Día de Reyes Magos

He dejado atrás la ilusión – me dije -. A partir de ahora viviré en un mundo de tres dimensiones, con la ayuda de mis cinco sentidos (Evelyn Waugh: Retorno a Brideshead).


reyesravena.jpg

Oro, incienso, mirra y quinientas del taxi.



Microalgo es descreído desde chiquitito. Ya conté alguna vez que existió un único momento (fue suficiente) en que puso su falta de fe en lenguaje de lógica formal (A y No A, por lo tanto, reducción al absurdo), pero siempre apuntó maneras.

Así que con cuatro añitos, habiendo explorado todos los armarios de la casa (y habiendo hallado indicios de regalos los días previos al emocionante día de Reyes), el pequeño Microalgo estaba convencido ya de la inexistencia de los Reyes Magos.

– Microalgo, vete a la cama o los Reyes no te van a dejar regalos.

Mamá faroleaba, y Microalgo lo sabía. Sus padres nunca han sabido mentir bien, y aún hoy, cuando su madre envía, como un torpedo, a su padre para sonsacarle algo (ella estima que Microalgo se cierra en banda cuando ella trata de hurgar en su vida privada… y no le falta razón), a Microalgo le encanta marear con un par de preguntas raras a su padre que acaba diciendo “¡Yo qué sé! ¡Tu madre, es cosa de tu madre!”.

Microalgo se pasea por la casa, ufano de su triunfo, nervioso porque mañana es día de Reyes, y habrá chocolate a la taza y roscón de Reyes, y o a Microalgo o a su hermano le tocará el regalo escondido (años alternos: una vez a cada uno, o al que esté más triste, o al que más necesite la suerte ese año), hábilmente detectado por la mano materna antes de cortarlo. Es casi medianoche, hay vacaciones escolares, la casa está llena de lucecitas, hay comida de todas clases… ¿Para qué irse a la cama? Nariz a la ventana. Afuera hace ese frío de Enero de cuando éramos pequeños, las palmeras de la Avenida de la Bahía se mecen con el levante, la misma Bahía muestra un agua negra que no refleja ni una luz por la cantidad de olas que genera el viento. Entra un taxi en el aparcamiento entre el bloque once y el trece (donde mora el mini-Microalgo), y del taxi se baja…

¡MELCHOR! ¡¡EN PERSONA!! ¡¡OTIA!!

Microalgo da un salto, desmoronadas todas sus teorías sobre la inexistencia de los Reyes Magos. Ni por asomo piensa que el señor del bloque de enfrente, el del tercero que tiene dos hijas muy monas (aún faltan diez años para que Microalgo tenga fantasías eróticas con esas niñas, pero bueno) y que trabaja en el ayuntamiento, ha hecho este año de rey canoso y vuelve, derrengado, a su casa después de dejarse el bíceps lanzando caramelos por las calles de Cádiz. Ni cae en que sustituir los obsoletos camellos por un taxi a butano es un detalle en exceso modernista…

No, qué va. Microalgo no piensa en nada de eso. Sus padres lo ven atravesar el pasillo como un cohete, meterse en el dormitorio donde hace más de dos horas que su hermano está jugando al tute con Morfeo (hijo de Hipnos y Nix) y saltar a la cama tapándose cabeza y todo.

Uno recupera eso sólo cuando tiene hijos, dicen. Alguna vez he utilizado (para mí mismo) la expresión “día de Reyes” cuando esperaba a alguien que iba a llegar al día siguiente (fuera en Marzo o en Octubre). Alguna vez lo hice. Pero las taquicardias, aunque parecidas, no eran ya las mismas.

Anuncios

45 comentarios to “Día de Reyes Magos”

  1. Sérilan Says:

    Eso es lo triste, las taquicardias ya no son la mismas. Como tampoco son al recuperarlas cuando tienes hijos, son otras, son distintas, las vives por ellos y en ellos. Pero aquellas, las de nuestra niñez son únicas porque las vivimos en primera persona y a las que evocamos tantas veces necesitando de ese rey Melchor (por cierto mi favorito y al que siempre le escribí) ficticio para que nos devuelva esa inocencia donde instalarnos para sentirnos protegidos. Porque al final solo se trata de eso, creer en algo que nos sorprenda, nos arrope, nos haga sentir únicos y afortunados y nos acelere el pulso hasta límites insospechados.
    Lo de los Reyes Magos no fué un mal invento

  2. Sérilan Says:

    Y existan o no, a mí me encantaría que alguien me sorprendiera ese día con un regalo, incluso en la vena consumista… que yo me conformo con un beso y una flor….
    Ay…pero que tema has ido a sacar hoy Microalgo. Como se nota que la recta final de tus examenes está cerca. Ya tengo preparadas la velas, no temas, no se me olvida

  3. Microalgo Says:

    Gracias, Seri. En ello me hallo.

  4. anónimo Says:

    Pues sí, vaya temita. Me parece, mi querido Microalgo, que cuando éramos niños, y empezábamos a tener dudas acerca de la existencia / no existencia de los RRMM, sólo teníamos que mirar a mamá/papá y preguntar. Ellos no nos mienten. Pero es un chasco enorme cuando por fin te dicen la verdad de las verdades. Cuando se lo tuve que contar a mi hija, lloré, porque en ese momento, en ese preciso momento, comenzó a crecer. Es la primera pérdida de inocencia en un niño. Luego vienen muchas más, pero ésa es la primera. De todas maneras, los Reyes Magos existen, no se vaya usted a creer. Porque mientras este mundo de adultos acelerados sea capaz por un día de mirar con los ojos de un niño, ahí siguen existiendo. Espero que apruebe ya de una vez, que ya es hora. Y que los RRMM le traigan muchas cositas buenas.

  5. zoe Says:

    ¿¿¿Que los Reyes Magos no existen???? Amos, no jodas. Yo todas toditas las noches, sin excepciÓ digo “a dormir, adormir, que vienen los Reyes Magos”. Y una vez al año acierto, asín que existir existen. A todos nos ha traído algo alguno de los Reyes Magos. ¿A quién conocemos que le haya tocado la lotería de Navidad, o el niño, o la ONCE? Eso sí que es un bulo, y ahí estamos todos como zopencos comprando boletitos como si estuvieras en la feria esperando un perrito piloto. ¡¡ARRIBA LOS REYES MAGOS!!! (PD: a mi nunca me toco un perrito piloto, una chochona sí, pero olía raro….)

  6. Microalgo Says:

    No me haga hacer juegos de palabras con su última frase, Zoe.

    Ya es hora, sí, anónimo. Respecto al resto de su comentario, si bien es cierto que no deja de ser una mentira, los Reyes Magos son la más amable de ellas.

    Por cierto, tengo un amigo que pasó una etapa cruel (la vida le dio un par de reveses y se volvió un poco cabroncete… ya se ha reconciliado con ella, por otra parte), en la que, durante una navidad, en una céntrica calle de Cádiz, realizó una pintada en la que se podía leer “Niños: los Reyes son los padres”.

    Tampoco es eso…

  7. jose luis Says:

    (Tras el anuncio televisivo)
    – Eso es lo que voy a pedir yo para Reyes
    – No, que eso es muy caro
    – ¿Caro? ¿Los Reyes también tienen que comprar los juguetes?
    (en ese momento me doy cuenta de que me he metido en contramano)
    – Euh…¡Pues claro! ¿Es que te crees que El Corte Inglés se los regala a los Reyes? Los Reyes tienen que pagar, como todo el mundo
    (mirada incrédula)
    – Er….y luego me traen la factura, claro. Así que no pidas cosas tan caras. Y sigue jugando, anda.

  8. Microalgo Says:

    Pfjjj…

    Buenos reflejos.

  9. carrascus Says:

    Estais todos locos… que los Reyes Magos existen es la única verdad universal que nadie puede rebatir…

    Que luego resulta que los regalos los compramos los padres…? y qué? Para eso los Reyes son Magos y pueden hacer que los compre quienes les dé la gana a ellos… el caso es que le lleguen a quienes les tienen que llegar.

  10. Zen_Tao Says:

    Acabas de explicar lo inexplicable… ¡MOLA! Los Santos Reyes Noeles (que así los llamamos en accidente) consiguen que a todos los ninyos y a todas las ninyas buenos y/o buenas les lleguen sus correspondientes (corre, pon dientes, que les jode) regalitos sin moverse del salón del trono. A partir de Octubre (mes de la vaca de ocho senos en accidente) mandan órdenes mentales a todo adulto que se halle despistado y le instan a dejarse el jornal en Barbises, Kenes y Pokémones. Consiguiendo de aquesta manera que hagamos el trabajo sucio por ellos…
    ¡¡Joer!! Si hasta nos partimos la cara por sustituirlos en las cavalgatas…
    Esos si que se lo han sabido montar…

  11. Zen_Tao Says:

    Por cierto… ¿Yo qué hago despierto tan tarde?…. Así no me van a traer nada los reyes

  12. Microalgo Says:

    A fé mía. Las cinco y pico. Mañana no va a haber quien lo despierte…

  13. Margherita Dolcevita Says:

    A usted lo que le pierde es la ciencia… Amoavé. ¿Cómo puede pensar que los Reyes no existen (véase que escribo las palabras en mayúsculas y que, por tanto, no pueden tratarse del Juanca y la Sofi)? Yo pedí a los Reyes tener un amiguito con el que pelearme en público, que fuera inteligente y divertido y bueno. Y se hizo realidad: me llegó mi amigo el “greñúo de la Barriada”, no sé si lo conoce.

    Otra cosa sería que me hablara usted del gordo borracho ese que va por las casas en pijama rojo gritando “Jojojou” y subiéndole las faldas a las abuelitas que se despistan.

    Amombre…

  14. Ayla Says:

    Si de algo estoy segura es de que existen. He visto pruebas que le comentaré algún día.
    Con respecto al señor ese de rojo que se adelanta unos días, a ese lo ignoro porque los de verdad, VERDAD, son Los Reyes Magos.

  15. Microalgo Says:

    Anda que no, Ayla. En caso de que existan, los que sí son los de los camello, porque el otro es que es un impresentable vestido de lata de cocacola (qué descaro).

    Y no me haga Usted la rosca, Margherita, porque

    a) estoy mú sensible y me ze sartan las lágrimas por ná.
    b) no se crea que le vamos a perdonar tan fácilmente su rajada de ayer…

  16. laluli Says:

    Yo toda va la vida rajando del gordo y ahora me veo en la obligacion de aceptar que venga a mi casa. Este sera la primera vez, ya que el anterior consegui que toda mi familia politica se diera los regalos el dia de Reyes. Encantadora que es una! y ponte a explicarle las sobrinas de Julien que, como hay una española en la casa, no ha venido papa noël a casa de los abuelitos sino tres reyes magos… Como veis, este año no me queda otra, por mucho que me duela.
    Que buenos recuerdos, esas noches de reyes con todos mi primos (si noches, en mi casa los reyes siempre han venido el 5 por la noche). Esta claro que ya no es lo mismo.

  17. Sérilan Says:

    Mi alma por esa noche de Reyes en este momento. Como me gustaría recobrar aquella niña…Porqué esos Reyes permitieron que me robaran tantas cosas lindas..?

  18. Margherita Dolcevita Says:

    Me gustaría aprovechar este espacio para exponer una queja pública y sentida. Hay un elemento, podríamos llamarlo microalgo incluso, que no cree en los Reyes Magos, por lo que se ve, y se dedica a ir por otros blogs insultando a los/as humildes personas que lo crearon. Y todo por qué, porque él se siente culpable de haber dejado de llamar a dos amigas para salir al campo, a la playa, etc y sólo las llama para ver vídeos raros de gente que arranca corazones a los cerdos y se los da de comer a una mujer embarazada que está manteniendo relaciones sexuales con un pollo y un potrenco que a su vez se masturba mirando el sacrificio de un macho cabrío.

    Sí, señores, así es él. Sólo quería que lo supieran para que no se confíen, para que no piensen que este ser, con carita de buena persona lo es en realidad. Si le ven: huyan, huyan!!! Y para que vean hasta que punto es MALO va por ahí diciendo que los Reyes Magos no existen. Diseccionemos al hereje para ver qué tipo de placton consume.

  19. Microalgo Says:

    No trate de acallar su MALA conciencia, Margherita, dándome cañamaque del nueve. No junsiona. Y puestos a hablar de desapariciones… mejor no me tire de la lengua, ande, no sea que me entize.

    La Albaceteña de Pro, a la sazón homenajeada cuando Usted de manera vil, abyecta y proterva se abstuvo de acudir al homenaje, ha roto la foto de Usted que tenía enmarcada y sobre la mesa, y ahora no se le puede hablar de su nombre, porque prorrumpe en un llanto inconsolable.

    Hale. ¿Está contenta con lo que ha hecho? ¿Eh?

    Para los demás (y por aclarar el asunto), decirles que la torva imagen que pinta Margherita se refiere a un documental que se exhibió en Art Futura, sobre uno de los ex-componentes de la Fura des Baus. Por la tarde, la sesión de cortos estuvo mucho mejor. Me declaro inocente (es que como ella lo pinta, parece que la llevé a una sesión de cine de ese ilegal en el que le dan palizas a la gente and so on)…

    Lo mejor del corto, es que el tipo éste (no recuerdo su nombre ni creo que haga el esfuerzo de recordarlo), en plan rompedor y tal, salió a la calle casi desnudo, con todo el cuerpo pintado de blanco con trazos negros, a pasear por Barcelona en compañía de sus dos niños. La mayor, de unos siete u ocho años (o así), le pregunta en un momento del documental “Papá, pero ¿tú tienes permiso para hacer esto?”

  20. Margherita Dolcevita Says:

    Me gustaría disculparme con la probe homenajeada, a la sazón, la Victoria de Albacete (como la de Samotracia, pero con navaja de la buena), y decirle que Algar queda mu lejos, de verdá de la güena y que, como soy tendente a la autoinvitación, volveré a hacerlo seguro.

    A Don Micro, sólo aclararle que yo no ha desaparecío como se va comentando por ahí, que yo sólo ma’scondío un rato, pero que ya he salío ojúojú.

  21. Ayla Says:

    Margherita, creo que debemos darle el beneficio de la duda. La gente se vuelve mu rara cuando están cerca las oposiciones (he pasado por varios casos ya). Unos se vuelven más sensibles, otros más irritables… y a Don Micro le ha dado por lo que le ha dado. Dale un poco de tiempo y ya verá como vuelve a ser él de siempre.
    ¿O será que este es el verdadero Don Micro y yo lo estoy descubriendo ahora?

  22. Ayla Says:

    Y en defensa de Margherita debo decir que sí que está apareciendo. Al menos yo la vi en mi casa, ¿o eso fue otra prueba de que existen los Reyes Magos?
    Por cierto, la dueña de la chaqueta sigue sin aparecer. ¿Me la quedo?

  23. Microalgo Says:

    Hombre, si le está bien…

    Lo más probable es que sea de la Reina, que no lee correos electrónicos ni se mete en blogs variados. Eso es cosa de malas gentes, tal que nosotros.

    Y no se preocupe por los cates entre Margherita y yo. Es nuestro modo de demostrarnos cariño. ¿Verdad, cacho de perro?

    Ya te cogeré por banda y te daré pa ti y pa transplantes, Margherita.

  24. Ayla Says:

    Si lo sé, lo sé. No estoy preocupada. En cuanto a lo otro, en efecto es de la Reina. Ya han dado señales de ella en su nombre.

  25. Margherita Dolcevita Says:

    Quiero hacer una declaració pública de amor incondicional a D. Micro, a los Reyes Magos, y a los camellos (mmm, espero que no sea objeto de malas interpretaciones).

    Anda, tíopositor de las narices, si sigues diciendo cosas malas los Reyes no entrarán en tu keli, que lo sepas.

  26. zoe Says:

    POS YO SI CREO EN LOS REYES!!!!!! Y en mi casita todos pasamos la noche de Reyes con nervios nerviosos de “qué me traerán, que me traerán?” Porque nadie sabe que va a recibir (claro, como los reyes son magos no nos dicen el truco ni ná ni ná.

  27. insecto Says:

    De pequeña viví tres años en Marruecos, y unos Reyes mi padre alquiló a tres tipos con sus tres camellos y respectivos disfraces para que vinieran a mi casa y me dieran los regalos en mano. Como comprenderás, yo aún creo en los reyes :P

    pd: viva la república…

  28. Zen_Tao Says:

    Papá… Mamá… Nospelieis… que zufro

  29. Microalgo Says:

    Hijo: nos vamos a separtá. Coge tus cosas , que te vas con tu agüela.

  30. Zen_Tao Says:

    No!!! Lawela no!!!
    …que pincha

  31. NáN Says:

    yademás, ronca

  32. Zen_Tao Says:

    Ahora en serio…
    ¿Porqué es el ser humano tan jodidamente complicado?
    ¿Por qué tiene que tiene que montarse tantas straws mentales?
    ¿No es más bonito que los niños piensen que sus padres los quieren tanto y los quieren ver tan felices que se llevan meses buscando los regalos que más les gustan y que se han puesto de acuerdo en parar el mundo un par de días para que disfruten de sus cosas nuevas y que se quedan despiertos hasta tarde para que por la mañana, nada más despertarse, parezca que han llovido regalos sobre el salón?
    Es como con lo del más allá…
    ¿No es más chulo pensar que tu cuerpo se va a convertir en parte del planeta y que luego seremos parte de una estrella y que a lo mejor parte nuestra será oro, otra helio, otra puede que acabe en la célula de un iris color violeta en el ojo de una criatura mágica dentro de diez mil millones de años?

  33. Microalgo Says:

    Eeeer… Sí, claro, Tao.

    (Avisen a Seguridad).

  34. Lara Says:

    Avisen a Seguridad y que ellos también le den la razón a Tao, ¿no? Que mucha tiene. La que lías siempre, Micro, y eso que los post parecen tan inofensivos…

  35. Microalgo Says:

    Es cierto: ni de los de seguridad se puede uno fiar ya. Seguro que el Tao los lía.

    Besotes, Lara.

  36. Irene Adler Says:

    Dios, qué duro es conformarse con las tres dimensiones… ¡me niego!

    PD: Brideshead Revisited es uno de mis grandes libros de mesita.

  37. Microalgo Says:

    Pero ese libro me deja melancólico, Dama Adler. No hay libro más melancólico que ese.

    Yo tampoco quiero quedarme en las tres dimentsiones… ¿Oyeron a Boadella hablar de su mujer, anoche en la televisión? Bueno, era un programa de la autonómica andaluza, así que tal vez no tuvieron la oportunidad. Oir hablar a gente así me devuelve la fe en el amor. Después de tantos años está aún enamorado como una vaca. Cuando, al final del programa, le hicieron una batería de preguntas rápidas, una de ellas fue “¿Un español vivo al que admire?”, Albert Boadella no lo dudó ni un instante: “Mi mujer”.

    Yo quiero eso. No es que aspire a que me quieran así, sino a querer de esa manera. Así estoy construido, qué le vamos a hacer.

    Un placer verla por aquí, Dama Adler.

  38. Sérilan Says:

    Jó….que suerte tienen algunas..

  39. Sérilan Says:

    Por cierto Micro, parece que a Replicante ya se la pasó la indigestión y vuelve a estar en el mundo de los vivos

  40. Margherita Dolcevita Says:

    No creo que Zen_Tao haya pensado con detenimiento sus palabras. Con que la de meses que se llevan los padres buscando, ¿no? Les podríamos contar también que es porque así salen más baratos y el sueldo no da pa’ná. Luego llega la cuesta de enero… Niño, es que comes muchas porquerías y tesepican los diente y el dentista está carísimo… Vamos, que sí, mu poético eso de “la de meses antes que teníamos los regalos”. Eso sin contar con que el niño cambie de opinión y pida otros juguetes y entonces, esos padres abnegados se dirijan a ellos para decirlos: “Ira, ira, vete a darle por culo a Papanoé, porque los Reyes compraron tus regalos en agosto y ahora no hay coj… de descambiarlos”.
    Psch, prefiero a los Reyes.

  41. Arwen Says:

    Amoavé, Don Micro, fijese si es verdad que los reyes existen, que en los telediarios de los dos ultimos días sólo se habla de uno de ellos que mandó a callar a un niño venezolano por andar interrumpiendo a unos amiguitos que estaban hablando cositas de convivencia, fraternidad y eso.
    Hombre de poca fe…

  42. Microalgo Says:

    Carbón le van a traer, al niño ése (que, por cierto… a ver si los padres lo llevan al psicólogo porque va a acabar muy malamente: esa personalidad tiene que hacer que se la miren). Aunque si le traen carbón, lo mismo lo nacionaliza también.

    Anda que no va a dar pie esto para letras de carnaval en Febrero…

    Y Sérilan… ¿Tiene suerte ella? Mi punto de vista es que es él el que tiene suerte. No se crea que uno ama de esa manera a cualquier mujer. Su suerte es haber dado con ella, y que ella también lo quiera. No suele darse esa coicidencia:

    … Y en el amor basta con que uno de los dos esté enamorado como un majara. Con eso sobra. Sería mucha casualidad que dos personas estuviesen enamoradas la una de la otra con el mismo grado de majaronería, ¿lo entiendes? Eso no ocurre casi nunca (Felipe Benítez Reyes: El Pensamiento de los Monstruos).

  43. Lola Says:

    No tiene nada que ver… pero lo que son los blogs, ¿eh? Al final acabaremos todos dentro de uno y conoceremos a los 6.000 millones de personas que lo conforman… o algo así.

    Y de paso… 7 días, micro, 7! :D

  44. flavia Says:

    Me encanta, microalgo, esta historia. Qué cercana, que intensa. Tu historia y la mía son primas, y casi hermanos los niños que las protagonizan. Gracias por regalarme la dirección de esta entrada.

  45. Microalgo Says:

    A mandar, Dama Flavia. Un besote.

    Para interesados en el origen del comentario anterior a éste, echen un ojillo acá:

    http://fcompany.blogspot.com/2008/01/cuento-de-reyes.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: