Nadie es profeta en la Tierra

Cerbero: Perro guardián del Hades, cuyo deber consistía en vigilar la entrada: contra qué o contra quién es algo que no está muy claro; todo el mundo, tarde o temprano, debía presentarse allí y nadie quería traspasarla. Se sabe que Cerbero tenía, al menos, tres cabezas, y algunos poetas han llegado a atribuirle hasta un centenar. El profesor Graybill, cuya erudición académica y profundo conocimiento del griego conceden gran peso a su opinión, ha calculado el promedio de todas las estimaciones y ha llegado al resultado de 27 cabezas, cifra que habría sido dada por definitiva si el profesor Graybill hubiera tenido la menor idea de (a), perros; y (b), aritmética (Ambrose Bierce: El diccionario del diablo).


Veo, veo.



Se parte uno la caja pectoral viendo hermosas páginas web donde se afirma que La Nasa confirma la teoría de los mayas (o, para no excedernos, algunas de ellas, no vayan a tacharnos de exagerados), o que la ciencia confirma la teoría maya.

Aunque tampoco hay quien se ponga de acuerdo en qué profetizan tales profecías, parece que tienen que ver con el fin del mundo (concretamente, el solsticio de invierno del 2012).

Me encanta apostar cosas. Ya le he sacado a la Dama de los Lunares la preparación de todos los desayunos del mes de Abril y un fin de semana en casita rural, a base de apostar.

Y me encantaría encontrarme con algún milenarista de estos lo suficientemente cenutrio (deben serlo, si no, de qué) como para apostarse algo conmigo a que el fin del mundo no se adviene el 21 de Diciembre de este año.

(Sobre todo por las pocas posibilidades que tendría él de cobrar si por casualidad acertara).

Sigo quedándome con la visión del dibujante Bizarro sobre el asunto…


12 comentarios to “Nadie es profeta en la Tierra”

  1. Portorosa Says:

    Yo oí el otro día que el cálculo se había hecho mal, y que contando con los bisiestos habidos desde no sé cuándo, el día en cuestión en realidad ya ha pasado. Fue en 2011.
    Así que conmigo no cuente para apostar.

  2. Aliena Says:

    Es que yo siempre he apostado por esa explicación. Los mayas tenían más cosas que hacer y en algún momento se vieron obligados a cortar el rollo del calendario…jejeje

  3. leccionesdevida Says:

    Por que en vez de perder el tiempo apostando y desafiando a personas no te dedicas a buscar tu tus propias respuestas y encontrar tus propias profecias?

  4. Salamandra Says:

    Los mayas no tienen ni idea, hay que hacer caso de Nostradamus o San Malaquías… O esperar a que el sol se convierta en gigante roja.

  5. Rímini Says:

    Yo ya tengo organizada una fiesta para el día siguiente (con mucho Tequilla, contemporizando) para celebrar la prórroga que nos darán los milenaristas (por unos días, semanas hasta la próxima capullez).

  6. Ronronia Adramelek (@Ronronia) Says:

    Yo lo tengo claro. Estaba el maya aquel tan feliz dibujando el calendario y diciéndose: “¡molaaaa! ya voy por el 2012” cuando cargaron los hombres de Francisco de Montejo allá por el año mil quinientos veinti-treinta y algo y para ese maya en concreto, o para ese y sus conciudadanos SI que llegó el fin del mundo ese día.

    ¿No es acaso una explicación más lógica? Los conquistaron y o se los cargaron o los asimilaron y en algún momento tuvieron que dejar de pintar el calendario, coñe, porque de no ser así hoy en día aún habría un maya pintando el año 5023 o yo qué sé.

    Qué ceporra que es la peña, madre.

  7. Microalgo Says:

    No sé si a los Mayas se los merendaron los aztecas, o qué… pero un apuro puede ser una explicación, por supuesto, Dama Ardamelek. Y tendría un puntito de humor, que tanto le falta a la Historia. ¿Ha leído algo de Carlo María Cipolla? Si no, se lo recomiendo encarecidamente.

    No lo veo yo a Usted trincando tequila por garrafas el 22 de Diciembre, Maese Rímini, a no ser que aproveche una comida del departamento que se desmande más de la cuenta. Por cierto, ¿ha probado el mezcal? Curioso, el licorcete.

    No sea tan severo con su prosa, Maese Salamandra. Una vez le propuse a mi amigo Juan Nadie hacer otras cien profecías escritas en crípticas cuartetas, tipo Nostradamus (cincuenta él, cincuenta yo), y ver qué pasaba. Ah, claro, y venderlas, si cuadraba.

    No se pierde el tiempo cuando se ganan cosas, Maese Leccionesdevida. Y ya le digo que algunas cosas he ganado apostando… por otra parte, y para darle parte de razón, no sería deportivo apostar en contra de la existencia del flogisto, de los unicornios, de los dioses, de los fines del mundo o de las hadas con alitas tipo Disney. Uno tiene la apuesta ganada de antemano, y con eso sobre la mesa, ¿qué sentido tiene una apuesta? Poco deportivo, como le digo.

    Por la red, Dama Aliena, hay textos (sobre todo, al parecer, escritos por autóctonos de allá) que son menos rimbombantes y que afirman que lo que el final del calendario anuncia es un cambio de época, no el fin del mundo. En realidad, tanto da.

    Y como la red es tan enormísima, Maese Portorosa, lo mismo encuentra uno cálculos de todo tipo: en el sitio, antes y después… lo que se está poniendo difícil es calibrar la veracidad de cada página, porque yo, lo que se dice experto en traducción de glifos mayas, pues no soy… No es una cuestión baladí, por cierto, porque lo bueno de la red puede ser pervertida por simple peso de información chorresca.

  8. Microalgo Says:

    Querida Pegoty:

    En efecto, amiga, debes fingir tus orgasmos para que a tu tercer amante no se le baje el pavo. Por otra parte, no es cierto del todo que el pastel de riñones tenga efectos afordisíacos. No lo es del todo, y ni siquiera en parte. Es decir, que no. No insistas, amiga Pegoty.

    Además, es mala semana para los Acuario, que sufrirán de pie de atleta indefectiblemente…

  9. Martes | Harmonia macrocosmica Says:

    […] Sin ninguna relación con lo anterior ni con nada en absoluto recuerdo una imágenes en las que el protagonista volaba, era un rebelde, no seguía las normas, pero después de muchas aventuras se convertía en instructor de vuelo. ¿Top gun?, no, La abeja Maya. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: