Sí, papá, ya sé

—El niño humano —intervino entonces el invitado— se nos envía como castigo. Yo tengo uno y aun cuando es mi propio hijo me faltan palabras para describir la atmósfera de paz y alivio que hay en la casa cuando él se halla ausente (Richmal Crompton: Travesuras de Guillermo).


¡¡Aurrghh!!



Mi amigo Fran (El Mejor de Entre Nosotros, como lo suele llamar Fenrir) tiene mellizos. Niño y niña. Como de cinco años.

Mi amigo está en la cocina. De pronto, se le enciende la bombilla. Coge tres cuchillos de postre y se los pone entre las uniones de los dedos índice, corazón, anular y meñique, cerrando el puño. Sonríe, sale al pasillo y espera junto a una puerta, espalda contra la pared, ensayando su mueca más feroz.

Sale de la habitación su niña, con un vaso de leche en una mano y una galleta (enorme) en la otra. Pasa por su lado sin detenerse, sin mirarlo siquiera, con los pasitos cortos del que no levanta cuatro palmos del suelo, y le dice con un punto de hastío mientras se aleja:

—Sí, papá, ya sé que eres Lobezno.

Y continúa pasillo arriba.

9 comentarios to “Sí, papá, ya sé”

  1. Portorosa Says:

    Hay que joderse…

    (Y Guillermo, qué genial)

  2. Microalgo Says:

    A Guillermo hay que releerlo de vez en cuando, que no deja uno de reírse.

    Y lo de la enana, tremendo. Amigo a la plancha, podría decirse…

  3. H. Lecter Says:

    Son tremendas. Barra-os, por supuesto, pero las mías, las que me conocen como si me hubieran parío ellas a mí, son tremendísimas. La menor (seis “añitos”), momentos previos a salida de campamento, emoción incontenible, nervios disparatados, está haciendo grandes barbaridades con sus compinches de viaje. Son las doce de la noche y la solución para no caer rendida es desplegar toda la energía remanente antes del colapso. Papi, temiendo catástrofe con daños a personas y propiedades que impidan la salida a tiempo y en orden, la detiene y suplica tranquilidad, calma y evitar la imitación de comportamientos salvajes y juliganescos. Respuesta con voz contrita y mirada humildesfiante a lo yeimsdin: “Paaapiii, es que mi vida es asín…”
    Naturalmente, papi no tiene más remedio que suspirar y decirle que se vaya y siga haciendo su vida. Y esto con seis años. ¡Ay, la que me espera!

  4. carmen moreno Says:

    Y por qué esa niña no tiene un monumento en algún sitio?

  5. Microalgo Says:

    Aún no, pero lo acabará teniendo.

    Dele tiempo.

  6. Aliena Says:

    Jajajaja qué crack la niña pero tu amigo tampoco se queda corto, es un padre molón que se disfraza de Lobezno!!!!

  7. Microalgo Says:

    Además de que tiene patillas similares, y todo…

    ¿Ya está Usted de vuelta, Dama Aliena?

  8. Aliena Says:

    Un clon de Lobezno? no me haga usted la boca agua querido Micro :P

    Sí, de vuelta y con muchas ganjas de bloguear! qué tal su veranito?

  9. Microalgo Says:

    Corto y centrado en el bricolaje (maldito Ikea), pero bien. Ya reincorporado, aunque un tanto difuso, aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: