Búscame a esa persona

Y es que se ve que la muerte siempre tiene que montar el número (Felipe Benítez Reyes: El novio del mundo).


Mariana y Fernando

Se ha ido a ver a un amigo. Ahora vuelve.



Búscame a una persona que pueda hablar mal de Mariana Cornejo.

Que, te lo advierto desde ya, creo que no la vas a encontrar. Porque siempre se estaba riendo, daba besos a pares como huracanes, nada era suyo y todo era mejor, más divertido, más brillante, cuando ella andaba cerca.

Hiroshima le pilló todavía cogiendo flores, pero desde entonces se apuntaba a todos los bombardeos. Lo saben todos los que hayan organizado un acto benéfico y hayan intentado contar con ella. Allí estaba la primera, con las manos en jarra, a ver qué hay que hacer.

De todas maneras, tú busca por ahí. Si encuentras a alguien que pueda hablar mal de Mariana Cornejo, me lo mandas. Y ya voy yo partiéndole las piernas, para empezar.

fotonoticia_20131107100650_500

(Esta foto es de Europa Press).

14 comentarios to “Búscame a esa persona”

  1. laluli Says:

    D.E.P.

  2. Salamandra Says:

    El anuncio del fregasuelos era brutal.

  3. Microalgo Says:

    Pues así era, ella. Pero de verdad. No actuaba. Alguien contaba de ella que si se tomaba un café contigo acababa todo el bar escuchándola, pero sin que ella intentara acaparar la atención. Es que se la oía y te partías con lo que decía. Y otra cosa sí que la puedo atestiguar de primera mano: los de los besos a pares como huracanes es una metáfora muy aproximada.

  4. Rímini Says:

    Enorme cantaora; mejor mujer. Tuve la oportunidad de charlar con ella varias veces y era encantadora (palabra que, quizá, se inventó para ella).

  5. Alcancero Says:

    La verdad es que cuando alguien se muere es norma de la casa hispana hablar bien de ella. Pero a veces escuchando y leyendo testimonios te das cuenta de que va muy en serio, como le pasa a Mariana Cornejo. En Alcances dio la casualidad de que subí con ella en el ascensor del Multicines El Centro para el pase de “Alegrías de Cádiz”, y en un trayecto tan corto soltó dos que hizo partirse a todo el pasaje. De hecho, uno de los momentos más luminosos de la película es ella cantando, con una verdad pocas veces igualada. Que la tierra le sea leve.

  6. Pommette Says:

    una pena que personas así sólo trasciendan después de irse… Yo no sabía quien era.

  7. anarkasis Says:

    Istoes lo que hay
    Yo no recuerdo verla en los programas de los veranos de la villa aquí en Madrid, quizás era demasiado popular, para el gusto de estos traspillaos, pero yo hubiera pagado por verla por aquí en directo.

  8. Microalgo Says:

    Es que no iba de diva. Fue el mismo (opinable) defecto que le achacaban a Fernando Quiñones (el de la estatua): que nunca quiso ir de gran escritor. Y lo fue.

    Y en directo era un seísmo, Mariana. Y siempre haciendo del cante una fiesta, que esa es otra, porque en el cante hay mucho drama suelto. Supongo que ella opinaría que para llorar bastaba con echarle un ojo a los telediarios…

    Con permiso del Alcancero (por el uso del contraplano), meto otra foto en el post.

  9. Confusio Segundo Nán Says:

    Qué difícil es ser poco prescindible. Hay que estar todo el santo en el día dando el callo.

  10. Microalgo Says:

    Todos somos contingentes, pero debe de ser duro ser necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: