Una vez al menos

Mi amigo se precipitaba a su destino con un ligero galope del alma que nadie podía detener (Pere Calders: Ruleta rusa y otros cuentos, Reportaje del esbozo de la muerte).


Por aquí y por allá. Hacia todos sitios.

Siga la dirección de la flecha.



Al menos una vez en la vida un hombre debe aprender de una mujer lo que es la pérdida, debe enloquecer por una mujer y debe conocer lo que es amar a una mujer de manera absoluta.

Ay de ese hombre si el orden es distinto a éste, o si la mujer es la misma en los tres casos.

Anuncios

21 comentarios to “Una vez al menos”

  1. Inés Says:

    Y al menos una vez en la vida, una mujer debe rendirse ante ese amor, enloquecer al unísono y no dejar que la pérdida quiebre a ninguno de los dos.

    Un besito

  2. Lucia Says:

    Si la mujer es la misma en los tres casos que Dios se apiade de él. Pobrecillo.

    Un abrazo.

  3. martin Says:

    no hay nada más traducido de este señor, oiga?

  4. Canoso Says:

    Si la mujer es la misma ya puede ir buscándose un puente, porque de ésta no se recupera…

  5. Microalgo Says:

    Pues sí, es lo que yo digo.

    Obrigado, Martin. Viniendo de quien viene, pesa el halago.

  6. Morella Says:

    Coincido plenamente con Inés. La cuestión es saber cuándo hay que tomar ese tren.

    Todavía me queda mucho, muchísimo por llegar a saber lo que usted (y que conste que no estoy dramatizando).

    Un beso Micro.

  7. Posidonia Says:

    Lo del amor es como los trenes y las estaciones. Los hay que paran una sola vez y si no te montas te lamentarás toda tu vida; los hay que paran algunas veces y siempre tienes la oportunidad de volverte a montar en el siguiente. Pero los hay que no paran ni quitando las vías y pasan rápido y fugaces como el TALGO por una pedanía. Qué casualidad que nos empeñemos, en muchas ocasiones, en montarnos en esos. ¿De verdad Homo sapiens? Si acaso Homo sufridoris…

  8. Lola Says:

    Jajaja, ya ves, imagínate que es en orden inverso… Bueno, ahora que lo pienso… es lo que suele pasar, no?

  9. Microalgo Says:

    Pues sí, lamentablemente.

    Y qué le voy a contar a Usted, Posidonia. Que nos conocemos desde hace más de tres décadas (que se dice pronto). De cualquier manera, USTED no creo que pueda quejarse, lo más mínimo…

    No me sobreestime, Morella, que doy el pego pero en el fondo soy bastante tontorro.

  10. Posidonia Says:

    Siempre hay trenes D. Microalgo que pasan sin parar… Menos en Cádiz, donde todos los trenes paran porque no hay más remedio.

  11. Irene Adler Says:

    Observo que por aquí hay mucha afición al dolor. Qué ganas de aprender lo que es la pérdida y sufrir. Mejor aprender lo que es la felicidad, lo que es recuperar cosas, estar juntos. No hay que aprender cosas que hacen daño si se puede evitar. ;)

  12. emigrante Says:

    ¿y si se mezclan los sexos, los géneros, o las bocas?

  13. Canoso Says:

    En cualquier caso, ese término de absoluto daría mucho que hablar, así como lo de ‘una vez en la vida’, ¿cómo era aquello de mientras hay vida…?

    Y ya puestos, Micro, últimamante en los post te veo tristón, apesadumbrado, melancólico, hecho un asquito, cariñosamente hablando. A ver si llega el día 21 y al menos no tendrás la excusa de la astenia.

  14. ETDN Says:

    Magnífico post. Vale también a la inversa. No es cuestión de género, sino de humanidad (de ser humano, digo)

    De acuerdo con la apostilla de Inés. Y con la percepción de Canoso.

    Enhorabuena, en cualquier caso, por el textito.

    beso

  15. Ra Says:

    Oiga, visto así…

    Un placer toparme con su blog.

  16. ergorrion Says:

    Al menos una vez en la vida le deben a uno robar la cartera, debe uno compartir una borracharera absoluta y nadie se debería morir sin saber lo que es una resaca en verano y con levante. Puestos a sufrir…,ahn, lo del cólico nefrítico y el dolor de muelas no vale para filosofar que eso ya es peor que los amores :)

  17. Microalgo Says:

    Incorregible, Gorrión.

    Curioso su blog, Ra. A mis favoritos ha ido de cabeza. Un abrazo.

  18. Malú Says:

    El tren que pasa sin parar, al menos, da motivos para soñar.

    A veces duele más el tren que permanece, irremediablemente oxidado, en vía muerta.

  19. lablogaula Says:

    Por cierto, microalgo… me encanta su avatar… :)

  20. NáN Says:

    El orden de los factores es importante. Si no, la maleta que dejaste en consigna te la devolverían hecha unos zorros; o te entregarían otra.

  21. Microalgo Says:

    Pues sí, Nán. A veces lleva hasta una bomba dentro, fíjese lo que le digo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: