A lo vikingo

Y el buen sacerdote, envenenado sin duda por el dolor de la amistad, apostilló:
― Doy mi palabra de que el Señor lo acogerá en su seno, pues sólo un monstruo podría renegar de un hombre así por el hecho insignificante de que no haya creído en su existencia
(Pedro Zarraluki: Páginas Inglesas).


Tu-túúúú, tu-túúúúúúúúú...

He aquí que veo a mis antepasados…



Ayer estuve en el funeral del padre de un buen amigo.

No sé si el fallecido era un hombre religioso, no lo conocía. Saben que yo no lo soy, y me entristeció un poco el responso del sacerdote que, en el mismo tanatorio, ofició la ceremonia de cuerpo presente.

Como he dicho, yo no conocía al padre de mi amigo, pero aquel sacerdote tampoco parecía conocerlo. Dijo unas cuantas vaguedades y soltó unos cuantos lugares comunes, tras los que se dedicó a hacer un poco de propaganda, del tipo venid a misa porque todos los domingos rezamos por todos los muertos.

Supongo que en tales momentos, uno ni repara en esas cosas. Así que habrá que preparar todo con cierta antelación, que, como dijo el poeta que canta, “la muerte anda en secreto y no se sabe qué mañana”.

Voy a comprar una caja fuerte pequeñita, de esas que llevan llave. Y voy a poner la llave en el despacho de mi trabajo, colgada de una chincheta en el corcho de la pared. Dentro de la caja meteré mis últimas voluntades y se la daré a Fenrir el Lobo, uno de los dos amigos que mejor me conocen, y al que sé que no le pesará tal carga.

Si algún día entrego la equipación por lesión repentina, acudan a él rápidamente. Dejaré instrucciones y repartiré mis guitarras, algunos libros y las armas que adquirí durante mi infancia (de pequeño coleccionaba espadas, el montante de hierro forjado ya tiene dueño, es justo para el otro amigo que mejor me conoce, el impecable Francisco Manuel Medina Prieto, el mejor de entre nosotros).

Y les suplicaré en tal documento a todos Ustedes que no dejen que me secuestren la muerte. Nada de un sacerdote diciendo estupideces sobre mí (no caería nunca la breva de que me tocara uno como el del relato de Zarraluki). No sean tímidos, no se dejen acoquinar por ensotanados o trajeados que les digan que esto hay que hacerlo así o asao, “porque es la norma”. Nada de eso.

Que corran los licores en mi funeral. Píntenme el ataúd de colores (que mis familiares compren el más barato de ellos), graben con cortaplumas sus mensajes para el más allá en la tapa. Lo digo en serio. Pónganme gafas de sol y siéntenme en la mesa del póker, como en la película de Blake Edwards. Quiéranse, abrácense, el que tenga mal vino que se quite de en medio.

Habré muerto después de una vida estupenda. Me lo habré pasado de coña, no habré conocido una guerra. Habré trabajado en lo que siempre quise trabajar y habré amado (ya lo he hecho) a mujeres hermosísimas. Pocas, tal vez, pero a ellas las amé absolutamente. Lo sentiré sólo por aquellas para las que no estuve disponible, las que no tuve tiempo de amar como merecían.

Si nos vemos en esa tesitura, despídanme sin tristeza, y háganlo… bueno, iba a decir “como Dios manda”. Pero tal vez deba decir “como Odín manda”.

A ello les conmino. No me fallen.

Anuncios

24 comentarios to “A lo vikingo”

  1. Inés Says:

    Se me escapa una lagrimita entre la sonrisa. Y no digo más.

  2. Irene Adler Says:

    ¿Si te mueres lo pondrás en el blog? Lo digo para enterarme y eso… ;)

  3. Microalgo Says:

    Claro, Dama Adler. Dejaré instrucciones. Y la dirección…

    Pillé otra foto de las que a Usted le gustan. En cuanto la baje del móvil se la mando.

    Y no me llore, Dama Inés, que todavía estoy vivito et al.

  4. carrascus Says:

    Pero D. Micro… si usted no se va a morir nunca, joé…! Ni fuma, ni bebe, ni va con malas mujeres… no solo va a tener una vida larga, sino que además se le va a hcer más larga todavía…

    Y además estará usted vacunado contra las picaduras de los bichitos esos con los que se junta en su curro… ¿no? Por cierto… ¿esos bichitos pican…?

  5. Microalgo Says:

    De todo hay, Maese Carrascus. De todo.

    Decía un catedrático de ecología de Granada que yo, en la tumba, iba a parecer Heidi, de lo sanote que era. Iba a tener hasta coloretes.

  6. ODE Says:

    Procure dejar el protocolo bien detallado, no vaya a ser que por no ajustar bien la luz o la temperatura se nos vaya la fluorescencia de la mano y tengamos algún susto…

  7. Sérilan Says:

    Si señor..!!! esto es un espiritu libre y lo demás cuentos…
    Oiga y tambien unos fuegos artificiales que tal quedarían..?? Yo me ofrezco a dirigir unas palabras a los presentes si usted me lo permite para animar un poco la fiesta, bueno la despedida.
    Por cierto, de la ropa que llevará puesta no ha dicho nada. Me deja elegirla..??

  8. Microalgo Says:

    Jé.

    Claro, Séri. Pero algo digno, que soy pudoroso para las indumentarias. Vestido de Uther Pendragon no estaría mal, por ejemplo.

    Y hola, ODE, qué de tiempo. Siempre poniendo los dedos en las respectivas llagas… qué inmisericorde, ella. En el caso del funeral, cuanta más temperatura y más fluorescencia mejor. Hale, la casa por la ventana.

  9. Salamandra Says:

    Yo tengo dadas unas instrucciones, pero nadie se cree que lo diga en serio, y mucho me temo que cuando llegue el momento harán lo que les de la gana.

  10. Posidonia Says:

    Ese es el tipo de funeral que nos gustaría ver, otra cosa será que el cuerpo nos pida otra cosa y nos de por echarle de menos D. Microalgo…

    Quiero hacerle una pregunta de todas maneras, porque no lo tengo claro; el Leroy Kyrie se pone en la ceremonia de despedida (post: Banda sonora. https://lazonafotica.wordpress.com/2009/03/03/banda-sonora/) o bien hacemos sonar a Frank Sinatra con su “My Way”.

    El único problema que veo es que sin mujeres, sin niños y de funcionario usted va a durar más que un chaleco de pana. Y entonces puede ocurrir que nos entierre a todos los demás y la llave se quede colgando sine die…

    Saludos cordiales.

  11. Microalgo Says:

    No, Maese Posidonia, querido amigo. Primero el Kyrie y la correspondiente lagrimilla, y luego que suene la juerga. Y bueno, no digo que vaya a pasar mañana. Era sólo por si acaso, que uno nunca sabe. Espero que se tomaran Ustedes dos una por mí. Los enanos son aún muy chicos para ponerse un cubata.

    Y es lo que tiene, Salamandra, que uno no está ahí para organizarlo todo. Por eso quiero delegar en el más zumbado de mis amigos, el que va a mirar con los ojos como dos chirimoyas al cura y le va a decir “calla ya, que tú no sabes de esto”. No lo conoce Usted, a Fenrir el Lobo. Menudito es él.

  12. ergorrion Says:

    Ma gustao eso del ataú de colore, lo de la juerga y la música…, como sus amigos sean tan afisionao como usté a Silvio Rodríguez poca gente va a bailar en su funeral oiga :))

  13. anarkasis Says:

    verá como llegado el momento cambia de impresión y no dice ni pío.
    ¿que se apuesta?

  14. Arwen Says:

    Pues yo propongo añadir a sus planes funerarios una barbacoa, no con usted, claro, con sus caballitas y sus filetitos. Mientras que lo que queda de usted arde en su barco vikingo mar adentro, que en la orilla se tuesten ricos manjares… ¿Hace?

  15. margherita dolcevita Says:

    ¿Y podré cantar al fin la cabra, la cabra, la puta de la cabra?

  16. Microalgo Says:

    Arwen: vale.

    Margherita: ni muerto.

    Para que no me ponga esa cara de perrillo apaleao que seguro que me está poniendo, Margherita, la conmino a desatarse, al fin, junto con Ayla, y a arrancarse en mi funeral con las rancheras más desgarradas que sus gargantas pueden proferir. Que seguro que son desgarradísimas.

    Pruebe con “Caballo Prieto Azabache”, que siempre me ha conmovido.

    Ande.

  17. Radwulf Says:

    Sr. Microalgo, no se me ponga trascendental, que con estas cosas a mi me entra mucha congoja… Pero bien es cierto que estos temas hay que tenerlos en cuenta, porque a todos nos tiene que llegar el momento de estirar la pata (¡dentro de una jartá de años, esperemos!).

    A mi, la verdad, es que me la trae al pairo lo que diga el sacerdote. Cada vez me estoy “ateizando” más. La autentica despedida será después de que me metan fuego y arda como una tea. Cuando esparzan mis cenizas en la playa de Monsul, la cerveza corra a raudales y suene “Feo, Fuerte y Formal” de Loquillo.

    Aunque para entierro, el de Graham Chapman, miembro de los Monthy Python:

    http://dibujandoqueesgerundio.blogspot.com/2009/04/el-funeral-de-graham-chapman.html

  18. molly Says:

    Lo que vos queréis es un velatorio a lo irlandés!! No le quepa duda de que “litros de alcohol correrán por nuestras venas” pero permítame que no me siente a su lado a jugar al póker, al menos no hasta después del segundo trago de potcheen, o en su defecto, hidromiel. Pero si se va a encomendar a Odín, no empiece a repartir todo el equipo y siga el procedimiento habitual de llevarse todo su repertorio de cachivaches, o me lo veo despojado de su estatus social en el más allá y errando cual alma en pena sin encontrar jamás la paz.

  19. Microalgo Says:

    Uh, no se preocupe, Molly. Me llevaré el microscopio.

    Qué bueno verlo por acá, primo Radwulf. Gracias por el enlace. Eso es un funeral, y lo demás pamplinas. Uno de esos, sí. A mí me vale.

  20. NÁN Says:

    La lógica de la edad me permite postularme para el

    ¡Prietas las filas
    ante los de sotana
    a los meapilas
    darles con la badana!

    (y además pienso cantar lo de la cabra con madame Marguerite, hala).
    (pero con buen rollo, ¿eh?).

  21. Ra Says:

    Y que brinden, ¿a que sí?.

  22. Microalgo Says:

    Bueno. Pero aunque haya fallecido, si Nán y Margherita van a cantar sobre cuadrúpedos artiodáctilos, hagan el favor de ponerme taponcillos en los oídos.

    Y sí, Ra. Que brinden unas cuantas veces, hasta que no se puedan aguantar la risa.

  23. roseta Says:

    Buenas. La casualidad me ha traido hasta aquí y otra casualidad, triste, me llevó hace dos días a despedir a la madre de mi mejor amigo. El sacerdote que ofició aquella ceremonia tenía que ser hermano gemelo del que describe más arriba. No sé si llegará a leer este comentario,pues ando muy retrasada leyendo todo lo que escribe pero quiero que sepa que me ha reconfortado enormemente saber que otra persona siguió en la misma situación el mismo recorrido mental que hice yo en ese momento. De hecho, ya he tomado medidas. Pues nada,un saludo que tengo mucho que leer.

  24. Microalgo Says:

    Agradecidísimo por la visita, Dama Roseta. Siento la pérdida. Y sí, a veces es necesario tomar medidas.

    Un abrazo. Gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: