La belleza está en el interior

«Mete tu cabeza agrietada y reseca en un cubo de crema reafirmante dermoprotectora con cristales líquidos y con despojos de vacas y sácala de allí tersa como una pandereta.» (Un cubo lleno de crema reafirmante dermoprotectora…)(No resulta un truco lo que se dice barato, desde luego, aunque sí fácil.) (Porque el Tiempo le tiene mucho miedo a ese tipo de cremas.) (Le aterran esas cremas.) (Él, el Tiempo, que va matando poco a poco, con la meticulosidad de un orfebre macabro, a los emperadores y a los atletas, huele una de esas cremas y sale huyendo.) (Despavorido.) (Felipe Benítez Reyes: El Pensamiento de los Monstruos).


No sé cómo quitarme estas arrugas.



Ya, ya sé que esta cita la he repetido alguna vez. Pero es que es perfecta para el caso.

Llevo unos días prestando atención al fraseo que sueltan los comerciales radiofónicos y televisivos sobre artículos de belleza (y similares) y no es que no salga de mi asombro, pero la verdad es que entro y salgo de él constantemente.

Comencé a redactar un glosario con explicaciones acerca de qué querían decir en realidad los términos que empleaban estos cortes comerciales, pero luego se me fue la cosa de madre. Pero bueno, les pondré algún ejemplo.

Microesferas: peloticas. Ejemplo: Microesferas de colágeno marino (¿?). Cuánta agua de mar habrán tennido que filtrar estos tipos para tener suficiente colágeno con que fabricar una barra de labios. Virgen Santa. Debe ser carísimo, este producto.

Nanosferas: micropeloticas. No se pierdan la crema publicitada: crema reafirmante con nanosferas reafirmantes. La leche.

Pero las nanosferas ya están anticuadas. Ay, el vértigo del progreso. Ahora se llevan las nanosferas cafeinadas, que se obtienen por el simple método (cómo no se nos ocurrió antes) de invitar a cada nanosfera a un cortado. Y dónde va Usted a parar, no hay comparación, hombre.

Bioalcoholes: alcohol de quemar, obtenido por destilación de la uva (por ejemplo), mucho más barato que hacerlo de síntesis (que pa qué, pudiendo echar orujo en el cubo de fregar).

Lípidos fisiológicos: ¿grasita de niños asesinados en el Tercer Mundo? Ay, qué mal rollo me está entrando.

Bioenzimas: enzimas. Todas las enzimas son bio. Las enzimas son proteínas con función catalizadora de reacciones que implican a los seres vivos. Como las digestivas, por ejemplo. Mucho ojo con ponerse en la jeta bioenzimas de tracto digestivo de (por ejemplo) cocodrilo, porque nos podemos quedar con el hueso al aire. Terso, eso sí.

Liposomas: micelas. Las moléculas que tienen una parte que se disuelve en grasa y otra parte que se disuelve en agua tienden a formar estas burbujitas por afinidad química. La mahonesa, por ejemplo, es una emulsión que se forma al crearse pequeñas micelas de lípidos. Lástima que nunca publiciten cremas con mahonesa. Yo me la pondría. O miren, al revés. Podrían anunciar mahonesas con liposomas. Seguro que vendían muchísimo. ¿Han visto “El último tango en París”? Pues lo de la mantequilla me parece una guarrada. Ahora bien, si hubieran usado mahonesa…

El alga marina. ¿Sólo una? La pobre. Advierto que las algas son un grupo taxonómico que engloba organismos que se reúnen para su estudio por conveniencia, pero que incluye organismos de tres o cuatro reinos biológicos diferentes (procariotas, cromistas, plantas, mesocariotas). Es decir, que entre el Wakame (alga parda, luego cromista), el Aonori (alga verde) y el Nori (alga roja) (por poner tres ejemplos de algas comestibles) hay la misma (o más) distancia filogenética que entre un champiñón, una vaca y un pepino. Decir que una crema está hecha a base “del alga marina” es aún más impreciso, pues, que decir: “Una crema fabulosa con extractos naturales de la planta” o “Bebida fabricada a base de concentrado del animal”.

Cremas con placenta. No, no dudo de que contengan placenta. Pero ¿podrían decirme de qué animal? ¿O es que les da corte?

También podemos entrar en terrenos escabrosos. Más escabrosos, quiero decir.

El Centro Bioarmonizador (vaya telita, el nombre) te propone que te pongas una “máscara de hierro” (con permiso de Dumas y de su Vizconde de Bragelonne, donde se cita una curiosa historia, al parecer con su parte de verdad). Yo lo veo un poco inquietante, qué quieren que les diga.

Pero el culmen de todo se alcanza con el advenimiento de la hieloterapia. Lo mandan gratis, dicen. Lo que no sabemos es si llega derretido o no.

Y bueno. Me saltaré las pulseras equilibrantes y maravillosas porque ya se ha escrito mucho sobre ellas (en Halón Disparado un comentarista decía que le encantaban porque le permitían distinguir a los idiotas con un solo golpe de vista). También obviaré las babas de moluscos y otras porquerías viscosas porque, al fin y al cabo, no sé si están Ustedes leyendo esto a la hora de comer.

En fin, que para rizarse el pelo lo mejor es meter los dedos en un enchufe y para tener la piel tersa lo mejor es haber nacido un poco después. Recuerden siempre, en todo caso, que la belleza está en el interior.

Sí, sí, ahí. Al ladito del píloro. Eso mismo.

Besos y abrazos.

Anuncios

25 comentarios to “La belleza está en el interior”

  1. kina Says:

    Hace poco hice un curso sobre plantas medicinales y remedios caseros, y la profesora nos dijo claramente: que si algun dia hacemos mayonesa casera y nos sobra, que no la tiremos, que es una fantastica mascarilla para el pelo (aceite y huevo para nutrir, vinagre para el brillo)!!
    asin que, dejense de microesferas de algas con placenta bioarmonizada… (que mal suena,madreee…)
    eso de las cremas con nombres ‘tecnicos’ me suena al ziritione aquel de los coches…
    un beso!

  2. Microalgo Says:

    Otro para Usted, Dama Kina.

    Lástima que el remedio ése de la mayonesa me llegue tarde: ya hay poco que salvar. También es cierto que una vez que yo la tenía a tiro en casa NUNCA SOBRABA mayonesa. Y parece que, sistémicamente, no funciona igual, porque de ser así yo podría pasar ahora mismo por un Heavy Metal. Y no.

  3. NáN Says:

    Oiga, ¡¿y a mí por q

  4. NáN Says:

    ué me mete en esto?! Anticuado lo será usted. Y viejo, además. ¿Será posible? Y devorador de mayonesa además, que no deja que a las pobres chicas les dure la mascarilla del pelo. Hasta dónde vamos a llegar.

  5. Microalgo Says:

    Es que comerse a una chica untada de mayonesa no puede dejar de tener su morbo, Maese Nán.

    No diga que nunca lo ha probado…

  6. Portorosa Says:

    ¡Ay, cuánto me he reído!

    Y reído, porque lo que comenta usted de la distancia entre algas me ha dejado de piedra, la verdad. Y parece lógico a poco que uno lo piense, la verdad, pero lo cierto es que yo asumía que eran todas como distintas especies de, por ejemplo, coles, o legumbres, por ampliar más.
    Ya ve, la ignorancia, qué mala es.

    Un abrazo.

  7. Portorosa Says:

    Uy, quería decir, al principio del segundo párrafo, “Y aprendido…”.

  8. laluli Says:

    Hombre, don Micro, siempre se puede poner la mayonesa en los pelitos del pecho para que le brillen…

  9. Rímini Says:

    Baba de caracol. Desde que me la pongo llego tarde a todas partes.

  10. Microalgo Says:

    Jiee, jie jie…

    Yo que Usted, Nán, denunciaba a los de las nanosferas ésas por utilizar su nombre sin pagar el canon. No cabe duda de que se inventaron hace poco, y aunque Usted es muy jovencito, se puede demostrar que es Usted Nán antes que ellas.

    Lo de las distancias filogenéticas, Portorosa, tiene su aquél. Hay un grupo de algas cuyas mitocondrias (orgánulos productores de energía de las células) tienen las crestas como dedos de guante hacia dentro, cuando el resto de los eucariotas (los que no somos bacterias) las tienen laminares. Según esto, que parece que marca un punto de divergencia muy antiguo, entre una Chlorella (pelotita verde microscópica) y una Nannochloropsis (otra pelotita verde microscópica, que no hay quen distinga de la otra al mirarla en una muestra) hay más diferencias genéticas que entre un crisantemo y un toro de lidia.

    Las cosas fascinantes que refutan la existencia de Dios, que no se habría molestado en hacer dos cosas casi idénticas tan diferentes.

    Si Dios Nuestro Señor me hubiera pedido consejo a la hora de crear la Naturaleza, sin duda le habría recomendado algo más simple (frase atribuida a Alfonso X el Sabio).

    Luli: gueeej. Me acaba de estropear la idea.

  11. carrascus Says:

    Lo de que la belleza está en el interior debe ser cierto, porque todas las mujeres se ponen a ver los partidos del Mundial esperando que después de marcar un gol Cristiano o Forlán se quiten la camiseta exterior…

  12. Microalgo Says:

    ¡Pervertidas!

  13. Raffaella Says:

    Nacho, para el colageno acho que seja veridade que è muito bom para a pel da cara….mais a cosa estupenda è come-lo con a carne cocida (hervido?). Que se calhar è mais biodisponivel….e se nao funciona, foi ao meno, um gustazo!!!

  14. Raffaella Says:

    Com a maionesa e tudo, se intende!

  15. Microalgo Says:

    É claro, rapariga. Já cedo vamos a provar isso na minha casa, com o Davide e o Nuru… hie, hie.

    (Aclaro que Raffa es italiana pero ella y yo nos entendemos en portugués inventado, ¿qué pasa?).

  16. Raffaella Says:

    Oh, Nacho, organizamos tambem um jantar com Lasanhas…optimas para a cellulite!

  17. Salamandra Says:

    Y muchas de las cremas con su correspondiente “estudio científico” debajo del brazo. Eso sí, métodos y materiales resumidos en una línea de texto que vuela por la pantalla. Resultados obtenidos en 30 mujeres (lo justo para usar técnicas paramétricas)… Yo cuando he escrito “ciencia” tenía que enrrollarme más.

    ¿Dónde se publican esos estudios?

  18. Microalgo Says:

    Uhhh, síííí!!!

    Que el Señor se apiade de mí.

  19. Salamandra Says:

    Lo más cerca que he estado de conseguir que mi mujer deje las cremas fue cuando le expliqué que una de las fuentes de colágeno que se utilizan es el ojo de las vacas. Estuve muy muy cerca.

  20. Microalgo Says:

    Pruebe con el epidídimo de caballo, a ver si así…

  21. NáN Says:

    Qué buen título, el suyo, para un burdel, ¿no?

    No esa grosería de “el género en la cámara por el calor”.

  22. lu Says:

    Yo en esto soy más bien preventiva. Como en la limpieza. No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia. Así que creo que lo único que sirve para retrasar “la oxidación” es: drogarse lo justo, alimentarse y dormir bien, y follar mejor. Siempre es más bella una cara alegre y amable, por muy arrugada que esté, que una cara de mala leche, estreñimiento y malafollá. No hay cremas que valgan.

  23. Sérilan Says:

    Bueno….y ahora que hago yo, con lo aficionada que soy a los potingues.
    Pero es que huelen tan bien……
    Y si pongo en el mortero hojas de geraneo con pendientes de la reina, lo machaco bien, le dejo caer unas gotitas de leche semidescremada a temperatura natural, lo mezclo todo y me lo extiendo bien por el rostro dejandolo actuar toda la noche conseguiré algún milagro Don Micro…??
    Digame algo Ud que es tan leído

  24. NáN Says:

    Ahora entiendo mi estado Pasa de Conrinto, Lu. Follo lo justo, me alimento con lo mejor y me drogo bien.

  25. Microalgo Says:

    Tch. Mal vamos, Maese Nán. Como lo pille un autor de manual de autoayuda le va a dar la del pulpo (y yo lo que quiero ver es la réplica). Y sí, el día que ponga un puticlub (tal como está la ciencia hoy en día no me queda mucho), ya tengo nombre del local. Gracias por la sugerencia, no había caido.

    Su receta no parece mala del todo, Lu. Lo comentaré con la parienta.

    Y su receta, Seri… yo probaría a echarle una pizquita de sal… y me lo comería. Yo es que tampoco tengo remedio, ya ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: