Casos flagrantes

― Esa mujer ―dijo Serafino, que nunca se andaba con rodeos― me ha partido el corazón. No es una mujer, es una gaita olvidada en la tierra por un súcubo prendado de una estrella. Me ha puesto en ridículo. ¡Me vengaré! (Boris Vian: A tiro limpio).


Y entonces la moza, subyugada
por mi augusta presencia…



Hace tiempo me contó esto alguien que sabe contar cosas. Debería tener yo alguna manera de obligarlo a escribir, Maese Rímini…

Coloco el post a colación de uno que he leído en un blog al que llegué a través de un comentario en otro blog conocido. Ella, residente en un hospital, tiene que sufrir una guardia de esas larguísimas, en urgencias, y entra un tipo que dice tener dolor de estómago. Le mandan sus pruebas, le ponen un calmante y le dicen que aguarde en la sala de espera. Y acto seguido, el tipo SE INTENTA LIGAR a la residente. De mala manera, además.

Está claro que, en aspectos de ligoteo, la sección masculina de la especie humana se lleva la palma en cuanto al patetismo.

Pero el Premio Gordo se lo llevó un tipo al que conoce el Hombre que Sabe Contar Cosas, un conocido de segundo grado de éste (amigo de un amigo, o algo así), al que tuvo que sufrir durante un día entero de feria, mientras el otro (con mucho menos talento) relataba incesantemente su éxito como seductor el día anterior.

― No veas, tío, qué pibita, ayer, estuve todo el día de feria con ella y ella por mis huesos, tío, como lo oyes, una rubia con unas peras, joder, tío, en la palma de la mano, y yo allí, dominando, tío, porque a esa pibita hoy le como la boca, tío, la tenía atontá, porque si yo me pongo a mí no se me escapa una piba, tío, y esa era una rubiaza, tío, que no veas, una jaca, y no sabes tú lo que yo le molo, que ayer no se separó de mí, y yo dejándome querer, tío, y verás hoy cuando la vea, veréis todos lo buena que está, tío…

Y así todo el santo día.

Avanzada la noche, está el tipo con su cubata (o lo que fuere) y un codo en la barra, aún relatando cómo se ligó a la chica, mi amigo a punto de inmolarse con un cubo que queroseno y una cerilla, por no aguantarlo, cuando de repente el inmenso seductor le dice a todos que la pibita-rubia-de-las-peras-joder-tío acaba de entrar en la caseta, que estén atentos. Guiña el ojo.

En efecto, es una chica muy mona, que en cuanto repara en la presencia del Brad Pitt de feria alza las cejas, pone su más espontánea e inconfundible cara de horror, se da la vuelta y SALE CORRIENDO. Literalmente.

Silencio entre los presentes.

Silencio, porque en el fondo la gente se apiada de los patéticos. Aunque yo conmino a todos los lectores de este blog a que, en esos casos, hagan TODA la sangre que puedan, por ver si, al fin, se logra exterminar a esa raza, como si del virus de la viruela se tratara.

No por nada, es que luego nos pueden meter en el mismo saco. Y no es que uno sea un experto en las artes de la seducción, pero al menos uno ha aprendido desde muy temprana edad a detectar (sin onirismos vanos) cuándo sí, cuándo no y cuándo puede que. Y, desde luego, me precio de saber que “cuando no”, lo que más se agradece es dejar de dar el coñazo.

Inmediatamente.

Besos, abrazos. Todo dentro de un orden.

10 comentarios to “Casos flagrantes”

  1. Salamandra Says:

    Por eso es de caballeros (y de gente inteligente) no contar nada sobre las presuntas conquistas. Y ahora vienen todas las citas clásicas sobre cerrar la boca, dueñodemissilenciosyesclavodemispalabras y mejorbocacerradayparecertontoquehablarydemostarlo etc.

  2. kina Says:

    No es que haya sido yo abordada por ordas de buenos mozos, pero algun que otro patetico si que se nos ha acercado (siguiendo el metodo pelagico). Señores, las señales de ‘cuando no’ son claras cual faro en noche despejada.
    Mejor una retirada a tiempo… que hay muchos peces en el mar!
    Regla de oro nº 1: no realizar el abordaje borracho y/o pasau… no hay cosa mas patetica.

  3. Microalgo Says:

    Pero en ese estado es en el que se pierde la vergüenza, Kina… y la autocrítica. De todas maneras, como he dicho alguna vez, Ustedes (las mujeres) tienen parte de culpa en esto, porque en ocasiones les hacen caso. Y luego, claro, se reproducen, y así no hay quien extinga a un colectivo.

    Sí que es de inteligentes cerrar la boca en ciertos temas, Maese Salamandra. Pero hay gente que es que no da, no da…

  4. Rímini Says:

    Talmente como usted lo cuenta, Micro, y mucho mejor que yo. En el caso que aquí se relata no era solo patético sino enfermizo, porque el protagonista llevaba su delirante vida imaginada muy a gala y los miembros de su pandilla lo soportábamos a duras penas. No eran solo las mujeres, sino su (supuesta) fuerza física y moral, su (supuesto) exito en la carrera y el trabajo,… Un petardo. De hecho, se perdió. El tipo se perdió en la noche de los tiempos y no nos preocupamos mucho por él, pobre diablo. Tanto tiempo.

    Y mira tu que me lo encontré casi quince años después el pasado domingo!! (¿es este post una casualidad?) y tras solo un minuto de conversación me plantó la tarjeta de su (¿supuesta?) empresa a la que (palabras textuales) “no solo no le ha afectado la crisis sino que le va mejor que nunca”. Fite tú.

    Cosas.

  5. NáN Says:

    Coño, Rímini, qué mal pensado. ¿Y si el hombre tienen una empresa de embargos y una contrata con la Seguridad Social? De cine, le tiene que ir.

    Pasmao me he quedado en el blog de esa chica. He tenido que ir dos veces a Urgencias y mi deseo hubiera sido encontrarme a San Algo, que me dijera “Estás curado, ve en paz”. Y os lo juro que eso lo habría contado en Antena 3 o en Telecinco, no soy bocazas yo ni ná para las apariciones.

  6. Rímini Says:

    Una empresa de informática, me dijo el Súper… que se yo. Recuerdo otro de sus comentarios ¿puedo? Lo resumiré; me aseguró un día que había pasado una noche en la sierra de navacerrada al raso y 20º bajo cero… en camiseta de tirantes!!! La historia supuraba inverosimilitud por todas partes, vamos a ver ¿En invierno, en la nieve y en camiseta de tirantes?¿Tu eres un héroe o eres un tonto-laba?

    En fin, el tema iba sobre lo tontos que podemos llegar a ser los hombres intentando ligar y no sobre la compulsión de la mentira ¿no? Por cierto, muy graciosa la anésdota de nuestra Heroína de Urgencias…

  7. Microalgo Says:

    Que casos y cosas tendrá para contar a patadas su Señora Esposa, Rímini, por trabajar en ese ámbito. Seguro.

    Porque tengo listo un micropost de actualidad, que si no plantaba el caso de nuestra compañera C., actual camarera de la Virgen del Carmen en una localidad costera de la provincia, que también contaba unas cosas absolutamente insostenibles. Para la próxima queda.

    Sí, camarera. Debe ser la que le pone los gin-tonics.

  8. Aliena Says:

    Muy bueno el post!
    Ya se lo he comentado en otro sitio, nunca deja de sorprenderme cómo una misma realidad puede ser vivida de manera tan opuesta según el género del protagonista.
    Cómo es posible que el tipejo malinterpretara hasta tal extremo la actitud de la chica?
    Cosas como éstas, me quitan toda esperanza de dar con uno que tenga 2 dedos de frente. Se lo digo así. Es probable que tengamos tendencia a meterlos a todos en el mismo saco pero no me diga que situaciones así no le minan a una la moral? imposible sobreponerse! XD

    Tal vez nosotras tengamos algo de culpa, por ser demasiado amables..aunque sospecho que incluso un par de guantazos bien dados podrían llevar a confusión y el tipo los podría interpretar como ¿tensión sexual no resuelta?

    Qué desesperanza..qué desesperanza…

    Un beso Micro!

  9. Microalgo Says:

    Anímese, Dama Aliena. Si, por definición, hay de tó en esta vida, también algo bueno habrá.

    Digo yo.

  10. Aliena Says:

    Nada claro lo veo..en fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: