Pura Música

Pero la poesía sólo se siente feliz cuando encuentra a alguien que sabe escuchar (Luís García Montero: Mañana no será lo que Dios quiera).


Malpaís.



Después de un par de post un tanto desesperanzados, hay que sacudirse un poco la pena y disfrutar de las cosas hermosas de la vida, ¿no les parece?

Hace ya algún tiempo les conté que pasé por Costa Rica, primero de congreso, luego durante una semana escasa, de paseo.

Por las calles de San José, la capital, uno escucha música. Y se asombra (y se espanta). Perales. Camilo Sesto (nunca he sabido por qué no era “Sexto”). Reggetón del malo. Y uno se pregunta si esa es la música que genera el país.

Afortunadamente, no.

Uno araña un poco y se encuentra con grupos buenos. Y con alguno buenísimo, que es el caso que nos ocupa. Estoy hablando de Malpaís, cuyo CD grabado en directo estoy churruscando en el audio de mi coche, de manera incansable.

La verdad es que escuché por primera vez a este grupo antes de viajar hacia Costa Rica, en un video promocional del país que elaboró un grupo de una escuela de educación de Harvard. Conviene verlo no sólo para escuchar esa canción emblemática del grupo (la canción que ilustra el vídeo se llama como ellos) (si quieren, también pueden escuchar la versión en directo, mucho más… esto… caldeada) (vaya percusión que gastan), sino también por enterarse de algunos datos asombrosos, por si alguna vez van a un concurso de la televisión y les preguntan. ¿Cuál es la segunda ciudad del mundo que instaló luz eléctrica en sus calles? ¿Cuál fue el primer país en disolver su ejército? ¿Qué país del mundo ha incrementado su masa forestal durante el último siglo? ¿Y el segundo en establecer educación pública obligatoria? Vean, vean…

Una vez allí, rebusqué y me hice con un disco del grupo.

Mal hecho. Tenía que habérmelos traído todos.

En el que me traje hay maravillas como este bolero, en el que el cantante (creo que se llama Fidel Gamboa), comenta muy serio que él, boleros, no canta. Jamás (porque ya no está de moda el corazón, entre otras razones).

Está este bolero, pero no otras estupendas canciones. Bueno, me los acabaré comprando todos, que la Aldea Global te permite que desde tan lejos le llegue a uno un paquetito con discos. Ya les contaré.

Y sí, comprar, he dicho. Es ante músicos de tal calibre que uno siente la necesidad de no piratear. Pero no porque ministros (o ministras) te digan “no copies, que eso es pecado”. Lo mismo que jamás me bajaría un disco pirata de Javier Ruibal, tampoco lo haría de este grupo: no son “un producto de”, no pueden serlo. A los verdaderos músicos se los detecta a la legua. Océano de por medio, si es necesario, no importa. Y a estos, a los de verdad, hay que apoyarlos. Dependen de que lo hagamos.

Pero eso sí, si lo que hay en la red les sirve de promoción, me parece bien difundirlo. Si Ustedes no los habían escuchado antes, válganme los Santos Enlaces, Amén. Ya merece la pena.

Los dejo con una inteligentísima y marchosa gamberrada del grupo (ya ven lo diversa que puede ser su música). Y si quieren, los que me conocen de cerca, se pueden poner de acuerdo conmigo y hacemos un pedido conjunto (que el envío nos saldrá más barato).

Besos. A bailar. El que sepa.

7 comentarios to “Pura Música”

  1. carmen moreno Says:

    Sí, quiero. Vamos, que nos ponemos de acuerdo para pedir. ¿De Bunbury también?

  2. Salamandra Says:

    Cuando llegue a casa veo los videos.

    Yo relaciono ventanas y Perales con el Talgo. Durante años fue la música que tenían en el canal 1 de los auriculares.

  3. Microalgo Says:

    Qué cosa, Salamandra.

    Y no, Moreno. Lamento decirle que a mí Bunbury no me sulivella demasiado. En fin, no queme Usted mi Takamine (por cierto, a ver si me paso a por ella) en venganza…

  4. Ronronia Says:

    Ese post suyo sobre Costa Rica, precisamente ése, me puso a mí las pilas y las ganas y sepa usted que es el culpable de que esté preparando unas hermosas vacaciones de invierno precisamente allí. Voy a ver los vídeos ahora, que he estado con el adsl caput y teniendo que mal apañarme con la conexión semigratuita del ayuntamiento, así que hasta ahora no he podido.

  5. Microalgo Says:

    Pues le va a encantar el sitio, Dama Ron. Ya verá.

  6. Rímini Says:

    Yo quiero ser Costero y Rico, olvidar por unos días mi Malpaís y perderme en sus bosques.
    Pero.

  7. Microalgo Says:

    Bueno. Playita de Cortadura, qué le vamos a hacer. Aproveche que se ha calmado el Levante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: