Citas VIII. Comentadas también


ninhaleyendo.jpg

Menudillos de la Literatura.



Post de citas. Las comento porque me divierto más. Qué leche.

“Algunos, en lo más hondo de sí mismos, no ignoraban que deseaban la muerte desde hacía mucho tiempo, como la cuerda demasiado tensa desea probablemente romperse” (Marguerite Yourcenar: Opus Nigrum).

Esos lo tienen claro. Si vas de kamikaze, te acabas estampando contra un buque de guerra, y haciéndote bastante pupa.


“Sin embargo, una buena risa es cosa excelente, y una cosa buena que anda más bien demasiado escasa. Lo cual es una lástima. Así que si cualquiera, en su propia persona, concede materia para una buena broma a cualquiera, que no se eche atrás, sino empléese y déjese emplear de ese modo” (Herman Melville: Moby Dick).

Sorprendente este libro, con todos sus paréntesis. Y muy de acuerdo estoy con el comentario. Infravalorado, el humor, siempre. Benni al poder.


“Ante todo no deben formarse objeciones con los diferentes fragmentos de nuestra ignorancia” (Stendhal: La Cartuja de Parma).

Anda que no. Y anda que no hay gente que hace (perdón: hacemos) eso.


“En los seres humanos, la vida no es tanto sostenerse en pie cuanto percibir la realidad de un modo determinado e ir asentándola en los sucesivos estratos de la memoria” (Emilio Pascual: Días de Reyes Magos).

Es cierto: eso se puede hacer igual tumbadito.


“¿El corazón? Ése sí que no falla: siempre engaña. Yo cuido mucho de hacer lo contrario de lo que me dicta el corazón, gracias a eso todavía vivo” (José Luís Olaizola: El Caballero del Cid).

Uuuuuh, que oscurillo está el niño éééésteeeee… qué le habrá pasaaaadoooo…


“Así, de mano a mano se pasa el cáliz del amor, el venenoso cáliz del amor” (Lawrence Durrel. El Cuarteto de Alejandría. IV. Clea).

Otro que estaba fino. Pareces levemente cabreado, Lorencillo.


“Pero los aniversarios son las grandes puertas de la estupidez” (Julio Cortázar: Las Ménades).

Aunque de vez en cuando merecen la pena. Sin ir más lejos, el fin de semana pasado, con el cumpleaños de Margherita Dolcevita, en Madrid…


“Las mujeres que lloran siempre me confunden, aunque esté borracho que es cuando más confundido estoy: todavía pueden confundirme más que el próximo trago” (Guillermo Cabrera Infante: Tres Tristes Tigres).

A mí no hace falta que lloren para confundirme. Se les da de maravilla.


“Un consejo: prestad atención a las irrelevancias, tanto en las narraciones como en la vida real. A veces regresan para obsesionarte” (A.C. Weisbecker: Bandidos Cósmicos).

Uh, que razón, Weisbecker. Lo más nimio.


“Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad, porque suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia” (Humberto Eco: El Nombre de la Rosa).

Jeee, je jeeee. Qué pena que Martini, que es amigo de Eco, no haya trincado la Chancleta de Perico en Roma, y que sí la haya calzado un fanático como Ratzi. Con este sentido del humor que ambos (Martini y Eco) comparten, las cosas no habrían ido para los Seguidores de la Magia del Hijo del Carpintero como seguramente irán… aunque Maese Nán me hizo ver, este fin de semana, que un análisis lógico de un problema no garantiza que todo el mundo lo vea con la misma nitidez.


“Como un opio furtivo o como esas mujeres en las que, al comienzo, no paramos mientes y, luego, hacen de nuestra vida un infierno ineludible” (Álvaro Mutis: Empresas y Tribulaciones de Maqroll el Gaviero, II).

Eh, Margherita, que no soy yo, ¿ehn? Que es Mutis el que está un poco misoginillo. Yo soy bueno, no hay más que verme la cara.


“La vida no es dramática, pero hay personas dramáticas, que debemos evitar” (Adolfo Bioy Casares: Historias Fantásticas).

Gran verdad, pero sólo a medias. La vida sí que puede ser dramática (yo no me quejo, pero a otras personas les cae encima la vida como a quien le cae un meteorito). Lo que si es cierto es que de las personas dramáticas hay que cuidarse, porque contagian el drama, aunque a veces les pese. Eso, o si los queremos demasiado, desdramatizarles la vida lo más posible. Con posts y comentarios, por ejemplo.


Buena semana santa a toda la peña. Que se diviertan mucho viendo procesiones de gente disfrazada del Ku-Klux-Klan.

Anuncios

6 comentarios to “Citas VIII. Comentadas también”

  1. En tierra de nadie Says:

    Sobre citas obsesivas y mujeres (desesperadas o no) que lloran, me permito copiar un fragmento de CIRCULAR 07 de Vicente Luis Mora:

    Si le preguntas / a una mujer / durante el tiempo / suficiente /
    mirándola a los ojos / despacio / y en voz baja:

    qué te pasa / qué te pasa / qué te pasa

    se echará a llorar

    pd1.- (aportación al debate prósico-poético): ¿es esto un poema? Qué más da lo que sea, lo que importa es el efecto que produce. La literatura no se reduce ni acaba en los clásicos, la innovación también es importante, no hay que despreciarla. Más bien, opino que conviene estar atentos a las nuevas tendencias literarias: mirar al futuro y no al pasado (otra vez suena a manual de autoayuda, querido Microalgo, pero a veces ciertas sentencias son verdades)

    pd2.- ¿¿¿Margheritta Dolcevita??? Desde luego, esta pandilla es una caja de sorpresas.

  2. Microalgo Says:

    No sé si sabes que Margherita es la Dama de Góndal en una advocación gamberra. Es un personaje que da título al último libro de Benni que se ha traducido en España. No es de sus mejores libros, pero está llenito de frases perfectas.

    Creo que el poema (o lo que fuerele) que nos has puesto en tu comentario vale igual si se lo preguntas a un hombre. A mí, por lo menos, no me pongáis en esa tesitura, hacedme el favor, que a pesar de lo impúdico que soy para algunas cosas, para el llanto, sin embargo, soy bastante pudoroso.

  3. Margherita Dolcevita Says:

    Yo creo que hay que aunar las dos cosas: los clásicos y las celebraciones en Madrid o donde sea a base de amigüitos y alcohol, aunque yo, extrañamente, no bebí nada. Dios mío, me estaré convirtiendo en un ser civilizado!!! Consuéleme Don Micro, ¿ a que no? ¿A que sigo siendo igual de incivilizada? Ande, ande, dígame que sí… Y viva Margherita, qué leches!!! Aunque de Benni, yo recomiendo El bar en el fondo del mar (cedido gentilmente por don Micro en su tiempo), porque aún no conozco Bahol. Psch, apúntese eso (que yo el de Benítez Reyes no lo he tocado).

  4. Microalgo Says:

    Se lo dejaré, pero con fecha de caducidad. Y me pondré una alarma.

    ¿Nos vemos el jueves?

  5. Sérilan Says:

    Nooooo…si la vida no es dramática, que va. Los dramáticos somos nosotros por hacerles caso a personas dramáticas.
    Al final dramatismo en su estado mas puro, si es que nos encanta hacernos pupa en plan kamikace como bien decias

  6. mensajes de cumpleaños para un hermano Says:

    Tesе are in fact wonderful ieas in about blogging.
    You hԛve touched somе nice points here.
    Any ԝay keep up wrinting.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: