Wricky Wrubio

El bote es egoísta, el pase es solidario (José M. “Pepu” Hernández, ex-seleccionador nacional de baloncesto, campeón del mundo en 2007).


Ese Ricky güeno.



No vale escaquearse. Cuando uno se equivoca, es necesario reconocerlo y agachar las orejas.

Así, les confieso que yo no daba un duro porque Rubio cuajara en la NBA. A ver, a mí no se me ocurriría llamarle “enclenque” a la cara, pero al lado de los cachas que circulan por esa competición, la verdad es que, a primera vista, uno piensa que se lo van a comer con patatitas alrededor. Cuestiones de contexto.

Y fíjense: no.

Y me alegro un montonazo de haberme equivocado. Cada vez que me asomo a la prensa deportiva me llevo un alegrón. Miren, si no, la crónica del último partido en El País de hoy mismo. Me llama la atención, además, la curiosa estadística de las “asistencias en el último cuarto”, donde le lleva una buena ventaja al segundo clasificado. Eso quiere decir que no se acoquina cuando hay que jugársela, virtud indiscutiblemente valiosa en un jugador de baloncesto.

Lástima que las imágenes de sus andanzas nos lleguen con cuentagotas. Qué buenos aquellos tiempos en los que Ramón Trecet nos ofrecía partidos en directo (a eso de las dos de la mañana, qué de viernes en la pensión donde estudié quedándome hasta tarde sólo por ver a Isiah Thomas hacer diabluras con la bola).

Así que nada. Dicho queda, para mi vergüenza y oprobio, que yo habría apostado en contra de los buenos números que está haciendo Ricky Rubio en el equipo de Minnesota.

Y dicho queda, también, que me alegro enormemente de haberme equivocado.

Bien por él. Deles Usted duro, Maese Rubio.

8 comentarios to “Wricky Wrubio”

  1. laluli Says:

    Hombre es que los úlimos tiempos aquí tampoco daban para pensar en lo mejor ¿no?. Ya no sigo el baloncesto como antes. En cuanto a lo de enclenque, ya se le pasará. No sé lo que le meten a los europeos en USA pero doblan su volumen al poco de llegar.

  2. Ronronia Says:

    Ay madre que me quedé yo en esto del baloncesto en cuando jugaban Romay y Sabonis. En cuanto me compre una tele tengo hecho firme propósito de ponerme al día con eso como con tantas otras cosas que me gustaban y he ido dejando en el camino porque el tiempo no se me estira tanto como me gustaría a mí.

  3. Microalgo Says:

    Pues sí, Luli. El último año en el Barça debió ser un poco triste para él. Pero hay que ver cómo está el muzacho ahora, que mete unos pases locos que son el asombro de la concurrencia.

    Tendría que verlo, Dama Ron. Al parecer, en el estadio de los Minnesota, el año pasado, había más asientos vacíos que ocupados, y esta temporada llevan cinco llenos consecutivos, solo porque el mozo va haciendo diabluras por la zona contraria y ganando partidos en los últimos cuartos.

    Y se nota que se divierte tela. Un gustazo, ya le digo.

    Y los Hermanos Barbudos es que ya no sorprenden, porque no hacen un partido malo, ganen o pierdan sus equipos. Son dos monstruos.

    Es decir, que está divertida la cosa por allí.

  4. Salamandra Says:

    Creo que en la NBA no hay controles antidoping. Con eso y unas pocas hamburguesas el tema está solucionado.

  5. Microalgo Says:

    (Por cierto: de vez en cuando meto un enlace escondido por aquí o por allá. En este post, recomiendo que hagan click sobre el punto final del texto).

  6. piero Says:

    Pues ya somos dos los profetas fallidos, Maese Microalgo. Después de su penosa última temporada en la ACB, yo habría apostado medio stack a que se la pegaba (o, como mínimo, a que su inicio en la NBA habría sido algo así como un long and winding road).

    Pero quiá. Está haciendo unos números de ensueño (11.4 p / 8.9 a / 4.7 r) y lo que es más importante, se ha metido al público en el bolsillo. Hay que señalar que en Minnessota se le esperaba como al mesías, con lo que sus opciones de defraudar eran incluso mayores. Si consigue regularidad en sus porcentajes de tiro (llegó a encadenar un sonrojante 5/29 en el acumulado de cuatro partidos) y no pierde la magia y el atrevimiento estaremos ante un Top 5 de bases en poco tiempo.

  7. Microalgo Says:

    Por cierto, Maese Piero: la Reina del Pay Pay ha solicitado nuestra ayuda para un asunto que se trae entre manos, y supongo que ya puede Usted adivinar cuál es.

  8. Stockton Says:

    Yo tuve la suerte de verlo jugar en directo en el palacio de deportes de Madrid, en la última copa del rey que jugó con el Joventut, y él solito fué capaz de aguantar al Estudiantes y, con 18 añitos, rebotear, pasar y anotar como si fuera el veterano del equipo. Ese día perdió, pero me dejó entre sus incondicionales para siempre. Recuerden, además, la defensa que le hizo a Kidd (35 tacos y más de 12 años en la NBA) en la final de los JJ.OO. de Pekín. Si Adelman lo pone en su equipo será por algo. Y sí, en cierto modo se parece a Pete “Pistol” Maravich: delgado, rápido, desgarbado y sobre todo descarado; sólo le falta dejarse bigote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: