Persistir en el humor

Puedo aseguraros que toda mi vida he seguido al pie de la letra este principio: «No cedas jamás al mal humor, porque es la fuente misma de la infelicidad» (Viaje al Oeste ―las aventuras del Rey Mono―, anónimo chino de 1590).


Luis sepúlveda

Una buena sonrisa.

“Patagonia Express” es un emocionante libro de Luís Sepúlveda que conviene (mucho) leer. Cuenta, entre otras cosas, sus dos años de encarcelamiento en el terrible penal de Temuco, junto a la flor y nata de la intelectualidad disidente chilena (flor y nata que consistía, básicamente, en docentes. De hecho, al penal los reclusos lo llamaban irónicamente “la Universidad de Temuco”).

Sepúlveda cuenta en ese libro que en la cárcel tenían un ejemplar de “Las venas abiertas de América Latina”, de Galeano, disimulado en el botiquín, junto a los libros de primeros auxilios.

Jé.

A pesar de las celdas de incomunicación, del sometimiento al arbitrio de descerebrados armados (traían a policías de otras dictaduras a entrenarse en como torturadores en Temuco), a pesar de las uñas arrancadas, de las enfermedades y del miedo, si los torturadores y los que oprimen no consiguen apagar el buen humor, están siempre derrotados. Si hay humor, no ganan. No pueden ganar.

Así que hay que persistir en el buen humor, incluso en tiempos difíciles, sobre todo en tiempos difíciles. Humor de todo tipo. Es necesario el humor comprometido pero no hay que desdeñar ninguna de las demás formas de humor. Recordad que no hay nada que un dirigente chungo odie más que el humor. El humorismo es la última ciudadela, lo que hay que defender a toda costa.

Así que carcajeando y con el mazo dando. Ánimo.

6 comentarios to “Persistir en el humor”

  1. Glomus Says:

    Pues excelente ocasión para agradecer la recomendación de “Seguro qué el músico resucita”, de Rellán. Hacía mucho tiempo y muchos libros que no me carcajeaba leyendo. Buenísimo. Gracias pues.

  2. Alcancero Says:

    Recordar “El nombre de la rosa”, con ese trasunto de Borges medieval persiguiendo la segunda parte de la “Poética” de Aristóteles porque hacía reír, y eso queda feo en un convento.

  3. Guiomar Says:

    Es verdad, Glomus, qué bueno el libro de Rellán. Este verano, gracias a don Micro, que me lo pasó, me puede reír lo más. La estirpe de los Cuchimanes: “majaras condenados al agobio de la carne y al fanatismo sexual”. Es como “Cien años de soledad” pasados por el Siglo de Oro, por el Quevedo más hiperbólico y con la más negra e irónica malafollá que encontrarse pueda. Jugosísima. Gracias Micro.

  4. Microalgo Says:

    Polifacético, el Rellán, que es uno de los mejores actores que conozco… me alegro de que les haya gustado el libro. Casualidad que reapareciera en puntos tan diversos de la geografía española.

    Y sí, Maese Alcancero. A ningún absolutismo, político o religioso, le hace ninguna de gracia lo gracioso, si no es la gracia divina, que no tiene tanta gracia, a mi humilde parecer.

  5. Ronronia Says:

    Hay que mantener un equilibrio entre sacar las guillotinas a la calle y mantener el buen humor dentro de casa, para alegrarles la vida a los que queremos, diga usted que sí.

  6. Microalgo Says:

    No son excluyentes, ambas acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: