Tiempos interesantes

Los historiadores tienen la manía de endilgar el término «revolución» a cualquier cambio de cierta importancia a largo plazo (Carlo Mª Cipolla: Tres historias extravagantes).


Aquí lo dice todo.
Todo lo que convenía decir.
A partir de ahí, ya veremos.



Conocida es la maldición china en la que se le desea al prójimo que los dioses le permitan vivir tiempos interesantes.

Ya lo dije una vez, y lo repetiré ahora. Vivimos tiempos interesantes, mal que nos pese. De aquí saldremos disparados hacia acá o hacia allá, pero no me cabe duda de que saldremos disparados. Espero que no literalmente disparados.

¿Pensaban los romanos que su forma de vida no se iba a derrumbar, allá por el siglo segundo, y que un imperio como el suyo iba a durar para siempre? Probablemente.

¿Sospechaban los visigodos que en tan solo quince años sus reinos se verían casi extintos por causa de un enemigo del que ni habían oído hablar? Probablemente, no.

El mítico “pues que coman pasteles” que se le atribuye a María Antonieta, ¿pronosticaba acaso la inmensa bronca que se montaría en Francia pocos meses después? Segurísimo que no.

Los imperios suben y bajan, como en la famosa cantata de Orff, y a veces la decadencia es lenta, y otras la cosa te cae encima como un rayo. Dado el vértigo con que se suceden los acontecimientos en nuestra época, me temo lo peor. ¿Cómo se le llamará en los libros de Historia a estos años? ¿Los años vertiginosos, tal vez?

En fin. No merece la pena ponerse apocalíptico. Sobre todo, mantengamos la curiosidad. El gato murió por su culpa, es cierto, pero al menos se enteró de lo que pasaba…

Por cierto, por si alguien duda si es mejor nuestra situación que el caos… portada de Hermano Lobo, de Agosto de 1975. Clarificador.

10 comentarios to “Tiempos interesantes”

  1. Microalgo Says:

    Por cierto, si tienen tiempo, échenle un ojo al blog de la Dama Ronronia.

    Yo no lo habría podido decir mejor.

  2. laluli Says:

    Al final los mayas van a tener razón: cambiará el mundo que conocemos.
    :-P

  3. Ronronia Adramelek (@Ronronia) Says:

    Un honor, Don Microalgo, ser citada en este blog con palabras elogiosas. Gracias a usted y también a sus comentaristas, que han apreciado el post al que enlazaba. Su entrada de hoy es especialmente interesante porque uno siempre piensa que sería capaz de intuir el desastre y ponerse a salvo antes de que ocurriera, pero la historia lo que nos dice es que eso no es así y permanecemos inmóviles hasta que el rayo cae sobre nuestras cabezas.

    El mundo cambia y se retuerce, no somos una especie pacífica. Hasta los mayores progresos científicos y tecnológicos son hijos de las guerras más que de la colaboración. Setenta años de paz y relativa prosperidad nos han hecho creer que el ser humano había aprendido de sus errores. Espero que así sea pero cuando vimos caer el telón de acero creímos con euforia que era el final de la guerra fría y de la amenaza de salir todos lanzados por los aires por un pepinazo nuclear y, sin embargo, no supimos prever que también era el inicio del declive de los derechos laborales que nuestros bisabuelos y abuelos lograron con sangre y hambre.

    Nos están robando a manos llenas, quitándonos dinero y derechos. El dinero que nos quitan va a manos de quienes siempre lo han tenido y este neoliberalismo galopante que les gusta vendernos como inevitable es la herramienta con la que instrumentan ese trasvase de riqueza. A pesar de eso no hemos salido a la calle aún a cortar cabezas. No sé si eso es bueno o malo pero prefiero pensar que es bueno y ser optimista mientras la vida no me demuestre lo contrario. Soy de los que piensan que a largo plazo la humanidad va a mejor aunque a veces avance a dientes de sierra y, claro, cuando a uno le toca vivir el diente de abajo, resulta una gran faena.

    Y ya me he vuelto a alargar en exceso, siendo que yo en realidad tenía únicamente la intención de agradecerle su gentileza. Pero es que me provoca con sus entradas, Don Microalgo :)))

  4. carrascus Says:

    Po los que mandan dicen que como el paro ha disminuido desde que sacaron sus reformas laborales, que van a sacar más reformas todavía para que la cosa mejore áún más… me temo que lo vivir tiempos interesantes se va a convertir en malvivir tiempos estresantes…

    Le voy a echar un vistazo a eso de Doña Ronronia. Saludos.

  5. serilan Says:

    A pesar de todo yo aún sigo creyendo en el ser humano. Muchos han sido los drásticos cambios y vueltas de tuerca a lo largo de la historia y aquí seguimos, empecinados tal vez inconscientemente en preservarla.
    Pero como me toca vivir el aquí y ahora no dejo de preguntarme: seremos capaces de la revolución que toca con los estomagos vacíos..?

  6. Salamandra Says:

    De momento los franceses han largado a “le petit cabrón”, a ver si esto da lugar a que nos aprieten un poco menos.

  7. Rímini Says:

    Como decía aquel cartel ya mítico: “No nos pidan que nos apretemos el cinturón y nos bajemos los pantalones al mismo tiempo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: