Hariseldondeando

Qué buscas en mí, destructor de leyendas, que tú ya no supongas? ¿Tu futuro? ¿Tu destino? Un río en perpetuo tránsito el futuro es (Rafael Marín: La Leyenda del Navegante).

 

Hari Seldon

¡Hola, holograma!

A partir de la cuarta, como tantas otras veces, la cosa se jode. Más que decir que “no hay quinto malo”, se debería decir, cuando hablamos de literatura, que, salvo excepciones, no hay cuarto bueno y que, del cuarto en adelante, no merece la pena seguir leyendo. A veces (Cita con Rama, Hyperión, 2001), no vale la pena ni siquiera el tercero.

En el caso del ciclo de Trántor, conformado por las tres primeras novelas de la serie Asimoviana de La Fundación (Fundación, Fundación e Imperio y Segunda Fundación), para mí fue un placer leer, hace ya como treinta años (¡dioses!) estas tres primeras y me arrepentí de leer alguna más, que ni recuerdo bien.

Como la serie abarca un montonazo de años, los personajes que aparecen en ella nacen y mueren (no a la velocidad de “Juego de Tronos”, en la que justo cuando te has aprendido el nombre de alguien ya lo están apuñalando), pero hay una presencia que perdura durante estas tres novelas.

Se trata de Hari Seldon. Este personaje desarrolla una ciencia social (la psicohistoria) que trata de prever, con modelos matemáticos, hacia dónde va a tirar la sociedad en los próximos (pongamos) mil años. Cuando muere el personaje, deja una especie de monumentito en el que se aparece, como holograma grabado, y explica qué es lo que ha pasado recientemente, y por qué. Solo se equivoca un par de veces, en la novela, que yo recuerde.

Vamos a ver si me entero de cómo se programa un post para que salga (pop) en una fecha determinada, y voy a ver si me hago un blog donde predeciré, de manera la leche de exacta, qué es lo que va a pasar en los próximos (pongamos) diez años. Es que mi calculadora es más pequeñita de que la Seldon y el gorro de Pocoyó que aparece ocupando gran parte de la pantalla no me deja meter muchos dígitos.

Ya les voy diciendo, ¿vale?

(Les conmino a hacer otro tanto y hacemos una porra por ver cuándo empieza la próxima guerra y cuáles son los bandos).

6 comentarios to “Hariseldondeando”

  1. ClementeMat Says:

    El personaje de Hari Seldon es (sin tener en cuenta las continuaciones, horrorosas, en las que, de joven, es un hábil luchador) uno de mis favoritos de Asimov, entre tantos otros, aunque sin llegar a la categoría de Susan Calvin. Por cierto, si el bueno de Isaac viera la “adaptación” de Yo Robot, probablemente se reiría a gusto, de pensar en el porcentaje que le tocaría y la publicidad que le haría a todas sus demás obras (el libro homónimo es, cómo no, ingenioso y divertido). Y un último por cierto, recomiendo vehemente “La leyenda del navegante”, un magnífico libro que ya me he leído dos veces, y eso que el autor es español y está vivo.

  2. Microalgo Says:

    ¡Anda! ¡Qué fácil! Ya he visto cómo se hace. Prepárense.

  3. eroticon Says:

    dentro de 15 años estará abandonado tu blog y como no habrás pagado la pasta de la actualización no será compatible ya con el sogüare de aquellos entonces y no se publicará en los ortoservidores jalopeños
    ¡déjelo!, nos tomamos unas cañas…

  4. Microalgo Says:

    Po lo mismo, Dama Eroticon. Pero como estas cosas tienen mucha inercia… lo suyo sería escribir todos los posts en una tarde de mucho radical OH y dejarlo rular unos diez años, a ver qué pasa.

  5. H. Lecter Says:

    La guerra ya hace años que empezó: cuando se cambió el patrón oro por el dólar y se destruyó la economía productiva por la financiera. Y la van ganando los ricos. Y la ganarán por genocidio si no espabilamos. Porque para ganarla tienen que acabar con el 90% de la especie humana (al menos). Ya no necesitan ni mano de obra, dados los niveles de paro que se registran. Se quedarán con un porcentaje nimio de siervos y técnicos y al resto, miles de millones, que nos den. Pon en tu blog futuro que sobreviviremos, pero que las más negras distopías serán un capítulo de los pequeños ponis comparado con lo que se viene. Ánimo y confianza.

  6. Microalgo Says:

    Uh. He rescatado su comentario de la cesta de spam, Mano Mat, que no sé por qué el sistema lo había puesto ahí. Lo considerará peligroso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: