Cuán gritan esos malditos

La vida consiste, en buena parte, en hacer cosas incomprensibles para uno mismo (Felipe Benítez Reyes: Mercado de Espejismos).


Truuuco o traaatooo...

O nos sobornas o te jodemos
(en román paladino).



El otro día llaman a mi puerta, abro y me encuentro con una caterva de enanos vestidos de monstruitos (uno iba de Spiderman, es cierto, no sé si adscribirlo a la categoría), con bolsas de Mercadona en la mano, que me gritan al unísono:

¡¡TRUCO O TRAAATOOO!!

A puntito estuve de mirarlos muy serio y contestarles un escueto “trato”. A ver qué hacían. Pero no, en el fondo soy un calvito bueno y les di (calvito relativamente bueno) un paquete seminuevo de chicles poco masticados que me alargó, en un alarde de reflejos, la Dama de los Lunares, a la sazón en casa. Con ello los enanos se contentaron grandemente y bajaron las escaleras a darle la murga al siguiente convecino. Luego aparecieron un par de grupos más de infantes a los que tuve que desilusionar por la falta de elementos azucarados que tenía yo por casa (mi becario me ha traido unos bombones cojonudos de Brasil: esos, NI DE COÑA).

Y bueno. Tampoco esperaba yo que niños de cinco años salieran en masa esa noche a leer el Tenorio por las calles…

[Costumbre que, por cierto, mantuvo el buen Fenrir durante mucho tiempo (catorce o quince años), hasta que a alguien de los convocados para leer se le ocurrió, un año, solicitar ayuda a la asociación de vecinos del barrio más antiguo de la ciudad para organizarlo (con amplio éxito de público, todo hay que decirlo), tras lo que mucha gente se apresuró a colgarse la preceptiva medalla olvidando mencionar a Fenrir como organizador, lo que motivó que éste dijera que la próxima lo organizarían, con toda seguridad, las meretrices progenitoras de los mandamases del barrio, cosa que no ocurrió porque lo que la gente quiere es colgarse la susodicha medalla, no organizar nada, de modo que la iniciativa murió de éxito y no se volvió a celebrar la lectura ni siquiera un año más. Fin de mi amargo recuerdo para los inútiles que tratan de figurar a toda costa y acaban jodiendo el trabajo que los demás hacían con gusto].

Decía que no esperaba yo que los niños leyeran el Tenorio en voz alta, pero me ha sorprendido la inmensa aceptación de esta-esta-estadounidense (eso es tó, eso es tó, eso es todo, amigos) costumbre entre la tierna infancia, motivada sin duda por la profusión de series televisivas oriundas de esa federación de estados. Todo ello sin contar con que la tradición parece ser muy antigua (aparentemente, de origen celta), y que tiene su base en que la gente pobre pedía por las casas algo de comida a cambio de rezar por las almas de los difuntos familiares de los habitantes de la misma.

Afortunadamente, creo que los niños no sabían lo que significa la mencionada frase, esta vez parece que sí acuñada en los Estados Unidos: el trato consiste en pactar con los pequeños asaltantes una paz mantenida a base de soborno con caramelos o cualquier otra cosa capaz de picar con efectividad una muela. Si no hay trato, los pequeños delincuentes se ven autorizados a perpetrar trucos contra tu vivienda, tales como lanzar huevos contra los cristales, pegarte debajo del felpudo de la entrada una bomba-lapa antitanque o cualquier otra travesura de ese estilo. En otras latitudes (o longitudes) el no haber hecho provisión previa de caramelos me podía haber costado caro.

Y bueno. Me hago viejo y me apenan cosas (no leer el Tenorio con Fenrir por la calle, ver a niños siguiendo una costumbre que ni les es propia ni conocen por el forro, etc).

La vejez, que no perdona.

Anuncios

14 comentarios to “Cuán gritan esos malditos”

  1. laluli Says:

    Pues es una pena lo del tenorio. A mi me gustaría escucharlo en las voces de aquel “Cuentos de navidad” al que asistimos hace unos años en el PayPay (Apúntame para Ruibal). ¡Lástima!

  2. Lola Says:

    Yo no entiendo que se haya traducido lo de Trick or treat como “truco a trato” sólo para que empiecen por “tr” (ya puestos, que le hubiesen llamado “tropezones y triángulo” y hubiera servido igual).

    Sin embargo, mi mente poco a poco se ha abierto a que se celebre jalogüin. No es una tradición americana, sino anglosajona, irlandesa o incluso celta (por supuesto, se extendió por los usa, pero no viene de allí). Y, como toda tradición, tiene sus cosas buenas y malas, pero tiene también su gracia. Y, la verdad, nunca he leído el Tenorio por estas fechas… :P

    Aún así, negarse a seguir una fiesta porque sea de fuera creo que es un poco absurdo. Todo viene de algún “fuera”, ¿no? Si no, cada vecino de cada calle de cada barrio de cada ciudad celebraría únicamente su cumpleaños, el día en el que murió su suegra (tremenda tradición) o el fallo para beneficio propio de la factura del teléfono. No sé, yo es que a Inglés tuve que ir disfrazada y fui de brujillla… :)

  3. Canoso Says:

    La pena es que el Tenorio ya no lo ponen ni en la 2, o a mi se me ha pasado, y de calabazas y zombis hasta en la sopa, porque me da igual traerme tradiciones de fuera, pero lo de perder las nuestras me jode un poco más.

  4. Microalgo Says:

    Y bueeeno, tampoco es que me queme tanto y las creaturiyah se divierten… y tengo acciones en prótesis dentales, así que…

    Pero sí que echo de menos leer el Tenorio con Fenrir por la calle. A ver si el año que viene lo liamos (y le aviso, Canoso, que haciendo de comendador con esa voz de bajo tiene que sonar muy bien).

    ¿Hay fotos suyas vestida de bruja, Dama Lola? Quiero una…

  5. Canoso Says:

    Apúnteme, apúnteme, no me desagrada la idea.

  6. Salamandra Says:

    Recuerdo que hace mucho tiempo trabajé en Rota, y cuando nadie se planteaba lo de Halloween se veían niños disfrazados.

  7. Microalgo Says:

    Aro. Pero allí debía ser algo más natural, claro…

  8. Microalgo Says:

    Y lo que no le desagrada, Canoso, ¿es lo del Tenorio o lo de las fotos de la Dama Lola vestida de brujilla?

  9. carrascus Says:

    Pues yo, qué quieren ustedes que les diga…? Prefiero mucho más que los niños celebren jalougüin a que recuerden a El Tenorio, que me parece un personaje esperpéntico (y eso que Valle Inclán aún no había inventado el esperpento), lleno de sentimientos superficiales, superficialmente expresados. Don Juan sería carne de telebasura actualmente… tan primitivo y papanatas como cualquier personajillo de esos que se os pueda ocurrir.

  10. Canoso Says:

    Ya puestos, ninguna de las dos, :P

    Tengo el gusanillo de participar en algo así desde la experiencia del Cuento de Navidad, en el que pusimos la música, y a la Dama Lola al no tener el placer de conocerla, no le voy a poner primero el pero.

  11. Microalgo Says:

    No tiene pero posible, Maese Canoso.

    Coincido con Usted, Maese Carrascus, y ambos coincidimos con Jardiel Poncela, que en una novela suya hace un exhaustivo análisis de la figura de Don Juan, y llega a la conclusión de que es un imbécil. De manera irrefutable, además.

  12. Rímini Says:

    Al tener una churumbela de tres años, el tema de jalogüin me ha cogido de lleno. La conclusión que saco es: contra la masa (la corriente) no hay nada que hacer, sólo nadar a favor. Yo ODIABA la costumbre susodicha (aún me parece tétrica y molesta) y ahora tengo que disfrazar a mi hija de negro (como las de ZP) y pintarle unas cejas de tio Honorio que le quedan feísimas y mandarla a molestar a otras personas que, como yo, ODIARÁN la cosa.

    Pido perdón. Sincero.

    En cuanto al Tenorio, no es que me divierta, pero un poco de Teatro autóctono nunca viene mal… aunque sea para ver a algún machote vestido con mallas ajustadas.

  13. Microalgo Says:

    Jee, je jeeee…

  14. Portorosa Says:

    Aquí se llama, desde hace unos años, Samaín, y se supone celta de pura cepa. Aunque quién sabe, claro.

    Otro abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: