Extraño verano

Porque, por la ley de la entropía, si enfrías en algún sitio sale calor por otro y al revés. Tu café congela a una inocente cacatúa de Nueva Zelanda. Etcétera (Stefano Benni: Margherita Dolcevita).


Como en un sueño raro

Veranos raros y oníricos.



Raro va a ser este verano. Raro por poco frecuente. Con puntos de inflexión de esos que abren válvulas en una dirección o en otra, sin retorno posible.

Verano de tirar bandejas o atornillarlas (ya veremos), de estaciones de trenes terminales (las estaciones y los trenes), de soplos cardíacos y cenizas grises como los ojos grises, de cartas que uno mismo recibe sin haberlas enviado.

De mirar el teléfono y decir en voz alta “llámame”, y al cabo de noventa segundos recibir el mensaje (y llamar, entonces, yo: las cosas nunca salen como uno las planea, pero dentro, a pesar de esas nimias diferencias, uno puede ver la magia) (lo juro por lo que me pidan que jure).

De daños directos y colaterales, veranos sin playa, solitariamente concurridos, de amigos a los que uno le es útil pero en los que siente que la alegría se empaña porque uno no tiene la cabeza allí, sino allá, en un regazo absurdamente desconocido.

Extraño verano, pues, en el que uno descubre que cosas que antaño le dañaban le provocan una sorprendente indiferencia, porque no hay alma para todo, y si te duele el hígado poco te importa un padrastro, si es que logro hacerme entender.

Raro verano que empieza con una cuenta atrás a partir de hoy, saltándome las efemérides astronómicas que apuntaban a San Juan. Hoy es lunes, y comienzo a descontar días para que me asalte el tramo de tiempo que me llevará a la segunda de Julio, entretenido como la charla intrascendente en el vestuario antes del partido o como hablar del partido antes de un examen.

Si es que logro hacerme entender. Y si no, oigan, hoy me da lo mismo. A fin de cuentas, va a ser un extraño verano.

Anuncios

10 comentarios to “Extraño verano”

  1. Inés Says:

    Pronto… Muy pronto, ese extraño verano del que hablas tendrá sentido. Lo sé.

    Suerte.

  2. margherita dolcevita Says:

    Quillo, quillo, ¿ande te vas la segunda quincena? Mire Don Micro que yo, con la sutiliza que me caracteriza, me bajo pa’llá, le cojo de los pelos del pubis, si es que tiene (digo pelos, no pubis… ¿tiene usted pubis?) y le arrastro a Barna City o ande haga falta que pa’eso de convencer por las buenas no me gana nadie.
    Vamos que si me dice que no, yo le meto dos ostias con todo el cariño del mundo, le rompo un par de dientes y me cago en sus ancestros…
    No sé si mesentendío

  3. ETDN Says:

    Extraño, extraño.
    Te extraño.
    Pero me gusta que sientas. Que te sientas vivo. Que la espera te ilusione.

    Suerte. Y que sea un verano inolvidable. Y que haya muchos motivos de celebración.

    En ascuas me tienes, lo sabes…

    besote con toda mi energía positiva para que te salgan bien los planes

  4. Morella Says:

    ¡Eureka! Lo hallé don Micro… Después de recorrer todas las liberías de mi ciudad, y las de la capital de Bs.As. encontré el último ejemplar del libro de Vila-Matas en una de ellas (tenía mi nombre grabado en color transparente, ese libro era para mí). Muchísimas gracias por el ofrecimiento.

    Con respecto a su entrada, ¿por qué se anticipa a lo hechos? (mire quién habla, jaja).
    De todas formas, lo extraño, siempre tiene su lado bueno. Un poco de misterio e incertidumbre no está nada mal.

    Un beso.

  5. Microalgo Says:

    Lo verdaderamente nuevo da miedo o maravilla (Julio Cortázar: ¿Qué tal, López?)

  6. Juan Shano Arroyo Says:

    ¿Seré yo? ¿Seré yo…? ^_^

  7. Microalgo Says:

    Tú sí que das miedo, Shano.

    Pánico, me das.

  8. Princesa sin sapo Says:

    Conozco esas esperas, donde el tiempo entre medias es trámite, irreal. Donde uno lo cuenta por horas, como las embarazadas lo cuentan por semanas.
    Toda la suerte y el cariño del mundo para esa segunda quincena de julio, que ojalá (nada de ojalá, lo SÉ) supere sus expectativas.
    Besos.

  9. Microalgo Says:

    Uh. No sé.

    Un beso muy fuerte y bienvuelta, Dama Princesa Sin Sapo.

  10. Una boquita prestá... Says:

    Ay… como me suenas Microalgo… bsos para ese verano raro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: