Elementos indiscutibles de seducción

Cualquier enamorado es un merodeador.
Espía con angustia los pasos del contrario
e imagina una agenda repleta de enemigos.

A solas, frente al espejo, ensaya largos besos
emulando a los grandes galanes de cine
y urde un plan perfecto para colarse en su vida,
sutil como un ladrón de guante blanco.

(Cualquier enamorado es un merodeador; Mercedes Escolano: No amarás).


Como el que no quiere la cosa

Aceptar el guante es aceptar el reto.
A veces, sin embargo, es mejor que no.



Este fin de semana estuve en Sevilla. El hijo de mi amigo JJ hacía su primera comunión, y nos reunimos unos cuantos, con esa excusa, para vernos las caras. Allí estaba en buen Glomus, Princesa sin Sapo, el citado JJ, El Arquitecto Loco, el bueno (aunque siempre arisco) de Anaxágoras y su liante hermano, a la sazón quien les endiña este post.

Como siempre, volvieron recuerdos de épocas pasadas y no siempre más felices (aunque la memoria criba y deja lo que quiere). Uno de esos recuerdos estaba ocupado por varios de los presentes. Glomus y Princesa se salvaron, porque no estaban. Los demás sí.

Digamos que unos quince (o más) años antes, más o menos por Semana Santa, y estando este Microalgo como ahora (solterito del todo), y en el mismo estado Anaxágoras y El Arquitecto Zumbado (JJ estrenaba noviazgo con la que es ahora su pacientísima esposa y madre de sus dos hijos), los dos primeros decidimos visitar a los dos últimos y nos vinimos un par de días a Sevilla.

― Y que sepáis que nos vamos esta noche por ahí, de ligue. A ligar, ¿me habéis entendido? ―les dije, yo, iluso.

Yo soy dos promociones más joven que todos estos que les cuento, que son de la quinta de mi hermano. Pero si la seducción no es mi fuerte, al lado de esta caterva soy el puñetero Giacomo Girolamo Casanova.

Nos metimos en un pub sumamente estiloso (con una pitonisa con bola de cristal y todo, en un extremo del local). Me pedí una cerveza. El Arquitecto, una manzanilla (de infusión, no se confundan). Anaxágoras, un batido de chocolate. JJ anunció que iba a buscar una cabina para llamar a su novia.

― Una noche loca, ¿ehn?

Sin terminar de desanimarme ojeé (avizoré, si quieren) el local. Junto a nuestra mesa. Cuatro chicas. Simpáticas. Monas. Se reían. Bonitas risas, las de ellas.

Estaba ingeniándomelas para entablar conversación cuando, al ratito, se levantaron para irse. “Bueno”, pensé. “Qué le vamos a hacer”.

Pero hete aquí, oh, hado incontrolable, que veo que una de las chicas se ha dejado los guantes en el asiento. Tal provocación con invitación a iniciar el (digamos) cortejo no ocurre en Sevilla desde el Siglo XVII, más o menos.

Me levanté, tomé los guantes y me dirigí a la puerta. Preguntar, dárselos a la chica, proclamar nuestra forastería e inquirir a dónde más se podía ir después no requería demasiada imaginación, pero…

Hete aquí que, cuando he puesto una mano en el pomo de la puerta, El Arquitecto Desquiciado, de cuyo ingenio nadie duda, soltó alguna de las suyas, Anaxágoras se encontró con la frase mientras sorbía su batido, y como consecuencia de tal conjunción de carcajada e ingesta de líquidos, gran parte de estos salieron expelidos por las narices del Rubito Arisco.

El espectáculo era dantesco.

Abrí la puerta y solté un “estosguantessonvuestros”, tras lo que casi se los tiré. Me faltó un “huid, huid, insensatas”, como remedo del mismísimo Gandalf en el puente de Kazad-dûm (perdóneseme el frikismo).

El resto de la noche lo pasé entre la depresión y el marasmo, una vez convencido de que no iba a haber manera de entablar siquiera una conversación lejana con fémina alguna, dada la compañía que llevaba (JJ insistía en buscar una cabina para llamar a su novia, a todo esto).

Y bueno. El que no se consuela es porque no quiere, y las comparaciones no siempre son odiosas. Sobre todo cuando nos benefician.

Y eso sí. No se ligará nada, pero con esta gente te ríes una barbaridad. Hay riesgo de echar bebidas por la nariz, pero merece la pena.

Anuncios

22 comentarios to “Elementos indiscutibles de seducción”

  1. Inés Says:

    La gente del despacho me mira mal por decojonarme de risa delante de la pantalla del ordenador.

    Cerveza, manzanilla, batido de chocolate y una cabina. Desde luego, para ligar, no hay combinación mejor.

  2. Lucia Says:

    ¡Sois unos fieras!
    ¡hala, a darle a batido de chocolate!

    Besos.

  3. carrascus Says:

    Pues al señor Anaxágoras se le quedarían los tubos que comunican garganta y nariz de lo más limpitos, porque la manzanilla (la de infusión) tiene esas propiedades.

  4. Microalgo Says:

    No, no, lo suyo era el batido de chocolate.

    Fue horrible, no me lo recuerde otra vez.

    Total, astrofísicos, ya se sabe…

    Ejjem.

  5. Inés Says:

    ¡Ejem! Que no todos tienen esos problemas de coordinación.

    No me incluyo porque aquí una servidora casi se ahoga bebiendo agua (de una copa) por culpa de un chiste de su hermano. ¡Qué susto se llevaron los dueños del japo en el que estábamos comiendo!

  6. Princesa sin sapo Says:

    ¿Por qué será que nuestra memoria selectiva vuelve siempre a este tipo de recuerdos, en particular cuando uno se reúne con viejos compañeros de secundaria? Posiblemente, de haber ligado con las damiselas, quizás ni recordaran esas noche.
    De todos modos, no resulta realmente muy seductor eso de echar un batido de chocolate por la nariz, la verdad (¿batido de chocolate? ¿pero a quién se le ocurre tomar eso después de la hora de la merienda?). Aunque para gustos, ya sabe…

  7. Ayla Says:

    No debería haber dejado que se marcharan, hombre. Imagínese que ellas también se hubieran reido de la situación, olvidándose de fingirse seres prohibidos. Si es que el que la sigue la consigue, aunque sea con manzanilla. Pero hay que hacerse valer y no acobardarse a las primeras de cambio. Un saludo!!

  8. Morella Says:

    Sin duda que aquellas son las mejores anécdotas. Y más que seguro que el que no se consuela es porque no quiere.
    Un saludo.

  9. Morella Says:

    Disculpe, al carajo con el -que-.

  10. Salamandra Says:

    Es que si uno de los miembros del equipo no comparte el objetivo común empiezas mal, si además expele batido por la nariz es imposible (o casi).

  11. Microalgo Says:

    Imposible del todo, Maese Salamandra. Cuando hay imposibles, no se puede hacer nada (parafraseo al torero Lagartijo), sea válida esa explicación para Ayla, a pesar de sus indudablemente buenas intenciones. A pesar de lo que nos digan las películas yankees, donde todo acaba bien, en ocasiones es necesario rendirse y aprender a vivir con ello.

    No se apure, Inés: los matemáticos son mucho peores. En Granada los distinguíamos en la cafetería de la facultad porque derramaban los cafés con los codos (indefectiblemente).

    ¿Y quién se toma un batid ode chocolate a las once y media de la noche? Pues Anaxágoras, querida Princesa sin Sapo. Y hubo un tiempo en que le dio por el zumo de tomate…

    No sobraba ninguno, Morella. Uno de los graves problemas de mi redacción, sin embargo, eran los paréntesis, hasta que leí a Benítez Reyes, que es absolutamente parentético, y desde entonces me da igual poner todos los que me plazca. Usted no se corte.

    Besotes.

  12. Arwen Says:

    Si es que se junta usted con unos personajes… Con lo normalitos que son todos los que fuimos a la barbacoa del domingo pasado… ejem

  13. ETDN Says:

    Pues si eso era hace quince años, en plena juventud…mejor no pensar en cómo serán vuestras juergas de ahora, ejem…

    bss

  14. Microalgo Says:

    Ni pregunte, Dama ETDN. Ni pregunte.

  15. Anxágoras Says:

    Excusas, excusas, todo excusas, ellas estaban totalmente fascinadas por nuestras resplandescientes personalidades, lo que pasa es que Microalgo se nos adelantó y las despidió tan rápidamente que las pobres no tuvieron otra salida que irse airosamente.

    Por cierto, ¿Quién Ha Dicho Que Los Tolkienófilos Somos Un Poco Frikis?. (Véase como (contra)ejemplo nuestro común amigo Fran.)

    Vaya, no sabía lo de los paréntesis de Benítez Reyes, y yo que también andaba preocupado …

  16. Microalgo Says:

    Fran es un frikazo del nueve largo recortado con puntitos amarillos y linternas chinas amarradas en los cuernos. Eso no quita que sea el mejor humano de entre los mortales. Pero lo segundo tampoco invalida lo primero. ¡Si hasta tiene un libro dedicado por el actor que hace de Gollum! (lo juro).

    Le planto, Anaxágoras, la cita de Benítez Reyes:

    (Y disculpen la epidemia de paréntesis.) (Pero es que el pensamiento suele ser parentético.) (Porque pensar supone construir un dique de contención en el cauce del magma del instinto, del sentimiento, del discurrir inconexo e informe de la bestia.)
    Felipe Benítez Reyes: El Pensamiento de los Monstruos.

    Si se fijan, FBR. pone los puntos DENTRO de los paréntesis. Con un par. Que él puede permitirse esas cosas.

  17. Anxágoras Says:

    Esto … que Fran es … es … “Un frikazo del nueve largo recortado” (omito el resto). Entonces … yo … yo … ¡Oh no!. Siempre lo había sospechado, pero no quería reconocérmelo a mí mismo. Creo que por fín he salido de detrás de la estantería. (Si hay quien sale de un armario, que es un lugar mucho más aburrido, todo lleno de trapos, los frikis salimos de detrás de la estantería, hala, que por lo menos tenemos los libros a mano).

    Me temo que el próximo Día del Orgullo Friki, llamaré a Fran y juntos marcharemos unidos bajo la bandera negra (la del árbol blanco y las siete estrellas, ¡cuál si no!).

  18. Inés Says:

    @Anaxágoras: No os olvidéis de la toalla, fundamental como todo buen autoestopista sabe.

  19. Lily Says:

    ¿Árbol blanco y siete estrellas? Mejor negra con una estrella de ocho puntas en dorado. O con tres silmarilli. (XDDD Otra tolkiendil que estaba detrás de la estantería o algo…)

  20. Sérilan Says:

    Me estoy imaginando a la “peña” esa noche en Sevilla y el cuadro es para no olvidar..jajajajaja
    Lástima que mi hija ya no viva alli, la hubiese enviado a ella y sus amigas al rescate.
    Pobrecitosssss……

  21. Anaxágoras Says:

    Estimada Lily: ¿Una bandera negra con una estrella de ocho puntas dorada?. Me temo que no soy tan tolkienófilo como me gusta parecer. Si me aclaras de dónde la has sacado, te debo una.

  22. Microalgo Says:

    ¿Mandar a su hija, Sérilan? Pero, ¿qué le ha hecho a Usted esa criatura? Ande, ande, no sea madre desnaturalizada y cuide más de su retoña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: