Oasis

Y cómo huir,
cuando no quedan islas
para naufragar…
(Joaquín Sabina: Peces de Ciudad).


Adoro este sitio. Lo juro.

En el Quinto Pino.



En Palma de Mallorca, la antigua calle Bosque hoy se llama Camilo José Cela. Si uno sigue esta calle hacia arriba, de pronto se acaban las casas y la calle se convierte en una carreterita que cruza un bosque de pinos hasta el magnífico Castillo de Bellver.

Pero hoy no nos hace falta subir tanto: justo en frente del hotel TRYP “El Bosque” hay una puertecita bajo un letrero colgante que nos informa de que detrás de la misma hay un bar que se llama “El Quinto Pino”. Tal como llegué del vuelo al hotel y solté la maleta, me dije “aquí mismo”, porque no tenía muchas ganas de dar vueltas por una ciudad desconocida y de la que no tenía referencias.

Yo pensé que “shoshete” y “shosholoko” eran apelativos cariñosos que sólo se utilizaban profusamente en La Trimilenaria, pero no.

― ¡¡Shoshete, salen dos flautas de pollo!!

Quien grita es Pilar, desde la cocina. Ayudando como camarera ese día (tal vez como cosa especial, porque suelta el comentario de “a ver si me contratas más, que te doy suerte: mira qué de gente”) está Conchi, delgadísima, cosa que no me extraña porque se mueve tan rápido que se la ve borrosa. Aún así siempre tiene tiempo de pararse al lado de la mesa y preguntarte si va bien la comida.

El restaurante tiene una mesa interior que hoy está llena (un grupo de amigos y conocidos de la casa). Y las pocas mesas de dentro y las cuatro de la terracita también están repletas. Conchi me cuenta que lo normal es que haya tres o cuatro personas.

― ¡Mañana subo los precios! ¡Esto está demasiado barato! ― se oye despotricar a Pilar desde la cocina.

Lo de los precios del local es tan cierto como que hay algunos pececitos que dan calambre.

― ¡Caballero! ―me grita Pilar asomándose desde detrás de la barra que da a la cocina―: No me quedan patatas fritas. ¿Te pongo en su lugar ensaladilla rusa?

Definitivamente, adoro este sitio. Las “flautas” son una especie de crèpe relleno de varias cosas posibles. La de pollo está de escándalo, y la ensaladilla es simplemente materna. De esas que, uno no sabe por qué, dan ganas de vivir.

Eso fue el domingo. Pasé el lunes otra vez, porque me quedé con ganas de probar las magdalenitas de la casa (con rellenos variados de canela, chocolate, mermelada de mandarina…). Pero estaba cerrado. Debe ser su día de descanso, pensé.

Pero pasé al día siguiente y también. Y al otro. Y yo me iba (me he ido) el jueves muy temprano. ¿Habrán cerrado definitivamente? ¿Hicieron el domingo tal caja que se están dedicando a digerirla el resto de la semana? ¿Sólo abren los fines de semana, como el barecillo-biblioteca ideal que montaría Teodoro Adorno Gato?

Venciendo un pudor contra el que siempre he luchado (lo dominé en parte hace tiempo bajo la consigna del “¿y qué si lo hago?”, y con excelentes resultados), el miércoles por la tarde les metí una nota por debajo de la puerta, con mi tarjeta (las únicas que tengo son las de investigador del CSIC… son un pegote, lo sé, pero es que no tengo otras), y el consabido pero no menos sincero “si pasáis por La Trimilenaria, dad un toque y os hago un tour por la ciudad”.

Esa misma tarde, recibí una llamada de número desconocido.

― ¿Microalgo? Soy Pilar… del Quinto Pino.

Me contó que le había dado un arrechucho enfermil y que estaba ingresada, y de ahí el cierre temporal del local.

Si ellas llegan a leer esto alguna vez (les pasé en la nota la dirección de La Zona Fótica, por supuesto), que sepan que les envío un abrazo enorme, decirles que su local es un verdadero oasis (uno de esos sitios a donde volver), y desearle a Pilar que se recupere lo antes posible.

Cuatro besos enormes para las dos, guapísimas.

Al resto de Ustedes, recomendarles encarecidamente el sitio si pasan por aquella hermosa ciudad.

Y la próxima vez que pase por allí, voy a cometer un exceso con las mencionadas magdalenillas. Se lo advierto.

Besos a todos.

25 comentarios to “Oasis”

  1. Posidonia Says:

    Eres un romántico…

    Ya te pediremos referencias geográficas cuando visitemos la isla.

  2. Astarté Says:

    No pensaba viajar a Mallorca, pero desde luego, leyendo tu relato , (y sobre todo por lo de la ensaladilla), pienso planteármelo para este verano. Ah, gracias por darme la idea para cuando me llamen los de vodafone. ¿Algún villancico que pueda cantarles?.
    Saludos.

  3. Microalgo Says:

    “Campana sobre campana” es un éxito de ayer, hoy y siempre, que tal vez haga las delicias de operadores telefónicos grandes y pequeños, Diosa Astarté. Pero seguro que cualquier otro será bienvenido.

    No sé, Posidonia, si romántico o barroco (que diría Silvio). Más bien barroco. Churrigueresco, incluso.

  4. cieso Says:

    Es lo que tiene esto de la globalización: el mundo se ha convertido en una enorme barra de bar donde a veces te encuentras con camareros ciesos y otras veces con encantos como esos.
    Y ya discutiremos cuando nos veamos, sobre los encantos de la ensalidilla.

  5. Microalgo Says:

    Terminaremos rápidamente esa discusión, seguro. Y empachados, muy probablemente.

  6. carrascus Says:

    Cieso… lo de “ensalidilla” ha sido un error al teclear con los deditos… o una traición mental…?

  7. Microalgo Says:

    Ah. Pues yo no me había dado ni cuenta, fíjese. Inocentón, yo.

    Y ya no sé qué prefiero en estos momentos: una ensaladilla o una ensalidilla.

    Ay, si Sigmund Freud levantara la cabeza…

  8. margherita dolcevita Says:

    Ay, si Sigmundo Freud levantara la cabeza… ¿O eso ya lo habían dicho?

  9. ETDN Says:

    Preciosa historia y sugerente lugar para perderse.

    Es bonito estar abierto a las personas y a los lugares, estar dispuesto a dejarse sorprender. Es una buena manera de disfrutar de la vida, de conocer cosas que merecen la pena. Lástima que no siempre vayamos por la vida con los ojos tan abiertos, con el alma dispuesta. La de cosas buenas que nos perdemos por nuestros miedos, por ser tímidos, por pecar de prudentes.

    En fin. Disculpen el discurso de manual de autoayuda. Es que la primavera me ha puesto un poco ñoña.

    besotes

  10. Microalgo Says:

    Buéh, nosotros se lo disculpamos todo, Dama ETDN.

  11. NáN Says:

    la palabra correcta es “ensalidillo”.

    De nada

  12. NáN Says:

    esto de los lapsus es la monda.

    La semana pasada, voy al Manuela y me encuentro a un amigo con su pareja. He de avisar al personal que no me conoce que soy de edad avanzada (no confundir con “de vanguardia”).

    Voy vestido con el traje que me hice para la última boda, porque los tres pantalones que tengo, de hace más de tres años, están todos deshilachados por abajo. Así que “elle” se ha empeñado en que me ponga el traje para todo (voy a comprar con traje, a la piscina con traje, a trabajar con traje…).

    LA pareja de mi amigo me dicequé cómo voy así, con el buen tiempo. Le respondo lo que acabo de contar y añado que desde que salgo por la mañana, antes de las 7, ya voy así.

    La pobre, queriendo quedar bien, pretendió decir, “Es que a esa hora se entiende”.

    PEro dijo: “Es que a esa edad se entiende”.

  13. María a rayas Says:

    jajajaja
    (risas para la anécdota de Nan…)

    y ooooooooooooh para la de Microalgo…
    yo creo que ponerle a un bar de nombre el Quinto pino ya dice mucho de la gente que te vas a encontrar (entrañable a más no poder…)

    es casi la hora de comer así que entre magdalenas de sabores maravillosos y flautas de pollo y otros condimentos esta entrada me ha parecido casi una tortura china…
    uf uf uf

    un beso!

  14. Microalgo Says:

    No me sufra, María a Rayas. Ya queda poquito. Por acá también hace hambre.

    Y lo de los lapsus da para una tesis doctoral, Nán… mire Usted a nuestro presidente, que en plena disertación sobre los ruskis se le escapó la vena porno.

    También me encantan las erratas locas que quedan escritas, como aquél que decía “El almirante visitó las nuevas instalaciones con su mujer, moderna construcción en forma de «U»”.

    Una delicia. Si tuviera bastantes pondría un post sobre ellas. Miren, me voy a dedicar a coleccionarlas una temporadita. Si conocen alguna, péguenme el toque…

  15. Sérilan Says:

    De aquí a un contrato indefinido con la oficina de turismo de Baleares está usted a un paso querido Micro.
    Y luego se gastan unos presupuestos millonarios en publicidad para nada porque no creo que lleguen a lo que Microalgo ha conseguido con muy poquito, bueno, no tan poquito, le ha puesto corazón y eso ya es mucho.
    Nada…que me han entrado ganas de ir (no estuve nunca )

  16. Salamandra Says:

    Mira que bien, si un día voy por allí…

    Has quedado como un señor, y solo al coste de vencer un pudor y una tarjeta de visita.

    Felicidades.

  17. Microalgo Says:

    Gracias, Salamandra y Serilan.

    Creo que El Diari de Kafka vive por allí… si acaso, ya le iré preguntando cómo va la cosa, si puede acercarse a echar un ojillo.

    Yo tampoco había estado nunca, Séri, y sólo tuve dos tardes libres para echarle un vistazo a la ciudad. Tengo que volver con más tiempo.

    Besotes, abrazotes.

  18. Juan Shano Arroyo Says:

    Hay que ver las historias tan bonicas que cuentas usté, Don Micro. Yo también he visitado la isla (es una isla ¿no?) en varias ocasiones y pa que yo le diga que allí da gusto estar en la playa ya se puede hacer una idea. Además hay bosques, montañas, acantilados y otros accidentes costeros una jará de shulos. La pena es que todavía no han inventado el teletransporte y hay que ir en avión o barco (o algún otro invento del demonio como esos) si no, igual iba más a menudo.
    Besos en toa la cocorota

  19. margherita dolcevita Says:

    Ensaladilla? Ha dicho ensala la ladilla? Es eso? Sí? Eso?

  20. Microalgo Says:

    Ocho.

    Ocho libros lleva ya editados Margherita. Ella es la prueba viviente de que hoy día editan a cualquiera. Anímense, manden sus manuscritos a las editoriales. Todo el monte (incluso desde un punto de vista puramente geológico) es orégano.

    Pues sí que debe ser la costa balear una cosa excelsa para que un absoluto vampiro como Usted disfrute de la playa (no tuve tiempo de echar ni un ojito). Seguro que iba Usted a las más nudistas de todas y se exhibía allí, confundido con la cal de las paredes de los chalets anexos a la costa.

    Hoy se examina su Heñora, ¿no es así? Le voy a mandar un efluvio de energía positiva no fluctuante (puestos a decir chorradas, al menos que suenen impresionantes).

    Aummmpf.

    Ahí va.

    Luego llamo a casa y le pregunto cómo ha ido. Si bien, nos vamos de copas para celebrarlo. Si mal, para olvidarlo. Es decir, esta noche nos vamos de copas.

    Talatarde.

  21. JuanRa Says:

    Hace tiempo que tengo ganas de volver a Mallorca y ahora me has intensificado dichas ganas.
    Que gran lugar!!
    Un saludo

  22. El Diari de Kafka Says:

    Más que vivir, sobrevivo, que a mí me tira la península…

    En fin…

    Pues lo malo es que a mí el Quinto Pino me queda cerca y no lo he visto (o no me he percatado, demencia senil o despiste hereditario, me figuro), pero habrá que verlo y catarlo…

    Gracias por la recomendación!

    Ya que estamos, ¿alguna sugerencia para un viaje relámpago a BCN de dos días con sólo horas libres por la tarde (a partir de las 20h)?

  23. Microalgo Says:

    Jopé.

    Un paseo por las ramblas y por el Mercado de la Boquería. Y para mí, librerías, que en Cádiz son entrañables pero limitadas y, para quienes les guste, tiendas de cómics y esas cosas…

    Hay muchos conciertitos y espectáculos a precios razonables en salas pequeñas. Cuestión de echar un ojito.

    No se pierda a Alfonso Vilallonga, si canta esos días por algún localillo.

    Un besazo. Si pasa por el Quinto Pino, mande besos.

  24. Pilar (El Quinto Pino) Says:

    Hola Chocho Loco, Qué tal Microalgo?
    Me ha encantado todo lo que has escrito sobre mi cafeteria, lo voy a imprimir y a colgarlo de la puerta… pa que todo el mundo lo lea!!
    Oye, una cosilla… viniste a comer un lunes, lo sé por qué ese fué el maldito lunes que a las 22h. ya estaba yo ingresada en la clínica de la misma calle, con varicela y 41 de fiebre… si! hijo!! a mis 37 y con enfermedades de nenes!!.
    Por fín, ya estamos de vuelta y felices de la vida como siempre!
    Y tú que eres gaditano… no sé dice mucho eso de “chocho” por tu tierra. Yo he versionado el tema y a todo el que me cae bien (osea, todo el mundo) le llamo “chocho loco”, “chochi mil” ,”chochete”, “chichi”… y un montón de cosas más… vamos, que la palabra trae cola… por que ya se está poniendo de moda en el barrio!!
    bueno, la semana que viene empezamos con las tapas… que ahora ya van a venir mucho “guiri” (extranjero) y tienen que estar contentos.
    Y que me he quedado con tu cara!!! así que, a ver si te dejas ver pronto!!
    Un beso muy grande y cuídate
    P.D: Te has fijado que en el retrero que tengo colgado en la puerta (que aparece en tu foto) se han comido la D en la palabra “sandwiches”… jo! y ahora me doy cuenta!!

  25. Microalgo Says:

    Me alegro muchísimo de que ya estés bien, Pilarcilla.

    Y sí, tengo que volver. Y cometer también un exceso con esas tapas.

    Dale un besote de mi parte a la superguapísima Conchi. Y otro enorme para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: