Laponia

Pero la historia, nuestra historia, es como la morcilla, se hace con sangre y siempre se repite (Luís García Montero: Mañana no será lo que Dios quiera).


Muchos cuernos, es lo que hay.



Así que Laponia.

Vale.

Las prestaciones (y condiciones) finlandesas para desempleados, al parecer, son éstas.

Pagan un 10% más de impuestos que nosotros, pero a cambio la universidad es gratuita y las prestaciones sociales son muy buenas. Pagan contentos.

Contentos, he dicho. Y el motivo es una diferencia curiosa entre ese país y el nuestro (climatología aparte). Según (como siempre) la Wiki, el nivel de corrupción en el país es bajísimo.

José Luis Feito pone de ejemplo a los fineses porque dice que, allí, los parados que rechacen un empleo (aunque sea en Laponia) ven retirado su subsidio. En el primer enlace vemos que no es tan así, pero bueno. De acuerdo. Aceptemos su premisa. Pero si aceptamos esa hay que aceptar sus contrapesos.

En Finlandia, al que defrauda una pizca LO EMPURAN MUCHÍSIMO. Desde 1996 Finlandia ha venido luchando contra los delitos económicos en general y la economía sumergida en particular. En España, que yo sepa, no se han hecho los mismos esfuerzos y la sensación es que la corrupción es generalizada.

Pero qué voy a saber yo de economía, si soy una microalga. Lo único que he podido constatar inequívocamente en las declaraciones de Feito (porque es patente) es una cosa: Chulería.

La patronal está chula, porque siente que puede hacer de su capa un sayo. El gobierno parece haberle dado carta blanca en el pisoteo de derechos laborales en pro de la salvación económica del país. La más grave pérdida de derechos es la posibilidad de la modificación unilateral de contratos por parte del empresario: ¿en qué cabeza cabe eso?

¿Funcionará, así, la cosa?

¿Leen los políticos ensayos sobre historia?

¿Saben ellos qué es lo que pasó en París en 1789? Al parecer (puede ser una leyenda urbana), pocos años antes de esa fecha, María Antonieta asomada a su carroza vio a la gente triste y alicaída por las calles de la ciudad de la luz. Preguntó qué les pasaba y alguien le respondió que no tenían pan. “Pues que coman pasteles”, sentenció la reina.

Cuidado con la chulería, amigo Feito. Ningún trabajador está a salvo con esta reforma laboral, es cierto, pero cuando los trabajadores se harten de que los pisen, no lo estarán Ustedes tampoco. Y no hay fuerza de seguridad que pare a un volumen suficiente de personas, créame.

No es tan fácil tenerlo todo controlado. A la historia me remito.

Allá Usted, pero no escupa al cielo, que la gravedad es muy suya.

6 comentarios to “Laponia”

  1. Salamandra Says:

    Habría que ver que opinaría este señor si se quedase en paro y le ofreciesen un trabajo a 700 km de su casa, obligándole a gastos de alquiler y transporte…

    Eso sí que sigan recortando sueldos, después se darán cuenta que la economía no crece, (yo desde luego gasto menos desde que tengo menos) y también tendremos la culpa los funcionarios ahorradores.

    Lo de Mª Antonieta lo he leído con brioches en vez de pasteles. En cualquier caso una provocación como la del Sr. empresario.

    Por cierto, si en unos meses no baja el paro, ¿de quién es culpa? ¿De Zapatero, de Grecia, de Lehman Brother, de los funcionarios? porque no creo que el gobierno o los empresarios vayan a asumir la responsabilidad.

  2. Microalgo Says:

    No sé si ya lo he dicho, pero recominedo el visionado de esta película (la mejor que he visto el año pasado), y que no ha rulado por los circuitos comerciales porque en ella ni aparece Steven Segal ni los yankees buenos salvan al mundo. O bueno, tal vez haya otros motivos para su corta distribución.

    Sale uno del cine pensando “no me des ideas, no me des ideas”…

  3. Rímini Says:

    Conuelo de tontos: Veraneo en Finlandia.

  4. laluli Says:

    ¡Qué bien habla usted, aunque sea unicelular! la indignación crece y el enemigo está cada vez más cabreado. Nuestros dirigentes son unos impresentables que se ponen en ridiculo dentro y fuera de nuestro pais y después nos piden responsabilidad para nos dar mala imagen.
    ¡Estoy que me subo por las paredes!

  5. Microalgo Says:

    Qué cosa más ominosa, Rímini…

    Ya la veo vestida de Spiderman, Luli.

  6. laluli Says:

    ¿yo? ¡lo llevo fatal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: