Encuentre las diferencias

Ningún amor (a una mujer o a la libertad) y ninguna muerte son iguales: por eso hay novelas (Juan García Hortelano – traductor – en el prólogo de Otoño en Pekín, de Boris Vian).


triangulo.jpg

Por muy bueno que sea el solo.
Por muy bueno que sea él sólo.



Revisitando un viejo post y sus comentarios (de cuando aún andaba por la – en buena hora – abandonada Bitácoras), me vino a la cabeza una especie de aforismo que puede resultar esclarecedor a la hora de entender mis puntos de vista respecto a ciertos temas.

La diferencia entre no follar y el desamor es la misma que hay entre un solo de triángulo y el coro final de la Pasión Según San Mateo.

¿Alguien me ha entendido ahora un poquito más?

Anuncios

21 comentarios to “Encuentre las diferencias”

  1. Profesor Franz Says:

    A ver. nadie dijo que por ser funcionario iba a follar más. Se puede dar por culo más y mejor, eso sí, pero siempre en el sentido metafórico que el genio de la lengua castellana asigna a la sodomía activa. Y sí, vale, ya se que su problema es más metafísico que somático, pero para el caso es lo mismo.

    El funcionariazgo no es la solución a todos los problemas, ni mucho menos. Tengo en mi departamento catedráticos a punto de jubilarse que vagan por los pasillos como el espectro del padre de Hamlet, pidiendo sangrienta venganza por agravios de los que ya nadie tiene memoria. Lo que sí digo es que concede una serenidad de espíritu muy útil para valorar mejor la trascendencia real de ciertos asuntos en relación con las cosas que de verdad importan.

    Darse a la bebida tampoco es un mal remedio siempre que se haga en agradable compañía y sin deseos de salir en el libro Guinness. Y descuide que, en cuanto pasen las fiestas típicas gaditanas, le haré una visita para acompañarle en el sentimiento (sea cual sea) y darle unas terapéuticas collejas.

  2. Microalgo Says:

    Ya, ya, eso dijo Usted para Navidad y aún lo estoy esperando…

    Por cierto… por salir en el libro Guiness… ¿te ponen una?

    Meteórico comentario, por otra parte, Profesor. Hace poco más de veinte minutos que colgué el post.

  3. Rímini Says:

    Yo te entendí menos ahora, pero el problema es mío y de mis dos neuronas haciendo el 69.

  4. Microalgo Says:

    Qué guarrindongas, tus neuronas, Rímini. Merecerían morir ahogadas. En birra.

  5. Zen_Tao Says:

    Hola… se pué?
    Folgar, amar, derramar… Triangular… Acabar…
    ¿No es en el fondo todo como lo mismo? Son partes d’una cosa…
    Nosé…
    Erm… Si alguien se preguntaba dónde estaba el budista recalcitrante este… Pues tengo que decir que a veces sufro estados de desaparición espontánea… Que es como lo de la combustión pero más limpio y sin echar gases invernaderos… Bueno, algún gas sí que me se escapa… Pero es por el Ohm… que relaja demasiado.

  6. Microalgo Says:

    Po vaya tela, Tao.

    Aún tengo un libro de Usted. La semana que viene voy a estar desaparecido en combate, pero un diíta de éstos podemos quedar aunque sea para una birrilla, y se lo paso. Que me está quemando en las manos.

  7. Ru Says:

    Es un punto de vista muy respetable!

  8. Glomus Says:

    Deben venir tiempos mejores, D. Micro. Lo deseo de estómago (que es más visceral que de corazón). Y aunque no conozco esa sensación, lo cual lamento (por lo que supone de ignorancia insolidaria) pero me reconforta (el egoísmo va ligado al halo vital), entiendo que ha de ser amarga.

    “No me apetece nada
    nada mas que estar adentro
    pero no de tu vientre
    sino de tus sentimientos”

    Aute dixit.

  9. yo misma Says:

    Sí que le he entendido mi querido Micro. No sabe cuánto. Y no puedo estar más de acuerdo con usted. De todas maneras, tengo que advertirle que la aparente felicidad en la que puede usted pensar que viven algunos, no es más que eso, apariencia. Y eso puede llevar a follar mucho, y vivir en el más absoluto estado de desamor, o de amor no correspondido, o equivocado, o vaya usted a saber. Y estar todo el tiempo escuchando un solo de triangulo, en lugar del coro final de la Pasión según San Mateo….. es muy, pero muy jodido, ¿¿no le parece??

  10. laluli Says:

    Te envidio por darte al amor con esa pasion, desde lo mas profundo. Yo siempre tengo la impresion de estar en la superficie. Tengo dudas de si es amor o conformismo. Quiero pensar que es lo primero, de nos ser asi, no he estado enamorada en mi vida, que triste, no?
    No entiendo el “contigo al fin del mundo”. Yo no lo haria en muchas situaciones y comprenderia que mi enamorado no lo hiciera por mi.
    Lo dicho que envidia (y que alivio?).

  11. anonimo Says:

    como dijo en algún post anterior…. no tiene de qué quejarse. Me gusta su blog. Ya se lo he dicho en otras ocasiones…

  12. carrascus Says:

    A ver, D. Micro… desengáñese de una vez… la felicidad está sobrevalorada…

    Lo que hay que hacer es ir pasando… pasando… pasando… pasando de todo… pasándolo bien…

  13. Microalgo Says:

    No, si no es que mi vida sea un quejío contínuo e insulocamaroniano. No aúllo a la luna ni me apoyo en las esquinas… Creo que Glomus lo ha expresado muy bien vía Aute.

    Lo que quería decir es que últimamente escucho frases reduccionistas que afirman que lo que yo necesito es una cosa cuando lo que quisiera es otra muy distinta (que engloba a la primera, es cierto, pero que no se queda ahí, ni mucho menos). Por eso mi alegoría (por cierto, el triángulo de la foto tiene un algo de pornográfico simbólico, ahora que lo veo) de comparar un instrumento solitario (el más simple, en plan hipérbole) con una orquesta entera y bien afinada.

    Qué de paréntesis, Dama Lara. No nos curamos, ¿eh?

    Me voy de juerga esta semana a Granada (un curso de esquí de la UCA que sale tirao de precio). Trataré de no desatender el blog… si puedo.

    ¿Ven como no estoy dramático, ni nada?

    Besos!!!

  14. Lola Says:

    Lo mismo si se evitan las dos cosas, va uno y explota.

  15. Glomus Says:

    Pa cuando vuelvas: a veces conviene más un solo de triangulo que el coro más opulento. En la mitad del 4º mov de la 9ª de Beethoven, Allegro assai vivace, Alla marcia (6/8), un reposado triángulo da paso al tenor (“Froh, Froh, wie seinen Sonnen fliegen…); ahí no cabe otra cosa sino la sencillez austera del rítmico triángulo. Por otra parte, hay triángulos bellísimos por los que uno cruzaría océanos y desiertos, sólo por recordar el instante fugaz en que los disfrutó. Y en cuanto a coros, prefiero el inicial de La Pasión (no hay otra) que el final. Aquél es expectativa y promesa, éste, derrota y entierro

  16. Sérilan Says:

    Dejese de triángulos Don Micro, mejor metase en un circulo y comience a dar vueltas, a lo mejor con el mareo empieza a ver estrellitas y en una de ellas aparece la solución

  17. NáN Says:

    No follar es un estado fantástico si no se abusa. Todo abuso es nocivo. Pero si se abusa, si por ejemplo se cumple el mes 4º de ese, otrora, estado de agradable flotación, uno se preocupa y todos empiezan a ver que la frente se le tatúa con la palabra “desesperado”. Ese tatuaje, que solo desaparece con el acto de reconciliación con el “nosotros”, es una señal terrible que pone pies en polvorosa a los posbiles clientes o clientas, con lo que se entra en un bucle diabólico.

    Entre el triángulo y la coral salmantina, es como un vecino ensayando insidiosamente con un clarinete. ¿Y quién quiere oír la 9ª de Bet arreglada para clarinete?

  18. Zen_Tao Says:

    yo,yo,yo,yo!!!!!

  19. NáN Says:

    Vale, Zen_tao, ya se lo he encargado a Perales.

  20. Microalgo Says:

    No tiene Usted corazón para con Tao, Nán. Su sadismo no conoce límites…

    Respecto a su comentario, me parece que tiene Usted más razón que un santo (o que todos los diablos, que también suelen llevar razón). Afortunadamente, a esa palabra tan espantable se le van uniendo las letras N, Z y A en las latitudes correctas, y además de conferir cierta calma (siempre necesaria), deja de afearme la mirada (primer paso necesario para la denominada reconciliación… aunque yo me tengo cierta hincha, debo reconocerlo).

    Besotes!!

  21. Amparo Says:

    Yo lo que creo es que hay que “Tener ganas de tener ganas”. Y que “Un ejercicio de alta dificultad es extraer amor del amor”.
    No, no son aformismos mios, son de Andrés Neuman, de su libro “El Equilibrista”. Lo que pasa es que Neuman me ha leído el pensamiento………digamos que mentalmente me ha copiado…

    “La plenitud contempla el placer durante el placer”. ¡Qué verdad!

    “El sexo es panorama, mirador de uno mismo”. Este no lo entiendo por muchas vueltas que le doy………

    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: