Las diez, las once, mediodía, la una.

―Digo lo mismo que usted, sólo que utilizo palabras distintas. Usted dice: orden, yo digo: destino; usted dice: desorden, yo digo: caos; pero en el fondo es lo mismo. Así que los reglamentos encierran en sí algo divino. Ahora entiendo por qué son para usted sagrados.
―Mire usted, los reglamentos son reglamentos y punto.
(Sławomir Mrożek: Juego de azar).


Relojes montañosos

Relojes montañosos.

No me apetece mucho ordenarme la cabeza y plantarles un post sobre las vacaciones en los Pirineos (y de mi reluctancia ha nacido el lapso de tiempo entre el post anterior y este), pero hay una rica anécdota que si puedo contarles, mientras me decido o no a plantificar el susodicho post de viajes.

En San Juan de Plan, localidad muy cercana a Plan (provincia de Huesca), hay un museo etnológico. Para franquear su puerta deben Ustedes dar con la Señora María, que vive por allí cerca (pero hay que saber dónde).

La Señora María, que es muy capaz de dejarte solo en el museo, a media explicación, para ir un momento a apagar las verduras que tiene puestas a cocer en su casa, nos explicó muchas cosas, incluidos cotilleos del pueblo de los años treinta.

Y también nos contó por qué las cuatro montañas que se ven desde el pueblo se llaman “las diez, las once, mediodía y la una”. Cuando el sol pasaba por encima de cada una de las cumbres señalaba la hora.

—Pero la hora de antes, la buena, no la de ahora—, nos dice con cara pícara.

Y no se refiere a los cambios horarios estacionales, no.

En 1940 Franco cambió la hora de España para igualarla a las de los países de sus dos estupendos amigos, Hitler y Mussolini. ¿Qué no se lo creen? Pueden leer algunas reseñas aquí, aquí y, con el BOE de 1940 por delante, aquí. En lugar de igualarlo a Portugal y Gran Bretaña (recordemos que el meridiano 0 para por Barcelona), se adaptó el huso horario al de Europa central, con lo que aquí el lapso entre desayuno y comida es mayor, (así nos damos los atracones que nos damos, con su correspondiente siesta posterior), no dan ganas de irse a la cama tan temprano (lo que repercute en menor descanso) y el gasto energético de electricidad se hace más en los hogares que en las fábricas (mejor para ya sabemos quién).

Parecerá una tontería, pero es que los humanos somos seres circadianos orientados ópticamente: nuestro olfato y nuestro oído son una caca comparados con los de otros mamíferos. Pero de vista estamos bien (algunos más que otros), sobre todo porque el Homo sapiens es diurno (también algunos más que otros, es cierto), y nuestro sistema hormonal está diseñado para activar al individuo con la luz y desactivarlo con la oscuridad (véase por ahí la melatonina).

Una vez demostrado que el supuesto ahorro energético provocado por este desfase (y por los estacionales) es un camelo del nueve, ¿por qué no adoptar el huso horario correcto y derogar, de una vez por todas, un decreto tan absurdo? Lo mismo nos iba mejor.

Peor, es complicado…

20 comentarios to “Las diez, las once, mediodía, la una.”

  1. ETDN Says:

    No me alarme usted con los circadianos esos, que bastante tengo con lo mío. Con la nocturnidad, digo…

  2. Microalgo Says:

    Usted tiene ya la melatonina domada, me parece…

  3. Confusio Segundo Nán Says:

    Me deja usted de piedra. De la misma piedra con la que se construyó el Valle de los Caídos.

    De modo y manera que existió el Huso Horario Fascista y nos seguimos rigiendo por él. A veces (raramente) sigo las noticias y me doy cuenta de que nos gobiernan de acuerdo con el Uso Político Fascista. Pero esto que nos cuenta es mucho más divertido.

    O seas que, mucho Cara al Sol, ocultando que levantamos el brazo derecho a un Sol falso.

    La vida es tan divertida que no me quiero morir hasta que se racionalice y se vuelva aburrida.

  4. Microalgo Says:

    Pues le queda un rato. Menos mal, por otro lado…

  5. Salamandra Says:

    Eso de la hora, el sol y los montes, independientemente del huso horario, sólo funciona bien en unos días determinados. Para ver la explicación buscar «analema».

    Y lo de cambiar la hora es fácil, si las eléctricas, el PSOE y el PP dicen que no la cambiemos, es que hay que cambiar urgentemente. Así de fácil.

  6. Microalgo Says:

    Leñe. No conocía el término. Y anda que “tutulema”…

  7. ClementeMat Says:

    Analema es una pequeña desviación respecto del Sol medio, unos minutillos (creo que 8 es el máximo) de desfase entre las 12 horas solares y el paso del Sol por el meridiano (el Sur desde nuestra posición). No es significativo. Ya se plantean en UK incluso el dejar de cambiar de hora en invierno y verano, que es una coña marinera también.

  8. ClementeMat Says:

    Por cierto, ya les gustaría a los catalanes que el meridiano cero pasara por Barcelona. La ciudad “grande” más importante más cercana es Castellón de la Plana. Y, por ejemplo, Almería está a la misma distancia (aprox.) al Oeste del meridiano que Barcelona (al Este).

    Por otra parte, lo más normal es que tuviéramos la misma hora que Lisboa, no que la de Bruselas.

    Y mis queridos amigos canarios podrían seguir con una hora menos allá, que sería también lo más lógico. Cada uno en su Huso, como debe ser.

    No estaríamos así se hubiera mantenido el meridiano cero del siglo XV y XVI, que pasaba por la Isla del Hierro (Faro de la Restinga). Una pena.

    Ya veremos si un gobierno del PP cambiará esto de la hora, cuando no lo ha hecho “ningún” gobierno antes (a pesar de que todos sabían de dónde venía lo del desfase horario). Cuando lo vea me lo creeré.

  9. Microalgo Says:

    Lo veo con un dejecillo anticatalá, Maese Mat…

    Tch, tch.

  10. Salamandra Says:

    Yo quiero el meridiano cero que menciona Arturo Pérez Reverte en «La carta esférica», que pasaba por el barrio del Pópulo.

    http://cosasdecadizcositasmias.blogspot.com.es/2011/11/academia-de-guardimarinas-en-cadiz.html

  11. Microalgo Says:

    Por en medio del Pay-Pay, seguro…

  12. eroticon Says:

    curiosa la puntualización de Salamandra, (no sabía de esos ochos)
    A lo otro, si vamos a cambiar el horario por que lo puso franco, es que me da igual, Ahora bien, la sospecha 2ª (que también refrenda salamandra), da que pensar. Tanto exministro y exministra en los consejos de administración no pude ser bueno para nos, ni para la tos.
    Tras los molinillos y los panelillos, última ecoestrategia para fundirse nuestra pasta, estamos sobrepasando en 4 veces la capacidad productiva posible respecto de la necesaria, ¡más del doble que cualquier otro país!

  13. Glomus Says:

    Me acaban de dar ganas de comprarme un reloj de arena y dejarme de historias…

  14. Microalgo Says:

    O uno de sol, ya puestos.

  15. José Luis Ríos Says:

    De San Juan a Plan las gallinas van. Me alegro de que hayas visto esos parajes.

    Un saludo

  16. Microalgo Says:

    Otro para Usted, Maese Ríos. Qué buenas fotos, las de sus blogs.

  17. José Luis Ríos Says:

    Me alegro de que te gusten algunas fotos. De vez en cuando vamos por allí, Plan, San Juan, Saravillo, Sin, Gistaín también. Hemos podido comer en febrero al aire libre, solo calentado por los rayos del sol.
    Miraré tu blog, porque creo que hemos coincidido en algún sitio (blog, quiero decir)

    Un abrazo

  18. José Luis Ríos Says:

    ¡Ahora caigo! Nos hemos encontrado alguna vez en el blog de Nán, pero creo que el motivo inicial de mi interés viene de que mi hijo está haciendo la tesis sobre genética vegetal en un centro de esos, ya sabes, pero en la otra punta de España. En fin, ya sabes las perspectivas.

    Un abrazo

  19. Microalgo Says:

    Ánimo para él. Que no le pueda el desánimo, que luego es una profesión muy divertida.

    Y sí, donde Nán es un magnífico sitio para encontrarse la gente, unos con otros.

    Otro abrazo de vuelta.

  20. ClementeMat Says:

    Si que estaría bien, eroticon, que todo el mundo supiera a quien benefician tantas subvenciones a las energías “limpias”. Que también han ayudado a nuestra ruina.

    Por cierto, cuando me despierto a las 7, que está taco de obscuro (si, con b) es como si un tipo de Bruselas se despertase a las 6 de la mañana. No creo que les vaya tan mal a ellos con el gasto energético con “su” huso, y nuestra salud agradecería el cambio.

    Por cierto, debí decir en vez de “catalanes”, “políticos nacionalistas catalanes”, pero es que desde los tiempos de Copérnico me han fastidiado los que se creen el centro del universo, y a veces mi verbo se exalta. No sé de dónde sacó usted, maese micro, que el meridiano cero pasase por Barcelona (¿propaganda?).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: