Carne asada (ingerir, digerir, excretar, IX)

“El secreto”, le confesé, “no es otro que comer verduras, y frutas”. La verdad es que como carne a todas horas, pero las respuestas vegetarianas gozan de un prestigio increíble (Juan José Millás, El País, 3 de Marzo de 2006).


El pobre. Tiene cara de saber
Su triste y nutritivo destino…



Al modo de ese blog que tiene cierto efecto pavloviano en mí, les cuelgo una simple recetita (sin ánimo de competencia, es que me han despertado el instinto depredador).

Seré sincero. Podría contarles que troceé verduritas después de escogerlas minuciosamente, que recolecté setas variadas y que me pasé la tarde partiendo piñoncitos después de sacudir un pino, pero no. Excepto un ingrediente (el vino), todos los demás están adquiridos en un supermercado perteneciente a esa famosa cadena que tanto aman los celíacos. Sí, esa misma.

Así que:

Introducción:

De vez en cuando hay que comer algo de proteína, y si Dios nuestro Señor, que tó lo sabe y lo calcula, nos hubiera querido hacer vegetarianos, no nos habría dado colmillos y sí cuatro estómagos. La única ventaja habría sido que no estaría tan mal visto estar gordo (suspirito).

Materiales:

Dos trozos de cinta de lomo de cerdo (un kilo y medio cada uno, aproximadamente).
Un par de sobres de parrillada de verduras congeladas.
Un sobre de salteado se setas congeladas.
Un frasquito de piñones (no es obligatorio, pero este ingrediente tiene por objeto incrementar las calorías del plato y así desesperar a mi novia que nos quiere poner a dieta).
Un par de sobres de surtido variado de frutitos deshidratados (pasas, ciruelas, orejones de albariocoque).
Aceite, sal, pimentón güeno de la Vera.
400 mililitros (un vasote grande) de oloroso dulce. Yo utilizo uno de una bodega chiclanera, que lo tengo guardado en este barrilito:

El barril es de moscatel blanco, pero el vino que guardo dentro se llama “Marian Cream”, aunque cualquier oloroso valdría. Un Canasta, o un Dry Sack, por ejemplo.

También hacen falta, por supuesto, utensilios de cocina estándar: sitio donde churruscar cosas (vitrocerámica, en mi caso), sartén de buen tamaño, una olla tampoco muy chica, un horno decente, paletitas y esas cosas. Lo digo por ser exhaustivo.

Métodos:

Póngase un fondito mínimo de aceite en una olla y sin más dilación échense las verduras congeladas, las setas, los piñones y las frutitas deshidratadas, con un poco de sal. Tal que así:

Cuando uno piense “¡Coño, que se me quema!”, añádase todo el vino, así, a lo bestia.

Que empiece a hacer chup-chupancias a fuego lento, un ratito. Mientras, cubrimos cada trozo de lomo con sal y pimentón…

…y le damos un golpe de sartén. No al estilo Rafa Nadal, por supuesto. Quiero decir que ponemos un poco de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, doramos la superficie del trozo de carne. Es importante dorar toda la superficie. Esto es, que necesitamos ir girando la pieza, exponiendo al aceite caliente incluso los extremos y los cantos de la misma, no sólo los laterales.

Así conseguimos que la carne quede sellada y que luego se deshidrate menos en el horno. Una vez dorados los trozos, los colocamos en una bandeja…

… y ponemos las verduritas rehogadas todas en derredor de las piezas de carne.

Al horno de cabeza.

Dos horas a 170ºC (calor arriba y abajo), a una altura media, y luego media horita más, para terminar de hacerse, a 150ºC.

Resultados:

Tachán.

Discusión:

Vale, es cierto, no era necesario hacer dos piezas, pero es que una se la quería regalar a unos amigos, y ya que me llevaba el mismo tiempo… Además, ya puestos, merece la pena hacer la bandeja enterita, porque cuando se enfría esta carne se corta muy bien en filetitos, y una vez distribuidas las verduritas y demás porquerías adláteres, la cosa congela la mar de bien y con un ratito de cocina te haces con cuatro o cinco días de comida para dos, que te quitas de comerte el coco.

Conclusión: Crisis? What crisis?

Con la que nos está cayendo de penitas, miserias, desbandadas bancarias y atropellos gubernamentales (y la que te rondaré, morena), no podemos sustraernos a las mínimas alegrías cotidianas, tales como zamparnos un buen filetillo de carne asada. Acompáñese con una copa de vino tinto. O dos. Pero luego no conduzcan, ¿hein?

Besos y abrazos (tras paso obligatorio de servilleta).

16 comentarios to “Carne asada (ingerir, digerir, excretar, IX)”

  1. Niña Extrarradio Says:

    Joder, se me hace la agua boca…y pensar que me he traido una barra de pan y una lata de atun para comer en el trabajo….qué vida más triste!

  2. Portorosa Says:

    Oh, bárbaro (en el buen sentido).

  3. Rímini Says:

    ¡¡Qué rico está el Universo!! (me salto su copyright de esta ilustre frase)

  4. Microalgo Says:

    Desquítese en la cena, Dama Extrarradio. Y recuerde lo que decía el señor del bigote pintado:

    El mejor banquete del mundo no merece la pena de ser comido a menos que se tenga a alguien con quien compartirlo (Groucho Marx: Groucho y Yo).

    Pase por Cádiz y le planto una ración de (mis) croquetas por delante, Maese Portorosa. Invitado está y, la plaza, marítima, es.

    Pónganme eso de epitafio, Maese Rímini. En pasado, claro. Sobre todo si fallezco de empacho.

  5. Inés Says:

    ¡Rico, rico! :D Por cierto, Micro, ¿sabes que aceptamos posts invitados, verdad? Pues si no lo sabías, ahora ya lo sabes.

  6. Yamane Says:

    Muchacho, ahora me toca salivar a mí.

    ¡¡Eso, eso, mándanos una receta y te la publicamos!!

  7. Canoso Says:

    Exquisito, doy fe.

    Tres filetes con su guarnición, dos (o tres no recuerdo) copas de vino, un café solo y una copita de crema de orujo.

    Acabo de despertar de una involuntaria siesta y firmaría ante notario terminar así todas las semanas…

  8. Sérilan Says:

    Caramba Don Micro, no deja usted de sorprender al personal, a conseguido volverme abrir el apetito y eso que acabo de merendar unos minutos antes de leer la receta que nos ofrece.
    Le prometo que este finde me pongo manos a la obra con ella, faltaría más….

  9. princesasinsapo Says:

    Jo, yo no soy eminentemente carnívora (digamos que pergaría unos mordiscos a la carne, pero me llenaría el plato con el acompañamiento, qué se le va a hacer, habemos de todo en esta viña del Señor), pero me recuerda Ud. a una amiga (esta sí, uruguaya en todos sus genes, a pesar de su ascendencia gallega) que se relame cada fin de semana con EL solomillo que se prepara para regalarse a sí misma y recordar que la vida son esos pequeños placeres…
    ¡Ah! Y si no puede ponerse a dieta (y le preocupa el tema, o a alguien de sue entorno inmediato) al menos queme las calorías para que no se acumulen en su anatomía en forma de depósitos lipídicos. Hay formas muy divertidas de hacerlo, y algunas tan placenteras como…comer…;)

  10. glomuslomus Says:

    Ni caso a PSS. Imprimo furtivamente la receta y me saldrá accidentalmente cualquier día mientras ella piensa que le pongo un poquito de yogur al muesli…
    Bezos!

  11. glomus Says:

    Lo de Glomus-lomus salió solo… a ver si este blog es interactivo

  12. Microalgo Says:

    Lomus. Interesante.

    Yo me declaro carnívoro y así me va el ácido úrico, Princesa sin Sapo. En fin.

    Dele, Dama Sérilan, que la receta es sencilla. Ya verá qué cosa más agradecida.

    Me alegro de que lo disfrutara, Maese Canoso. Me veo disfrazado de diablo con un saco de puntos a la espalda… Pero bueno, un día es un día y mañana ya veremos.

    Damas del Cook Actually: Ya les pasaré una muy simple (de carne, también, qué le vamos a hacer). En cuanto la cocine, fotografío el proceso y se lo envío. Gracias por la invitación.

    Ah, por cierto: su último post sobre galletas de avena con trocitos de chocolate…

    http://cookactually.blogspot.com/2011/10/galletas-de-avena-con-trozos-de.html

    … (que supongo que llevan el sello inconfundible de la Dama Inés) me ha hecho darle un mordisco a una esquina de la pantalla. Ahora mismo tengo un ligero problema de hardware que intentaré solventar lo antes posible. Ya les cuento.

  13. Niña Extrarradio Says:

    No sé por qué pero no apareció tu comentario. Lo he añadido y comentado.
    Gracias.
    Saludos Extrarradiales!

  14. Salamandra Says:

    Patatas fritas, toneladas de patatas fritas para deleite de paladares y desesperación de las dietas.

  15. princesasinsapo Says:

    Uy, eso sí, qué rico… Y la tortilla que hace mi J., la mejorrrrrrrrrrrrr del mundo mundiallllll…(entro en éxtasis, disculpennnnnn).

  16. Ronronia Says:

    ¡Se me hace la boca agua! ¡Qué bueno! Fíjate sí estaré poco dotada para cocinar que cuando reformamos la cocina quitamos el horno porque en 10 años no lo había usado ni una sola vez. Aaaaayyyyyy.¡ Y yo siempre con mis verdurillas al vapor! Pero cuando como fuera soy un depredador sanguinario :-D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: