De nuevo la pregunta clásica

―Cualquier niño sabe por la televisión que en el mundo civilizado se comenten unos crímenes extranjeros muy elegantes. Y nosotros, ¿qué? Es verdad que tenemos un ladrón local, pero ¿cómo compararlo con un delincuente gentelman? A lo sumo robará una gallina, va andrajoso, no tiene ni idea de inglés. Es una vergüenza mostrarlo, y ahora que se acerca la temporada alta y pueden venir turistas extranjeros, no podemos permitir que les robe un ladrón de tan poca categoría (Sławomir Mrożek: Juego de azar).


Clinc, clinc.



Ya saben. Soy un organismo unicelular y fotosintético, así que poco puedo yo saber de macroeconomía y de política económica y mercantil.

Pero oigan, preguntarme a mí mismo para demostrar mi ignorancia en público, siempre puedo hacerlo.

Ya dije hace tiempo que mucho ojo con quienes se benefician de los ríos revueltos, porque tienen casi todas las papeletas para ser los que agitan el agua. La clásica pregunta “cui prodest?” (es decir, ¿quién se beneficia?) es la primera que se hace un policía cuando investiga un crimen. Y un crimen es que nuestras pensiones peligren y que los impuestos que soltamos (para sanidad o educación, entre otras cosas) acaben yendo a las otras cosas y no a sanidad o educación.

Así que, vista la situación económica actual, ¿quién se beneficia de todo esto?

“¿Los mercados?” ¿Y quiénes son los mercados, entonces? ¿Tienen nombres y apellidos, consejos de administración, presidentes, logotipos? Los fabricantes de mesas de ping-pong, ¿son también “los mercados”? ¿Quién está comprando la deuda de los países europeos que más problemas económicos tienen (los que los demás llaman despreciativamente pigs, es decir, Portugal, Italia, Grecia y España)? Es decir, ¿quién nos está dando dinero ahora para que en un año o año y medio le tengamos que devolver lo mismo más un cinco o un seis por ciento de intereses? ¿De dónde sale ese dinero? ¿Puede saberse?¿Hay un sitio donde está escrito que los bonos españoles que se han vendido hoy los ha comprado Fulanito, fabricante de piezas de Lego, o Menganito, exportador de manzanas Golden, o Zutanita Wong, representante del gobierno de la República Popular China?

Porque, supongo, si la situación es complicada y no está siendo provocada por un desastre natural (y aún si fuera así, habría quien le echaría la culpa a alguna deidad en concreto, probablemente antropomorfa), ¿tan difícil es saber quién la está provocando, quién se está beneficiando y pergeñar un plan para defenderse?

Y otra.

¿Es plausible que el euro le haya hecho sombra al dólar y sean los mercados transatlánticos los que estén monopolizando la compra de bonos, forzando su subida, con objeto de desestabilizar a la moneda europea y ser, así, de nuevo ellos la moneda de cambio de preferencia a nivel mundial?

¿Es descabellado lo que pregunto, a todo esto?

En fin, lo llevo en la sangre. Mi trabajo consiste en preguntarme cosas (sí, normalmente es muy divertido), pero también les confieso que mi cerebro tiende a simplificar las cosas para poder comprenderlas (soy unicelular y no doy para mucho más). De momento, si alguien me contestara a las preguntas que he formulado, me daba con un canto en los dientes.

O bueno, en los lisosomas.

14 comentarios to “De nuevo la pregunta clásica”

  1. glomus Says:

    La clave está en la ambición y la avaricia. Cuando la economía se basaba en cambiar cebollas por queso, o como mucho en arar el terreno del señor a cambio de defensa contra los bárbaros, la cosa marchaba. Entre esa situación y la de comprar un piso a 100.000 para venderlo mañana a 150.000 a otro que espera sacar 200.000…algo se rompió.
    Viva el trueque. ¿Absenta por cosquillas?

  2. Salamandra Says:

    ¿Quien es la prima de riesgo? ¿La hija de la tía de riesgo?

    Si no se venden bonos todos los días de dónde sale el dato de la prima.

    ¿Por qué un estado puede “entramparse” hasta un 120% de su PIB (que es su sueldo) y a un particular no se le permite hacer eso?

    Y lo de los PIGS vamos a ver cómo acaba, porque parece que van a empezar con Francia en breve.

  3. Microalgo Says:

    Y se llamarán pigfs, o algo así…

    Lo malo de esa época, Maese Glomus, es que el señor del castillo venía de vez en cuando a cepillarse a la hija del labriego. Creo que la cosa evolucionó cuando se refinaron los gustos y el señor feudal empezó a trajinarse al labriego en sí en lugar de a su hija… de ahí a la Revolución Francesa, un pasito na má.

    Los motores de la historia, ya se sabe.

  4. Ronronia Says:

    Me encantan los titulares de hoy: “Sólo Alemania y Francia amortiguan el PIB de una eurozona al borde de la recesión (ABC)”, “Alemania y Francia salvan por ahora a la eurozona de la recesión (Cinco Días)”. Así todos.

    Alemania sube el 0,5%, Francia sube el 0,4% pero..

    Rumanía el 1,9% y Letonia y Lituania el 1,3% así que en todo caso, ¿no deberían decir los titulares “Rumanía salva a la eurozona de la recesión”? Si subir el PIB es salvar de la recesión, a éstos les sube cuatro veces más que a los otros. Digo yo, vamos, que aunque soy pluricelular (creo :))) entiendo tan poco de esto como cualquier ameba (pero cuentas sé hacer, sumar, multiplicar, aplicar porcentajes, eso sé, más que nada porque acabé 4º de EGB)

    Me quedo con esa frase gloriosa: “Quienes se benefician de los ríos revueltos tienen todos las papeletas para haber sido quienes originalmente agitaron el agua”. Y la tuiteo, con su permiso, Don Microalgo, poniendo un enlace a este su post que me parece genial.

  5. Microalgo Says:

    Todo el permiso, Dama Ron. Y gracias.

  6. NáN Says:

    Y ojalá que llegue tuiteada a esos 7 millones de personitas votantes que más que pensar se están tocando los huevos neuronales.

    Contra el Riesgo, ahora mismo les silbo el Himno de Riego. Chulo, ¿eh?

  7. pazzos Says:

    Soy “fans” de Mrożek desde que lo publicaban en inglés en The European, ese intento fallido de prensa europea. Aquel fue un tímido intento, dentro del espíritu de la época, de abolir las fronteras en los medios de comunicación. Fracasó. Y el proyecto europeo está hoy también al borde del fracaso derrotado por un nacionalismo trasnochado al grito de “sálvesequienpueda”. Al final contemplaremos la ruinas de todo esto desde el Acantilado con la mirada escéptica y la sonrisa amarga del polaco Slowomir.

    Interesante tu espacio, me quedo un ratillo a curiosear.
    Un saludo.

  8. Microalgo Says:

    Está Usted en su casa, Maese Pazzos.

    (Lo del himno de Riego me ha gustado, Nán).

  9. Rímini Says:

    … y en la punta del Iceberg, dos o tres corporaciones privadas (Moody´s, Standards and Poor´s, Fitch) que, con los mandos de la video-consola en las manos, nos ven correr acojonados delante del monstruo de la quiebra en su interfaz.

  10. Microalgo Says:

    Pero ¿y lo bien que se lo pasan? Tendrán que disfrutar también, las creaturitas…

  11. H. Lecter Says:

    Sí que tienen nombre, sí. Pero son como muñecas rusas, unos dentro de otros, un cacho aquí y otro allá, fondos de inversión de los que se inflaron a comerciar con dinero que no existe y que, cuando se dieron cuenta de que ése ya no daba más dinero y el de verdad no iba a aparecer de la nada, se cagaron en las bragas y pidieron eso que se llamó rescate. Que es la morterá que aflojan los deudos de los secuestrados para que no se los madruguen los malotes.

  12. laluli Says:

    Me gusta leerle, aunque a veces me deprima.

  13. Microalgo Says:

    Trataremos de arreglarlo, Dama Lu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: