Siglo veintiuno, cambalache

Todo viajero tiene derecho a desahogar su frustración por la menor contrariedad escribiendo a sus amigos (Susanna Clarke: Jonathan Strange y el Señor Norrel).


Mirad al pajarito... ¡¡tú no, Cíclope!!

Hale. Habéis sido adoptados.
Y mejor que no sepáis por quién.



Espero que el Alcancero no me denuncie por intrusismo bloguero. De todas maneras, su blog tiene ya unas cibertelarañas que te cagas. Despierte, Alcancero. Y gane alguna vez al Póker, que últimamente parece que el enamorado fuera Usted y no yo.

No tuve tiempo de comentarlo con mi hermano Anaxágoras el fin de semana pasado. Pero seguro que sus sentimientos no fueron muy diferentes de los míos cuando se enteró (si es que lo hizo) de que la Marvel había sido comprada por la Disney.

La Disney estaba muy chunga a finales de los noventa. A pesar de ser la única factoría de dibujos animados con cierto renombre (y por lo tanto, de tener la capacidad de ejercer una especie de monopolio de la animación), o precisamente por eso, se dedicó durante un par de décadas a producir bazofia animada, que se vendía por pura inercia pero que iba perdiendo paulatinamente admiradores y, por lo tanto, espectadores.

Pero hete aquí que apareció la Pixar, con unos guionistas y animadores magníficos (huidos precisamente de la Disney y de Lucasfilms) y muchas ganas de hacer películas diferentes a Pocahontas o la inolvidable (por desgracia) El Emperador y Sus Locuras (en mi descargo, diré que esta última la vi en un autobús y que no pude huir, aunque algo de mí murió para siempre en aquel viaje). La Disney peligraba notoriamente.

¿Solución? Comprar la Pixar.

Las tecnologías digitales no hacen ya distingos entre la animación y el resto del cine. Y tras (también) varias décadas de intentos horribles para llevar ciertos cómics a la pantalla (no me quiero ni acordar de algún Spiderman o Batman cuyos negativos espero que ardan y nos sean piadosamente sustraídos de la memoria), ahora ya se han hecho, por fin, películas buenas (algunas MUY buenas) con personajes de la Marvel.

¿Qué ha hecho la Disney-Pixar? Comprar la Marvel.

Vale que el genial Stan Lee está muy mayor, y quiere vivir el resto de su vida (con todo merecimiento, dicho sea de paso) a cuerpo no ya de rey, sino de absoluto emperador. El dinero de la Disney le dará para eso y para más. Pero no sé si le causará cierta tristeza ver a sus personajes adoptados por una empresa cuyo líder es un zombie congelado… aunque lo mismo hasta le hace gracia, al bueno de Stan.

En fin. Nos queda la esperanza de que esta compra resulte en una invasión bárbara desde dentro, y que la Marvel y la Pixar infecten a la Disney de tal manera que esta última sea, dentro de poco, irreconocible.

O como dijo aquél (y yo ya anoté en algún lado):

― Te devoraré ―dijo la pantera.
― Peor para ti ―dijo la espada.

(William Ospina: Amenazas. Por Favor, Sea Breve).

Y sí. En cuanto a animación, se me nota mucho que yo siempre fui de la Warner, ¿verdad?

Eso hasta que abrieron un parque temático. Ahora casi optaba ya por Calimero. Bueno, a ver qué tal. Veamos qué es lo que hacen.

Besos, abrazos.

Anuncios

13 comentarios to “Siglo veintiuno, cambalache”

  1. Inés Says:

    [Sin que me fusilen…] Pues a mí me encanta “El emperador y sus locuras”. Que sí, que no es un clásico de Disney tipo Blancanieves, pero me sigue gustando por su sentido del humor. Me parece infinitamente mejor que otras que se consideran grandes películas de la factoría. Pero bueno, ya sabemos que yo soy rarita.

    Y sí, da miedo pensar lo que puede hacer Disney con la Marvel. Esperemos que la influencia vaya en el otro sentido, que si no, mal vamos (pero muy mal).

    Mientras tanto, que Pixar siga a lo suyo y yo seguiré disfrutando de mi ración asegurada de buen cine al año.

    Besos

  2. Radwulf Says:

    Yo soy de los que piensa que la cosa no tiene por qué salir mal. No creo que la Disney se dedique a meter las zarpas en las decisiones editoriales de Marvel. Mas bien lo que querran es sacar tajada de todo el mercado de muñequitos, series de animación y, en especial, películas con los personajes de la Casa de las Ideas. Básicamente, lo mismo que hace con Pixar: “vosotros a vuestro aire, que luego ya pasaremos nosotros el cazo…”

    No obstante, lo mismo me equivoco, y dentro de nada tenemos en los kioscos comics tales como “Hanna Montana Agente de Shield”, “El Asombroso Spider-Mouse”, “Timón y Pumba, Héroes de Alquiler”, o cosas asi…

    Un dato curioso: A dia de hoy, los cómics de los años 70 y 80 de la Disney, en especial los realizados en Italia, son considerados autenticas joyas del noveno arte, y en especial los del dibujante Giorgio Cavazzano.

  3. Microalgo Says:

    Curioso el Cavazzano ése, Primo Radwulf. Lo he buscado en la red, no tenía ni idea.

    De todas maneras, una casa de dibujos que inventa al Tío Gilito y éste no es un supervillano, tiene serios problemas éticos por lo bajinis.

    Líbreme Manitú de meterme con sus gustos, Inés. Pero yo vi la película y para mi percepción los dibujos y el guión bien podían ser de una teleserie. Sólo les faltaba andar de lado moviendo la boca, como el Oso Yogui (con todos mis respetos por el Oso Yogui).

    Durante años, la Disney se limitó a hacer estupendas escenas justo al inicio de cada película y justo al final, para provocar un “oh, qué gran animación” entre el público y que fuer a eso lo que se recordara. Y el resto de la cinta, animación tipo Hanna-Barbera (de nuevo con todos mis respetos por este tipo de dibujos. Eso no es serio, se estaban quedando con el personal.

    En fin, esperemos que el buen Radwulf tenga razón y los Discípulos del Zombie Congelado se limiten a poner la gorra y llevarse parte de los beneficios. Es la Marvel: queremos sangre salpicando la pantalla y las cuatro primeras filas. En la Disney la sangre siempre brilla por su ausencia.

  4. Peter Says:

    Estoy con Radwulf. Para Disney, meterse a gestionar si cierra o no una serie que vende 20.000 cómcis es una pérdida de tiempo. Dejará Marvel en manos de los que la llevan, como a Pixar. Lo que queire la Disney es tener personajes para series y peliculas, y ahí con la marvel tiene para rato. No creo que mezclen ambos mundos, como no sea en algún videojuego.

    La emrpesa que creó al Tío Gilito quiere lo mismo que el Tío Gilito. A la gallina de los huevos de oro no se la mate. Se la compra. ^_^

  5. Microalgo Says:

    Heeey, Peter!!

    Qué de tiempo. Encantado de recibir de nuevo sus agudos comentarios. Un fuerte abrazo!!

  6. Lola Says:

    Bueno, intentémosnos quedar con la idea de que irán por separado, ¿no? Pixar sigue siendo pixar, esperemos que Marvel siga con lo mismo. Que pase… buen martes, caballero :/

  7. laluli Says:

    Con permiso, y me lo permito porque sé lo que le gusta a usted este deporte:
    Yo me estoy acordando de la madre que pario a Scariolo. Debe de prestarle la gomina el presidente de la federación de baloncesto (valiente pintita los dos).
    ¡Qué mal rato!

  8. Microalgo Says:

    Calle, calle, Luli. No me tire de la lengua.

  9. Frank West Says:

    Hombre, Disney cuando andaba malamente de verdad era los 80 con los pufos en taquilla de “Basil, el ratón superdective” y sobre todo la magnífica “Taron y el caldero mágico”, lo que pasa es que con la sirenita volvieron a dar la campanada, y se recuperó el negocio, que luego Pixar terminó de cimentar.

    En cuanto a lo de la Marvel, está claro que se han gastado esa barbaridad por comprar unos personajes y sus derechos derivados y les importa bién poco lo que pase en cuantro tebeitos miserables, que en su escala de negocio son insignificantes (afortunadamente para los que leemos tebeos). Todo lo más, cuando se acaben acuerdos y licencias, es probable que Marvel pase a gestionar/producir los tebeos de Disney, por tener todo ese sector unificado.

    Total, hagan lo que hagan, jamás podrán superar el crossover del Castigador y Archie…

  10. Peter Says:

    ¿Quieres crossovers? Mira esto..
    http://www.worth1000.com/contest.asp?contest_id=23840&display=photoshop

    ;-)

  11. Microalgo Says:

    Esperemos que sí. Bienvenido, Mr. West, a todo esto.

    Y eso del crossover es una juerga, Peter. Gracias por el enlace.

  12. David Says:

    ¡Hereje! ¿¡Batman de Marvel!?

    Batman es de DC.

    Y no creo que haya mayor problema en la compra, la verdad, viendo primero cómo le va a Pixar tras la deglución, y considerando que Miramax, por ejemplo, era ya de Disney cuando sacaba películas tan infantiles como Pulp Fiction.

  13. Microalgo Says:

    Ya tuvo que saltar el friki.

    ¿Cuándo he dicho yo que batman sea de la Marvel?

    Copipasteo: … Tras (también) varias décadas de intentos horribles para llevar ciertos cómics a la pantalla (no me quiero ni acordar de algún Spiderman o Batman cuyos negativos espero que ardan y nos sean piadosamente sustraídos de la memoria), ahora ya se han hecho, por fin, películas buenas (algunas MUY buenas) con personajes de la Marvel.

    Aiñ. Si es que estamos deseando que caiga un pelo en la sopa y los confundimos con los fideos…

    Y sí, la conclusiòn general parece ser que lo único interesante para la Disney es poner el cazo. Aleluya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: