Ni idea, oiga.

El dinero mueve el mundo, pero el azar hace la historia (Juan José Téllez: Main Street).


La culpa fue del cha-cha-chá.



Me asalta un mar (proceloso) de dudas cuando pienso en todo el follón montado alrededor de los derechos de autor de las canciones y/o películas que uno podría bajarse de internet, así como sobre la aplicación del famoso canon sobre los soportes digitales.

Listemos, someramente, tres ejemplos.

Uno (y, para mí, más importante): si yo hago un experimentillo con microalgas y en lugar de ocupar un utilísimo pen drive con los archivos de mis datos, opto por guardarlos en un económico CD para hacer una copia de seguridad. ¿Por qué tengo que pagar una parte del precio del compacto a la Sociedad de Autores? La verdad es que no lo sé. Y aún nadie me lo ha explicado de forma convincente. Es lo mismo que pagar un impuesto MÁS por comprar un coche, en previsión de los delitos de circulación que uno pueda cometer conduciéndolo.

Dos: a mí de pronto me da la vena soviet y me bajo, de internet, las obras completas de los Coros del Ejército Ruso. ¿Tiene que cobrar la SGAE esos derechos? ¿Se los pasa luego a los autores? ¿Quiénes son los autores, en este caso, o a quién deberían beneficiar los derechos de autor? ¿Al gobierno de la extinta Unión Soviética? ¿A Vladimir Putin? ¿Al controvertido (y con toda certeza fallecido) autor de Ochi Chernye? ¿Directamente a las viudas de los nietos de los remeros del Volga? ¿Hein?

Tres: pongamos, por fin, que tengo un amigo neozelandés que se baja un montón de canciones de Alejandrosán, la Oveja de Van Gaal, o de Bisbitamante, cuyo trabajo sí que está amparado, y en buena lid, por la SGAE española: Nihil Obstat, estoy de acuerdo en que los autores deben recibir una contrapartida económica por su trabajo. Pero resulta que la página de origen, donde está colgada esa música, la lleva el amigo Chu Tang Zing, que vive en Hong Kong, donde tiene su sede el servidor en el que se aloja la página. Luego, el neozelandés, que es un tipo muy enrollado, cuelga las canciones en Megaupload y me pasa la clave para que yo me las baje. ¿Cuáles son las responsabilidades penales de cada uno, sobre quién puede actuar la justicia española, y cuál de los dos trenes llega primero a Pinos Puente?

Yo no tengo ni idea, oiga. En serio.

Hale. Ya tienen unos problemillas para ir meditando durante tan señaladas fiestas. Si alguien puede aportar un poco de luz sobre el asunto, yo se lo agradezco mucho.

Y me piro de vacaciones (pagadas por G.). Como todos los años, al ir a ver cuántos días me quedan, resulta que me quedan más de los que sospechaba. Hale. A descansar, que mañana será otro año.

¡¡Besotes!! Y que mañana les toque A TODOS USTEDES el gordo de Navidad.

12 comentarios to “Ni idea, oiga.”

  1. NáN Says:

    Creo que te falta en la ecuación el número pi rata.

    El mundo es feo, amigo. ¿Y por qué cuando compro algo en unos grandes almacenes el precio tiene un 1% de sobrecoste para compensar los artículos robados y que yo no robo?

    ¿Y por qué mis impuestos son más altos porque los que tendrían que pagar mucho más prefieren pagar menos a unos abogados de tronío para que a lo que somos todos no paguen y les salga a devolver?

    ¿Por qué, y esto es realmente asqueroso y abominable, ya no se me levanta con la alegría con que lo hacía hace solo 45 años, que parecía un cachorrillo de esos que van dando saltos?

    Porque el mundo es feo. No le des más vueltas.

  2. Ronronia Says:

    Estoy hasta el gorro de oir lloriquear a la industria discográfica que ahora se piratea. Pero oiga ¿cómo que ahora?. Hasta que no tuve 2x años y comencé a trabajar y a disponer de dinero en mi radiocasette no entró ninguna cinta que no fuera copiada. Te regalaban una original por tu cumple y lo primero que hacías era llevarla a casa del amigo que tenía radiocasette de doble cinta para que se la fuera copiando en cintas vírgenes al resto de la cuadrilla. Que parece que esto de copiar álbumes musicales sea de ahora pero nada de eso.

    Además, el canon no lo pagas solo en los CD’s. Se paga canon en cada disco duro de cada ordenador. Es decir, si yo trabajo en una empresa grande con unos 3.000 ordenatas, por cada uno de esos 3.000 discos duros la empresa paga canon y ya me dirás tú a mí qué música ni qué música vamos a guardar ahí. Por cierto que, tendría que asegurarme, yo diría que también pagas canon por ese pendrive del que hablas.

    Ay, señor. Si es que es oir hablar de la SGAE y ponérseme la cabeza a dar vueltas como la de la niña del exorcista :)))

  3. kina Says:

    y esto de los canones no funciona como las bulas y los pecados? ya que pagas el canon, ya has ‘pagado’ el pecado, no? y mi logica (que es mu simple, señores/as) me dice que… a copiar sin ton ni son!

    ji, ji, ji… me encanta ser pirata!

    un abrazo y feliz navidad+vacacion+añonuevo!

  4. Microalgo Says:

    No es tan feo, Nán. Hay cosas feas, eso sí. Y Ésta parece una de ellas. Definitivamente, no valdría yo para político, porque no le veo una solución clara a todo esto.

    Lo que comenta es cierto, Ronronia. Por otra parte, también hubo un salto enorme de precio desde los discos de vinilo y cassetes a los CDs, y éstos, de fábrica, salían más baratos… durnate años se han puesto las botas y ahora les toca la de arena, claro.

    Y sí que dan ganas, Dama Kina, de pecar denodadamente. Lo que pasa es que alguno tiene amigos que viven de esto, y de ellos nunca he copiado yo un disco. Un asunto personal, podríamos decir.

  5. Salamandra Says:

    Y se me ocurre de que se legisla en favor de unos pocos y en contra de otros muchos (que curiosamente mantenemos económicamente a todos los anteriores), que el modelo de negocio de vender discos ya no funciona (como el de reparar videos VHS), que al final la culpa de que no vaya la gente al cine la voy a tener yo…

    Que las películas subvencionadas con fondos públicos deberían ser de dominio público… que no toda descarga equivale a una venta perdida…

    Y que al final se trata de que pueden cerrar una web como esta sin intervención de un juez, y eso es vulnerar el derecho a la libertad de expresión que va a terminar siendo privativo de los que paguen una concesión de TDT.

    Y que paro porque a partir de aquí es donde empiezo a escribir insultos.

  6. juan antonio Says:

    Esta gente solo saben dar palos de ciegos…y el ciego como no ve pilla a quien pilla, eso es lo que creo que pasa, y esto de la música en internet se les ha ido el control. y como hay que pagar a altos ejecutivos como es Bautista pues ¡ala! a pagar….y de paso también pagamos a Leonardo Dantes…que por otro lado casi lo prefiero que pagar a Bisbal.

  7. Sérilan Says:

    Hola chicos
    Ando un poco retrasadilla en cuanto a la lectura de los últimos post y no puedo comentar nada (prometo ponerme al dia en breve ) pero no quería agotar éstas últimas horas de otro año que quemamos sin desearos TODO LO MEJOR, LO MAS BUENO, LO MAS DULCE, LO MAS DIVERTIDO, LO MAS APETITOSO…Y TODA LA SUERTE DEL MUNDO PARA 2011.
    Besos multicolores para todos

  8. Glomus Says:

    Probando, probando… hay alguien ahi? Me hace ilusión colgar el primer comentario del año. Don Micro me llamó anoche y yo estaba en la cocina con PsS preparando una fondue de queso y no escuché er teléfono. Sorry. 1 de enero impresionantemente luminoso en esta isla del sur. Y estoy contento de empezar bien el año. Saludos y feliz 2011 a todos.
    Ah, que estoy en contra de las descargas gratis. Viva el trueque (que Shakira me cante y yo le… arreglo el jardín, por ejemplo)

  9. H. Lecter Says:

    Como decía mi buen amigo Jack the Ripper, vayamos por partes:
    – ¿Yo le puedo “emprestá” a mi hermano un tebeo? Sí, claro y no tengo que pagarle ná a nadie. Mi hermano lo lee, lo disfruta (o no) y me lo devuelve (O NO).
    – ¿Le puedo emprestá (un poné) un libro o un disco? Pues igualmente, me parece.
    -¿Se lo puedo emprestá por internés? Po ¿porqué no? ¿Aónde está la diferencia?
    -¿Y a uno que no sea mi hermano? ¡Hombre, que tós semos hermanos en la gracia del Flying Spaghetti Monster!
    -Y, ya puestos, ¿porqué no “emprestárselo” a uno (o a equis) humanos desconocidos? Noooooorrrlll. ¡Ya eso es piratería y agredir el modus vivendi de los artistas, so caníbal, delincuente, matacantantes, terrorista digitaaaaal!
    Ah, ustedes perdonen. Y mi hermano que se joda y que se compre los tebeos.

  10. Abogada de tronío Says:

    Por arrojar un poco del luz al tema:

    http://davidbravo.es/

    http://derecho-internet.org/

    Se ve que no todos los abogados de tronío se venden al mal.

  11. Elbafeni Says:

    :L

  12. Microalgo Says:

    (Es que es complejo el tema, Maese Elbafeni, no me ponga Usted esa carita).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: