene donde esconderse. Pero como dice Salamandra, Savall puede rechazar o aceptar los premios que quiera, que yo me fío muchísimo de su criterio.

    El bofetón a Wert me parece absolutamente merecido, por otra parte.

  7. Anaxágoras Says:

    Dejando aparte que el bofetón a Wert sea merecido, que la relevancia artística de Savall sea incuestionable, y que sigo pensando que habría que incluir en el apartado de Cultura una (pequeña) parte para Divulgar la Ciencia, aunque sólo sea para que conste en acta que “también” es Cultura, no parece que renunciar a 30 000 euros sea nada complicado cuando la Generalidad ha subvencionado con 290 000 su Fundación. Alguien podría pensar que a ver quien es el guapo que renuncia a la medalla de Cataluña en esas condiciones “de esmero”. Es lo que tiene cuando los poderes públicos subvencionan la Cultura, que se corre el riesgo de darles las pelas a los “afines”, o hacerlos afines a base de pelas. Y no es demonizar, ojo, lo mismo me hubiera dado si fuera la Medalla de Andalucía. Ya me conocen.

  8. Microalgo Says:

    Es que esa fundación (o cualqueira de los tres grupos de fundó este hombre) merecía ser subvencionada, hermano Anaxágoras. ahí BIEN por la generalitat, MAL para el gobierno de Madrid, que si por él fuera, lo mismo estaba este hombre tocando en el metro. Por lo que sé, Savall no es un tipo adepto a las fronteras. Es un genio. Es el mejor en lo suyo. Y su estudio de la múscia antigua no se restringe a las sardanas, por supuesto.

    ¿Esmero? Claro. Mucho más que el esmero en el trato que recibe, por ejemplo, Ara Malikian, otro crack de la música que lleva quince años por aquí y al que el gobierno no le concede el pasaporte español (lo mismo es por los pelos que lleva, yo qué sé) (ahora, si eres un mafioso ruso y te compras un palacete en el barrio de Salamanca, te lo conceden inmediatamente) (no es broma).

    Que no. Que no soporto que se demonice a este señor por haber recibido subvenciones y galardones de un gobierno regional. Es el argumentario de urgencia, ante el bochorno que causa el hecho de que haya rechazado el premio. Hay que buscarle un pero y, para mí, Savall no los tiene. Yo no tuve nunca la suerte de hablar con él, pero los que conozco de mi coro que sí lo han hecho me han dicho que es una persona extraordinaria.

    En mi opinión, su gesto es similar al de los alumnos con premio de licenciatura que no estrecharon la mano a Wert. Por cierto, creo que aún no han cobrado el premio. Así funcionan las cosas con esta peña, ya sabe. O estás conmigo, o eres mi enemigo. En fin.

  9. sorel Says:

    Don Micro: No iba por ahí, ha quitado usted el freno de mano y se ha tirado cuesta abajo : )

    Tal vez mi argumento, si es que he argumentado algo, sea de derecha española pero no mis intenciones.

    Desconozco la obra y la vida de Savall, de no ser por el revuelo que se ha montado con su renuncia al premio no sabría de su existencia, de ahí que le haya preguntado.
    Vale que la pregunta puede parecer/parece capciosa pero no pretendía demonizar a nadie, tan solo descartar segundas intenciones y brindis al sol.
    Soy gallego, ergo desconfiado/retorcido y dados los tiempos que vivimos sospecho de todo y de todos.

    …¿Músicos?, ¿Generalitat?….hummm…otro día le preguntare sobre el “caso Palau” :)

  10. sorel Says:

    “Así funcionan las cosas con esta peña, ya sabe. O estás conmigo, o eres mi enemigo. En fin.”

    Totalmente de acuerdo, y esa máxima es aplicable a todo gobernante, en especial si hay nacionalismos -incluyo al español- de por medio propensos al juego de “buenos y malos”. Por eso el “tu premio si, el tuyo no” -no creo que Mas huela mejor que Wert- induce a pensar que detrás de su gesto hay algo mas.

    Meta mensaje: En España no se respeta la cultura, en una Cataluña independiente los músicos viviríamos mejor.

    Gracias por su paciencia.

  11. Microalgo Says:

    Nada, disculpe Usted, Sorel. Sí que me ha pasado de frenada, sí. Es que Savall me cae especialmente bien, y de verdad que no veo ningún ramalazo nacionalista en su negativa. Me parece más un “no me gusta Usted un pelo, Ministro”. Y, en eso, yo estoy con él.

    Gracias a Usted por el desesncrispamiento (bello palabro), que nunca viene mal.

  12. Prima Consorte Says:

    Partiendo de que adoro a Savall, no olvidemos que ha sido el favorito de la Generalitat. Si había que enviar un “regalo” musical, allá iba la troupe Savall, cosa que por otro lado nos ha beneficiado a todos los que disfrutamos con su arte.

  13. Anaxágoras Says:

    Sin querer hablar más de política, sólo decir que un gobierno que impide la escolarización de la mitad de los catalanes en su lengua materna, derecho reconocido por la ONU, tampoco es que sea un dechado de virtudes de apoyo a la Cultura como para recibir el apretón de manos de un Señor de la Talla de Savall.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: