Epitafio

Sino alzó las cejas.
—Sin trampas, Dama —dijo.
—¿Quién podría hacer trampas al Sino? —inquirió ella. Él se encogió de hombros.
—Nadie. Pero todo el mundo lo intenta.
(Terry Pratchett: El color de la magia).


Qué tío, Mel Blanc.



Hace poco se me ocurrió, al fin, cuál querría que fuera mi epitafio.

Helo:

“QUÉ PENA, CON LO BIEN QUE ME LO ESTABA PASANDO”.

O algo así.

¿Alguna sugerencia para los de Ustedes? (¿O se creen que se van a quedar por aquí de picnic forever?)

21 comentarios to “Epitafio”

  1. laluli76 Says:

    Yo quiero que me incineren y que me tiren en Trafalgar. Ni epitafio ni misa. Queda dicho.

  2. Microalgo Says:

    Así que eutrofizando la costa… bueno, nos lo podemos permitir desde un punto de vista ecotoxicológico. ¿Algunas últimas palabras, o algo?

  3. Juan Nadie Says:

    “Dio mucho por saco”

  4. Rímini Says:

    Fue un “Puedo y no quiero”.

  5. Microalgo Says:

    Con un par, Rímini. Anda que no.

    Me encanta el suyo, Compañero Poeta Juan Nadie. No sé si a sus deudos les haría gracia pero… a Usted le iba a dar igual. Nos vemos en breve, por cierto, que tenemos una deuda pendiente Usted y yo, con la juerga más absoluta.

  6. eroticón Says:

    “Na + 1 = Na”

  7. Microalgo Says:

    Qué nihilista, Maese Eroticón.

    • eroticón Says:

      snif
      ni lista, ni me invita a la juerga más absoluta, ni me deja ponele en la lista, y yo que creía que se había fijado que me había cortado el pelo, y resulta que no,
      ¡todos los hombres son iguales!. ninguno es perfecto, Me voy al desfile del orgullo gay ya mismo

  8. Salamandra Says:

    Yo quiero que me incineren y que me tiren al water.

  9. ronronia Says:

    Que me incineren y metan las cenizas debajo de la noguera que planté. Si tienen el mal gusto de ponerme una lápida en algún sitio, al menos que escriban uno de estos dos epitafios en ella:

    “¡Que alguien me cuente qué está pasando!”

    o

    “Que sepáis que me aguanto porque no tengo más remedio pero gustarme no me gusta un pelo.”

  10. Guiomar Says:

    Huy, veo al personal un poco muy resignaete. Yo niego la mayor, que no me pienso morir, ni hablar, que no. Ya saben los compis de la timba sobre mi rara y enorme habilidad para la adherencia; sin límite, como el póker.

    Éso sí, me reí mucho cuando leí, en internet, uno que, a Don Melero y a mí, de perlas nos vendría; conocidos son ya nuestros “dolores generales de cuerpo”, vulgo, fibromialgiadelosco, y que decía: “Esta postura me está matando”. Pero ya lo dije, no ocurrirá jamás; por no hablar sobre la imposibilidad real de “estar muerto”, si se piensa una pizca.

  11. Microalgo Says:

    Ejjem…

    Algunos piratas conseguían la inmortalidad por sus grandes crueldades y proezas. Otros conseguían la inmortalidad gracias a la gran riqueza amasada. Pero el capitán había decidido mucho tiempo antes que quería alcanzar la inmortalidad por no haber muerto (Terry Pratchett: El color de la magia).

    ¿Hace una el domingo que viene, a todo esto?

  12. Guiomar Says:

    Me encanta la cita; y si con el filibusterismo, filibusteridad, filibusterización o filibuste se consigue, ya estoy tardando.

    Lo del domingo, hace, si los estudios me dejan. Procuraré.

  13. Microalgo Says:

    Y no lo hizo Usted nada mal… ahora, que el Shano-gafa-calvorota se llevó la palma y nos pulió a todos, el maldito. Se le va dando cada vez mejor el Hold’em, al puñetero…

  14. Guiomar Says:

    Aguanté hasta donde pude, que es mi único objetivo: estar en el juego y divertirme tutiplén y Juan Shano pa mí esermejón, mejorando lo presente; lo tiene todo. Me parto.

  15. Microalgo Says:

    Es un condenado tahúr…

  16. Niña Extrarradio Says:

    Yo no había pensado en unas palabras fijas para la eternidad pero sí en las últimas palabras (si es que tengo la oportunidad de decirlas) cuando llegue el momento. Creo que las dije durante un sueño, cuando estaba a punto de chocar un avión contra el avión en el que iba subida:

    -Aaala, A LA MIERDA!!!

    Saludos Extrarradiales.

  17. Microalgo Says:

    No parecen una mala opción, la verdad.

  18. H. Lecter Says:

    “NI MUERTO…” asín con letras góticas grabadas y rellenas de negro en una tarta gigante con igual número de velas que las de mi último cumpleaños y una señorita de proporciones admirables enmelada como un pestiño saliendo del interior a los compases de alguna banda de vientos tan balcánica como pasada de anfetas. Ya sé que no cuela, pero como esto era un juego y yo voy a estar muerto, allá se las entiendan los deudos con “El ocaso”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: