Problemillas con el caralibro

Cogí una borrachera de la que no puedo o no quiero ―cuestión ésta ultrafreudiana― acordarme siquiera. (Poco más o menos, uno de esos momentos de cargazón mental en que resulta imposible apreciar la diferencia que existe entre un semáforo averiado y una trompeta fosforescente) (Felipe Benítez Reyes: El novio del mundo).


¿Uno? No, unos pocos.



Me llega, de repente, un mensaje a mi correo “oficial” (el de mi centro de investigación), en el que un amigo me solicita que lo admita en Facebook.

¿A mi correo “oficial”?, me pregunto extrañado. Hace tiempo me abrí una cuenta en Facebook pero tuve mucho cuidado de no poner la dirección oficial, sino la que Ustedes bien conocen (microalgo (punto) marino (arroba) gmail (punto) com). Del mismo modo denominé a la cuenta “Microalgo Marino”, y fue creada sólo para poder aplacar los ánimos de algunos conocidos que o bien me preguntaban inclinando la cabeza si yo no tenía una cuenta en esa red social, o bien directamente me exigían a grito pelado que me hiciera una.

Pero hete aquí que algunos meses antes de aquello, llevado por la curiosidad de saber qué era eso, creé otra de la que ni me acordaba, y en la que no puse foto ni recordaba clave de acceso. Y a esa sí que iba asociada, por purito desconocimiento, mi dirección de correo oficial.

Con el enlace de entrada desde el correo de este amigo me metí en esa vieja cuenta, recuperé la contraseña después de pasar por un severo interrogatorio de la CIA y di más vueltas que el Mono Loco del vals de María José Hernández para intentar eliminarla.

(Qué gozada de canción, dicho sea de paso… a ver qué cantante superchupiguai de los cuarenta principales es capaz de sonar así… en directo, sin un audioshop o lo que sea que utilicen).

Y bueno. Tenía sesenta y tantas peticiones de amistad allí esperando. Con mi consiguiente cargo de conciencia por imaginar que todos ellos piensan que soy un SIESO que no quiero “agregarlos”.

En fin, que me puse a eliminar esa cuenta siguiendo las instrucciones del sistema. Y sí, te deja hacerlo, pero lo pone difícil. Incluso te pregunta por qué quieres borrarla, como si tu interlocutor fuera una de estas telefonistas entrenadas por las compañías telefónicas para aburrirte, que pueden llegar a suplicarte que lo pienses un par de días antes de darte de baja en su compañía, o te dicen que si tú te das de baja a ella la echan a la calle y tendría que volver a prostituirse, o algo.

Cuando al final conseguí eliminar la cuenta volví a meterme para ver si era verdad (suponiendo que si estaba desactivada no lograría acceder a ella). Idiota de mí.

SU CUENTA SE HA REACTIVADO

Mcagntuptmdre.

Otra vez a desactivarla…

De modo que este post es sólo para los amigos que me encontraron por ahí, para que sepan que sí, que tengo mi cuenta en Facebook, pero que no me busquen por mi nombre sino por Microalgo Marino

Es decir, por acá.

A mandar.

Anuncios

4 comentarios to “Problemillas con el caralibro”

  1. Rímini Says:

    Yo tambien me abrí una cuenta y ahora no se que hacer con mis quinientosmilamigos.. sí, sí. Hasta un alumno me pidió el otro día que lo agregara en caralibro. Amigos. Qué desprestigiado a quedado el término.

  2. Rímini Says:

    Otro lapsus en la orticultura, “Ha quedado”.

  3. Glomus Says:

    Me adhiero a la queja. Me hice un sitio de esos para ver unas fotos familiares que mi novelera hermana nº 3 en lugar de pasarme en pendrive colgó en esa cosa, y en mala hora lo hice. Decenas de alumnos solicitan mi amistad, y hasta un cantautor argentino cuya existencia ignoraba.
    En google hay trucos no truculentos para borrarse (con 14 días de cuarentena… en ello estoy).
    Besotes en la calva superior, y recuerdos cotidianos, querido, pese a las ausencias.

  4. Sérilan Says:

    Pués yo siempre creí que lo peorcito de éste mundo era intentar cerrar una cuenta bancaria.
    Vaya…vaya…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: