Loor y gloria

La violencia es el último recurso del incompetente (Isaac Asimov: Fundación).


Tó shulo, el Ikey.

Ese Isaac… oé.



El seis de Abril de 1992 murió uno de los más grandes. Isaac Asimov fue autor de chorrocientos libros y artículos, y muchos de los primeros poblaron las horas de mi infancia y adolescencia, junto con los de Arthur C. Clarke. Lamentablemente, aún no había yo adquirido el hábito de anotar citas, de modo que incluso la que abre este post está traída de memoria.

Asimov escribió sobre casi todo. Su colección de libros de historia es absolutamente clarificadora, sus ensayos sobre la fotosíntesis, sobre mecánica cuántica o sobre la extinción de los dinosaurios podían ser leídos por cualquier profano con el mismo placer con que lo haría un experto en el tema y, sobre todo, sus cuentos y novelas de ciencia ficción son irremplazables. La trilogía de la Fundación, Los propios Dioses, El Hombre del Bicentenario, Estoy en Puertomarte sin Hilda

Él siempre pensó que si se le iba a recordar por algo, sería por las tres leyes de la robótica que enunció:

1.- Un robot no puede dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.

2.- Un robot debe obedecer las órdenes de un ser humano, a no ser que estas órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

3.- Un robot debe proteger su propia existencia, a no ser que esto implique vulnerar la Primera o la Segunda Ley.

Algo completamente utópico, por supuesto, porque si los androides existieran, seguro que el primer uso que se les daba era militar. Me apuesto lo que quieran.

Loor y gloria a este escritor, que me picó en el hábito de la lectura, me atrapó en sus mundos y me permitió aprender. Cierro con una cita de las que sí pude anotar en libros posteriores:

Lo mejor contra la tristeza es aprender algo. Es un remedio que no falla. Puedes hacerte viejo con temblorosa anatomía; puedes yacer despierto por las noches, escuchando el desordenado rumor de tus arterias; puedes perder el único amor de tu vida, puedes ver a todo el mundo devastado a tu alrededor por locos malvados o advertir que seres mezquinos hunden tu honor en las cloacas. Sólo hay algo que mitigue esos pesares: aprender (T.H. White: Camelot).

Buenas vacaciones a quienes las tengan. En todo caso, disfruten de la primavera.

Anuncios

13 comentarios to “Loor y gloria”

  1. Juan Shano Arroyo Says:

    Suscribo lo dicho por Don Micro con la salvedad de que creo que, puesto entre la espada y la pared, la violencia es de hecho el único recurso del incompetente.

    Besos (onde usté sabe)

  2. Microalgo Says:

    Interesante, tal disquisición, vive Dios.

    Un abrazo.

  3. Salamandra Says:

    Acabo de recordar la primera vez que leí algo de Asimov, en verano publicado en entregas en “El País”. El calor, los olores…

  4. NáN Says:

    un grande (solo le leí novelas de ciencia ficción)

  5. Sérilan Says:

    Hay un refrán por ahí que de alguna manera viene a a darnos la razón en eso de “aprender”como terápia para los males: MENTE OCIOSA MAL PENSAMIENTO.
    Y si, yo tengo vaciones pero no me van a servir de nada debido a problemas familiares.
    A esperar tiempos mejores, no queda otra. O a tratar de aprender algo en éstos dias como remedio.
    De momento un libro, medicina universal. Besos.

  6. ETDN Says:

    Tengo una gran deuda con el género (de la ciencia-ficción, se entiende). Asimov, Bradbury, Ballard e incluso Benni. Ahí están, pendientes.

    Me encanta la cita de Camelot. Para apuntarla, desde luego.

    Casi de vacaciones. La maleta hecha, al menos. Y ganas de más primavera, incluso veranillo gaditano al lado del mar, en buena compañía.

    Mañana nos vemos.

    bss

  7. carrascus Says:

    Apúntense ustedes éste: “Universo de locos”, de Fredric Brown. No se arrepentirán de su lectura.

  8. Morella Says:

    Hermosa esa cita, probablemente te la robe para guardarla.
    Muchas gracias por el regalo. Apenas me saqué un poco el estudio de encima me zambullo en esas aguas.
    Me alegra que terminaras como yo tu último día .. y de seguro que sabés con quien lo pasarías o ‘desperdiciarías’, todos sabemos con quien lo haríamos.

    Un beso .

  9. H. Lecter Says:

    ¡Qué casualidad su post del tito Isaac! No hace mucho acabo de volver de Trántor y Términus. Leí los tres primeros títulos de la serie de las Fundaciones cuando era un pibe y los recordaba muy vagamente, pero con la sensación de que me había costado digerirlos. Ahora que los he vuelto a leer me han parecido menos densos que en mi recuerdo, pero muy estimulantes, hasta el punto de seguir con otros dos títulos que Asimov escribió ya en forma de novela, no para ser publicados por entregas. Hasta ahí (“Los límites de la Fundación” y “Fundación y Tierra”) los puedo recomendar a cualquiera que quiera dejarse llevar por un juego muy ingenioso de estocadas y paradas mentales.
    Amén a la sugerencia de carrascus y la hago extensiva a cualquier título de F. Brown, uno de los grandes cachondos de la S.F. y de la literatura, si se tercia.
    Y como por sugerir (y aprender) que no quede, recomiendo encarecidamente la saga de Ender, de Orson Scott Card. Ideas brillantes, talento para verlas desde multitud de puntos de vista y personajes muy consistentes para darle vida a ese análisis de realidades inventadas que, miren ustedes por dónde, resultan ser muy próximas.
    Antes de desearles unas felices vacaciones (o lo que sea) y despedirme, aporto otras dos citas del tito Isaac. La primera, también de “Fundación” dice: “Nunca permitas que el sentido de la moral te impida hacer lo que está bien”
    La otra, en boca de un verdadero sabio y currante, es reveladora: “La Auto-Educación es, estoy convencido, el único tipo de educación que existe”.

  10. Microalgo Says:

    Gracias por los apuntes. No caerá en saco roto, Carrascus, su sugerencia. Y gracias por las citas, Lecter.

    El primero de la serie de Ender (El Juego de Ender) me pareció también una enorme novela de ciencia ficción, sí señor. No he leído el resto. Me pasó como con Dune: la primera es estupenda y no quise seguir con el rollo.

    Hay un par de novelas de Dan Brown, que van consecutivos y no son separables, que se llaman Hyperión y La Caída de Hyperión. También son magníficas. La tercera de la serie (Endymión) es malísima.

    Y bueno, romper dos lanzas más: Una por el enorme Stanislav Lem y otra por un autóctono, Rafael Marín, que tiene varias estupendas novelas del género, una de las cuales, La Leyenda del Navegante es una verdadera maravilla.

    Besotes a porrillo.

  11. Salamandra Says:

    Rafa Marín me dio clases de inglés en bachillerato hace 24 años. Acababa de publicar su primera novela. Le dije que no me gustó el final, creo que me bajó la nota por ello.

    Cosas que pasan.

  12. Microalgo Says:

    Qué perro, el tío.

    Daría tema para un post la fatuidad de los artistas en general y los escritores en particular. Lo mismo me pongo un día con ello…

    Le recomiendo a Usted sólo a Lem, entonces, Salamandra. Ciberíada es una gamberrada, pero si uno ha estudiado física se le escaparán menos chistes privados, por ejemplo:

    ― ¿Y cómo es el Demonio de Primera Especie?
    ― Oh, es mucho menos interesante, un vulgar demonio termodinámico que sólo sabe hacer una cosa: dejar salir por el agujero los átomos rápidos y los lentos no. Así se produce un perpetuum mobile termodinámico. No tiene nada que ver con la información
    (Stanislaw Lem: Ciberíada).

    Y Solaris (nada que ver la filosofía de fondo con las versiones cinematográficas que se hicieron de ellas, de las que Lem siempre renegaba… decía que si hubiera querido contar la historia así, la habría llamado “Amor en el espacio exterior”). Y otra probablemente descatalogada llamada El Invencible, que también es magnífica.

    Abrazotes.

  13. anarkasis Says:

    resultado: inabarcable
    stop.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: