Procedamos con orden

― Desde el punto de vista teológico ―argumentó P., un conocido predicador―, el racismo no existe, ya que todos descendemos de Adán y Eva.
De repente se dejó oír un susurro entre los parterres y algo se escabulló por el cuidadosamente cortado césped.
― ¿Qué ha sido eso? ―pregunté.
― Una serpiente.
― ¿Y no cree, reverendo padre, que ha esbozado una sonrisa un poco rara?
― No ―respondió brevemente el teólogo.
(Sławomir Mrożek: Juego de azar).


No me líes, patopollo.



(A raíz de un contracomentario en el blog de Martin)

¿Cómo que “al principio fue el verbo”? Eso es un invento de San Juan, que no tenía idea de gramática. ¡Si nos lo enseñan desde pequeños!

Al principio fue el sujeto.

Luego el verbo.

Y, después, el predicado.

Y eso es lo que nos viene jodiendo desde entonces. El predicado.

Y, sobre todo, los predicadores.

Anuncios

8 comentarios to “Procedamos con orden”

  1. martin Says:

    Bueno, y después el complemento directo, el de régimen (ése es el que peor llevo), el atributo, el predicativo…
    Ando pensando, Don Micro, empezar una serie de cuentecillos bajo el título “No puedo creer que lo hayan inventado” El primero sería el aparato de Golgi, inventado por el matrimonio Golgi, creyendo que era meramente decorativo, y otras cosas así absurdas. Para que lo sepa.

    Por cierto, que muchas gracias por pasarse a leer. No sabe cuánto lo agradezco (esto es mucho).

  2. Microalgo Says:

    Espero expectante, Martin, válgame la pleonásmica redundancia.

    Un abrazo.

  3. NáN Says:

    Qué importante, el orden. Y qué despreciado es. Cuando alguien dice “Voy a comprar unos calcetines para el niño de lana” siempre pienso que esa persona quiere más al niño de lana que al de hilo. Es injusto.

  4. Microalgo Says:

    Ya alguna vez he citado este ejemplo de pésima redacción periodística, pero es que me encanta:

    El almirante visitó el nuevo edificio de laboratorios con su mujer, extraña construcción en forma de “U”.

    El orden es el orden, no cabe duda. Y en el fondo, es la forma, como dijo aquél.

  5. Rímini Says:

    Claro, no es lo mismo un metro de encaje negro que…

  6. Raskólnikov Says:

    Una vez leí un relato en el que alguien contaba cómo ligó en un bar. “Bebimos, charlamos, y entonces le toqué una teta”, dijo; “antes de besarla ni nada, cogí y le metí mano. Y funcionó”. Y es que, oye, a veces resulta interesante cargarse el orden : P

  7. NáN Says:

    De una peli de Woody A. en la que está él con una prostituta.

    “Me atas, me pegas y me la chupas”.
    “Vale, te la chupo, te pego y te ato”.
    “No, a veces el orden es importante”.

    O algo así, que tengo la memoria en desorden.

  8. Salamandra Says:

    Lo de los predicadores jodientes está en los medios. Y el orden como ya se ha puesto de manifiesto puede ser muy importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: