Cuídense

Ciertas son tus palabras, pero no es menos cierto que los jóvenes mueren a veces y los viejos siempre. ¿O es que acaso conoces de algún viejo a quien lo le alcance la muerte? (José Luís Olaizola: El Caballero del Cid).


Ahí yace.



Pueden Ustedes cuidarse o no hacerlo.

No hacerlo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Eso sí, pierden el derecho a la queja. Que tampoco es mucha pérdida.

Que la tierra le sea leve.

Anuncios

28 comentarios to “Cuídense”

  1. Princesa sin sapo Says:

    Creo que teniéndose un mínimo de cariñito uno se cuida, que al fin y al cabo será a al única persona con la cual estará hasta el final, y le tiene que durar.
    Eso sí, reconozco que uno se cuida más cuando alguien espera en la otra orilla… Alguien a quien cuidar también…

  2. Princesa sin sapo Says:

    A ver si ese alguien nos dura, al menos, tanto como nosotros mismos.

  3. Inés Says:

    Jamás pensé que llegaría a helarme
    Que perdería el calor
    y con el tiempo la razón.

    Antonio Vega, grande siempre.

    No me queda nada que añadir.

  4. Lucia Says:

    Cada uno hace lo que puede dependiendo de las circunstancias.
    Un abrazo.

  5. Lily Says:

    Pero cuidarse va en contra del malditismo que hizo aún más grande a Antonio Vega, a Rimbaud, a Byron… ¿no? ¿Quién quiere ser viejo y mediocre cuando se puede ser excepcional y joven?
    (Yo, yo quiero… XD)

  6. La fuente de sed Says:

    Suscribo a Inés. A mi tampoco me queda nada que añadir.

  7. laluli Says:

    ¡qué voz, qué letras!

  8. martin Says:

    te haremos caso…

  9. princesa del vértigo Says:

    Se hace lo que se puede o lo que se cree que se puede…más si los sindicatos hacen mutis por el foro. Ayuda poco a revelarse la tiritona que me dejó la última glaciación del corazón. Sí, habrá que cuidarse…en ello estamos.

    Abrazos reparadores

  10. ETDN Says:

    Día triste, sí. Pero nos quedan sus letras, y sus canciones.

    Uno muere un poco cuando desaparecen los mitos que han marcado su adolescencia y juventud, los que han puesto banda sonora a sus vivencias. Como pasó con Enrique Urquijo.

    En fin.

    Un beso y un gran abrazo

  11. Microalgo Says:

    La cuestión no es quién quiere ser joven y excepcional en lugar de viejo y mediocre. La cosa, creo, es quién quiere llegar a viejo y punto.

    Siempre habrá quien no sepa, y después está Ayala.

  12. Anxágoras Says:

    Estoy con Microalgo (casi), estimada Lily, esa disyuntiva que usted plantea no es la única posible: Por ejemplo, se puede pretender llegar a viejo y ser exccepcional.

    Al Rossini le llamaban El León, y con ochenta y tantos años aún se subía a los decorados y a donde hiciera falta para corregir a tenores, sopranos, contraltos, barítonos, etc, las escenificaciones, poniendo más pasión, entrega y espíritu en la representación de los personajes de sus libretos que todos ellos juntos.

    Y qué decir del gran Asimov (recientemente posteado aquí), que a edades terriblemente avanzadas (esta broma le hubiera gustado al muy coqueto) mantenía una lucidez que muchos ya quisiéramos firmar para ahora mismo.

    Hace poco vi a Tom Jones entrevistado por el Loco de la Colina. Dios, si era amiguete de Elvis … pero dijo (supongo que era cierto) que el nunca tomaba nada para los conciertos, que respetaba esa opción, pero que prefería salir “con claridad de mente” (dijo algo así). Y ahí está el tío, dando alegría a los mortales, cantando en directo en la tele con un par y con un soul que te cagas, el muy blanquito.

    Y otro ejemplo, y otro …

    Eso si, cada cual es libre de envenenarse como quiera (eso pienso), pero no me parece muy inteligente dañarse a uno mismo voluntariamente. Los animalitos no lo hacen si no tienen una buena razón para ello (generalmente la supervivencia).

    ¿Y quien ha dicho que por no cuidarse se va a ser más excepcional, que el malditismo hace aún más grande?. Lo que lo hace es la leyenda de ¿Si ya hicieron todo esto, qué hubieran hecho de no morir tan jóvenes o de cuidarse un poco más?. Lo realmente grande es llegar a viejo y que no hayas defraudado la grandeza ni las expectativas, eso sí es leyenda. Lo otro es una huida precipitada y cobarde ante el riesgo del fracaso y el miedo al tiempo.

    Toma ya (Ahí va el Rubito Arisco, querido Microalgo)

  13. Microalgo Says:

    Volviendo por sus fueros, como corresponde.

  14. Princesa sin sapo Says:

    Hombre, se ve que hoy los niños estaban tranquilos y lo dejaban escribir. Pero concuerdo con Ud., don Anxágoras. ¡Ah! Y pronto le llegarán testimonios gráficos sevillanos. Espero los que están en su poder…
    P.D: El rumbo de mi comentario inicial, alejado del señor Vega, se debía a que no supe hasta más tarde que había fallecido. De ahí mi divague…

  15. La Fuente de Sed Says:

    Pues con todo el cariño… discrepo.
    Es que no hace mucho le di alguna vuelta al tema (perdón por la publicidad: http://lafuentedesed.wordpress.com/2009/04/22/vida-en-cantidad) y no estoy nada convencido de lo de cuidarse para ganar tiempo.
    Y no entro en si por ejemplo Antonio Vega hizo bien o mal, asi era como era y no podía ser de otra manera, ¿alguien cree que pudo elegir? Sus caractéristicas, su sensibilidad, sus emociones le pusieron bajo la tormenta, no podía ser de otro modo, y yo le lloraré, y egoistamente le echaré de menos, porque me gusta que me sepan transmitir emociones, aunque sean tan grises como a veces eran.

    O algo asi.

  16. NáN Says:

    A mí me lo dijo mi hijo no hace ni dos meses. “Nano, cuídate, que ya tienes edad y sueldo para eso, toma solo whisky del bueno”.

  17. Microalgo Says:

    Su hijo sabe mucho. Hágale caso, Nán.

    Daría mucho el tema para hablar, Fuente de Sed. No sé si estoy de acuerdo en que estas cosas no se eligen. Tal vez sí. A nadie se le escapa que el malditismo, como decía Anaxágoras, vende tela, y a todos los niveles.

    También es cierto que hay gente que no llega y, en lugar de maldito, se queda en puñetero.

    Besotes.

  18. Lola Says:

    Cuídeseme también usted, que algunas microalgas están extinguiéndose… :)

  19. Microalgo Says:

    Las pobres.

    ¡¡Hooola, Loliiiyiaaa!!

    (a todo esto).

  20. Anxágoras Says:

    Yo sí creo que pudo elegir. Ojo, ni le juzgo ni le critico. Yo también hubiese querido que aún estuviese aquí. Una pena para todos los que le apreciaban.

    No es como elegir subirse a un avión o no y que luego se estrelle. Mala suerte. Casualidad.

    Si uno está bajo la tormenta … no se refugia debajo del árbol solitario más alto que encuentre, para que le parta un rayo. A lo mejor luego le cae igual, pero, ¿alguien cree que eso justifica lo de “como me puede caer igual, da lo mismo lo que haga”?.

    No suele ser muy beneficioso confundir posibilidad con probabilidad.

  21. Lola Says:

    Me encantan tus saludos. Y tus futuras y desconocidas croquetas :)

  22. Sérilan Says:

    Cuidarse, quererse uno mismo, es la única manera de no sentir nunca el amargo sabor de la decepción, y si eso llega algún día mejor perder la memoria.
    Esta noche Antonio Vega ha vuelto a emocionarme desde el homenaje que le han dedicado en la 2 de tv

  23. Glomus Says:

    Se fue también D. Mario, con sus tácticas y estrategias. Lo que me jode es que no he podido decirle cuánto le debo. Seguro que en el lugar donde está ahora, alguien se lo dice de mi parte.
    Besos, PsS.

  24. Princesa sin sapo Says:

    Mario lo sabe. Somos muchos los que le debemos mucho. Somos muchos los que lo echaremos físicamente de menos y releeremos sus libros para revivirlo.
    Sólo me da cierto consuelo pensar que debe estar celebrando su reencuentro con la persona que más quiso y al lado de la que caminó casi toda su vida.
    Para nosotros el camino recién empieza, pero se vislumbra similar en su calidez, duración, calidad… Besos también para vos.

  25. Radwulf Says:

    Sr. Microalgo, creo que esta semana tendremos que cuidarnos de forma excepcional después de los excesos culinarios del fin de semana… Yo calculo, así, a grosso modo, que el colesterol me ha subido en un 300%, o más. :P

    Con respecto al tema del post, y en concreto a las aficiones del desaparecido Antonio Vega. Estoy convencido, por tener algún que otro amigo cuyos flirteos y experimentos con las drogas hace ya tiempo que declinaron en una politoxicomanía de aúpa, que hay gente que tiene un gen, una característica en su personalidad que los conduce, irremediablente, a la autodestrucción. Y que ellos son completamente conscientes de cual va a ser su fin… y lo tienen totalmente aceptado. Una pena, pues el dolor que eso causa en la gente de su alrededor (familia, amigos) es tremendo, pero tengo comprobado que si ellos no quieren cambiar de vida, poco podemos hacer los demás.

    En fin, que como ya te prometí, pendiente queda haceros una visita a ti, a tu señores padres y al Sr. Anaxágoras (al que hace demasiados años que no veo, creo que la última vez yo aún no me afeitaba… :P), y pegarnos un atracón de pescaíto frito en la tacita de plata. Con su consecuente subida de colesterol en otro 300%, of course!

    Nos leemos, primo! :)

    mode parrafada off.

  26. ETDN Says:

    Sirva también para Benedetti. El que consiguió que a usted le gustara, al menos, algún tipo de poesía.

    Besos

  27. Anaxágoras Says:

    ¿Radwulf? Bonito nombre, primo. Bienvenido. Me alegro de leerte, y de decirte que subscribo, en casi su totalidad, tu comentario. Pero aún pienso que nada es inevitable.

    ETDN: Me temo que Microalgo y yo también compartimos gustos en cuanto a la poesía … Recuerdo que a Glomus también le gustaban los Haiku (Basso y cia), si mi memoria (en nada comparable a la de MIcroalgo) no me falla.

    Por cierto, estimado Glomus, hablando de “táctica y estrategia”, una cita que quizás le valdría a Microalgo para otro post, quién sabe: “La táctica es el empleo de las fuerzas armadas en el combate, la estrategia es el empleo del combate con vistas al fin último de la guerra” (Carl von Clausewitz).

  28. NÁN Says:

    Perfecta la diferenciación entre táctica y estrategia. Yo lo había leído de una manera más sencilla. la táctica es para el enfrentamiento puntual, la estategia para la guerra.

    Y estiy de acuerdo con el gen autodestructivo, si le añadimos que a veces no es un gen, sino una estructura mental que se ha creado por cualquier razón. Probablemente en la infancia.

    En todo caso, es una fuerza que controla. No podemos juzgar; en todo caso, podemos no quererlo para nosotros.

    Y Mario Benedetti nos ha dejado los libros. No puede hacer ya nada más por nosotros. 88 años pueden ser muchos y también se puede morir por dejadez. Bendito sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: