De Obras

Sapere aude (atrévete a saber) (Proverbio romano).


escriva.jpg

La liaste buena, Vicentito.
Si hay más allá, la que te espera.



Si no fuera tan trágica la cosa, daría muchísima risa. Ahora les cuento.

Antes, decirles que el Ama del Lolaberinto, con la cantautora Tiza y sus instrumentistas (Alexi Reyes y Paloma Rando) pasaron por Cádiz. Magnífico concierto en el Pay-Pay y muy, muy agradable after con los antes citados y Andrés Suárez, quien no entró el la final del concurso de este año por simples problemas espaciotemporales (estaba en Galicia y no llegaba a tiempo). Un placer haberlos tenido por este Sur. Ya devolveremos la visita, y espero que el cantautor gallego repita el año próximo en el concurso del Pay y tengamos la suerte de verlo de nuevo.

Comentaba hace algunos posts que la peña de La Obra (los secuaces de Monceñó) trataron de captarme para El Asunto, y que ante la irreprimible risa de mis progenitores (y eso que son más bien “de orden”) picaron billete, y hasta ahora. Una conversación con la esbeltísima Palo (al teclado) me trajo a la memoria lo absurdo de la cosa.

Acuciado por el aburrimiento, leí hace mucho tiempo un libro de Monceñó que se llamaba “Yo estrené mi juventud” y que estaba en casa de un tía mía en Almería. Casi puedo citar fragmentos de ese libro, que leí a principios de los ochenta. Yo venía de leer “El Señor de los Anillos” (ya comenté, primeras ediciones en España, cosa de Anaxágoras), y detecté el mismo truco que Tolkien, que tomó parte en la traducción de esa obra a varios idiomas, aplicaba en ese épico texto: si quieres hacer un pasaje brillante, llena el texto de “ies” y “es” y pon mucho puntos y aparte. Es cómodo y agradable leer esto. Si quieres obtener un pasaje ominoso, llénalo todo de “us” y “os”, y no pongas ni un maldito punto y aparte. Este libro de Monceñó estaba escrito así. Resulta que Manolo era un niño malo, iba mucho con chicas, es posible que se pusiera hasta un anillo en el dedo y se acabaría amanerando. Sin embargo, Gabriel sólo tenía amigos (masculinos, NUNCA se rebajaba a mezclarse con chicas) y hacía mucho deporte (se tira al agua, ha pescado un pulpo, el agua de mar chorrea sobre la piel bronceada que cubre sus músculos acerados [casi sic])… Me encantaría encontrar el texto para que vieran Ustedes lo poco que se aparta el original de lo que les cuento.

Un antiguo compañero mío de clase en el Bachillerato fue obligado por sus padres a quedarse, el primer año de carrera, en un colegio mayor que esta secta tiene en Sevilla. Era el tío más blasfemo que he conocido en mi vida. Decidió que lo echarían de allí en menos de un año y cada vez que se confesaba se inventaba pecados, los más perversos que imaginarse uno pueda (un ejemplo que pondría Rímini: necrozoofilia incestuosa, que es cuando te tiras a un pollo muerto que además era familia tuya). El escandalizado padre lo envió a una tienda en el centro de Sevilla, donde se vendían crucecitas, biblias, figuritas de santos y rosarios variados. “Di que vas de mi parte y que necesitas ayuda”, le dijo el confesor a mi ex-compañero de clase, y fue a darse una ducha fría. Picado por la curiosidad, este irreverente golfo fue, y el sacerdotal ancianito lo llevó a la trastienda… donde le enseñó un muestrario completo de aparatos de autotortura. Desde el clásico cilicio-latiguillo hasta anillos constrictores de dedos y otros apéndices, pasando por plantillas con bultitos duros del tamaño de un guisante (para que duela al andar) y un extenso etcétera de medievalidades que si las pilla un director de cine porno te hace una serie de quince largometrajes, sin repetir una sola aberración. La salida de mi amigo (hoy aparejador de renombre, por tener un hermano arquitecto que es el que tiene el nombre) fue de antología:

– Estoooo… bueno, ¿a qué hora cierran? Voy a dar otro ojillo por ahí y ahora vuelvo…

La asombrosa Palo (tendrían que oír como interpretaba el inicio del Claro de Luna de Debussy mientras la Dama Arwen le ecualizaba el piano del escenario) me comentó el episodio tragicómico que me ha llevado a escribir este post. Ella tenía una amiga seguidora de Monceñó, que se indignó mucho cuando se editó el Código da Vinci.

– Lo que dicen es todo mentira. Los cilicios no duelen tanto. Yo misma llevo uno una hora al día y a veces se me acaba olvidando y me lo dejo puesto más tiempo sin darme cuenta…

Ah, Anaxágoras, martillo de herejes, cómo echo de menos tu faceta de aplastasupercheros. Antes de que la oscuridad se cierna de nuevo sobre la Razón (cualquier día de estos), quiero desplegar estas letras que no son más que electroncitos bailando para mostrar mi apoyo a quienes les repugna este retorno de los brujos, este surgir poderoso de las sectas que usan la razón de la sinrazón para arruinar la vida de la gente que cae entre sus zarpas y así, unos cuantos de ellos, pegarse la vida padre.

Malditos sean, maldecidos quedan.

Anuncios

31 comentarios to “De Obras”

  1. Profesor Franz Says:

    Ya lo dice el refrán: cilicio con gusto no pica.

  2. Microalgo Says:

    La gente está fatá, Herr Professor. Así, hablando en general.

  3. Lola Says:

    La gente está fatal, sí, sobre todo si ha vuelto de Cádiz :P

    Lo de la obra es como todo, uno en el fondo es una hoja en blanco y si pintan sobre ti malos pintores y luego encima no hay quien quite las manchas… acabas con el cilicio puesto.

  4. Lara Says:

    Muy bueno ese final. Muchos besos, suertudo gaditano aventurero.

  5. Arwen Says:

    Eso es como tó… No se puede generalizar… Hay gente a la que debieran obligar a llevar cilicio… ¡Cielo Santo! Voy a que me miren esta vena sádica que me acabo de descubrir.

  6. Zen_Tao Says:

    ¡Cilicio!… ¡¡Se ruega!!
    En plan Cilicio B. Demille

  7. NáN Says:

    ¿”el agua de mar chorrea sobre la piel bronceada que cubre sus músculos acerados “?…

    Debió ser una muchachita encantadora la que escribió eso. Con su cilicito debajo de la faldita. ¿Se anuncia en algún periódico?

  8. Microalgo Says:

    Sí. Todos me llaman Monseñor, pero tú puedes llamarme “Monse”. Verdugo mío.

    Yo también alucinaba con lo descaradamente homosexual de las descripciones, y eso que yo tenía catorce años y no me coscaba de casi nada… ya digo, que me encantaría volver a leer ese libro, que hace mucho tiempo que no me río a mandíbula aleteante.

    Aunque luego me entraría la pena de pensar que hay gente que lo puede leer y tomárselo en serio. Va a ser cierto eso de que hay gente pa tó…

    Salude, Lola, a nuestros bajista y teclista preferidos. Un placer haberlos tenido por acá.

  9. Rímini Says:

    Todo quedó dicho con estas dos anécdotas. En cuanto a lo del pollo… era joven y no sabía lo que hacía! Ya me ha perdonado la viuda, que es la polla.

  10. Monsieur Jacobine Says:

    Ya lo cantaba Judas en “Jesucristo Superstar”: “Tus adeptos están ciegos / sólo piensan en sus cielos”

  11. Microalgo Says:

    Anda. ¿Y qué le respondía Camilo Sexto? ¿”Calla, canalla, que me tienes contento”?

  12. Sérilan Says:

    Si encuentras el libro pásamelo Microalgo, promete ser divertido

  13. Margherita Dolcevita Says:

    Primero el báculo, luego el cilicio. No me se amontonen.

  14. Microalgo Says:

    Si lo encuentro haré un monográfico, Séri. Por cierto, ¿cuándo está Usted de nuevo de exámenes?

    Y Margherita… eso suena a escalada armamentística. Acabaremos malamente, se lo digo yo.

  15. Zen_Tao Says:

    Yo… para lo que es la “iluminación” espiritual… como los electrodos en los pezones nada oiga… unas chispitas que salen kepaké

  16. Glomus Says:

    Hago mías las palabras de Eduardo Aute: “quise imaginarme / que aun queda la inocencia / de creer en la existencia / de un Dios sin religión”, y otra del mismo calibre: “Todo tiene su contrario. Incluso Dios: el Papa”. usease, que a todo aquel grupo, secta, corriente que amablemente se ofrezca a interpretar las directrices del Gran Arquitecto (resumibles en “tirad pa’lante sin dar el coñazo y echarse una mano de vez en cuando, joé”) les agradecemos los ser-vicios prestados pero que no cuenten con nos.

  17. Sérilan Says:

    El dia veinte volveré a pasar por la guillotina amigo Micro, compra velas permanentes

  18. Microalgo Says:

    Cruzamos los dedos por Usted, Sérilan. Irá pa llá un shorro de energía positiva, por si valeira para algo.

    Glomus: la última palabra de su comentario debería ir en mayúsculas. Para darle un tono belcebúcico a la cosa… Un gustazo saberlo a Usted por ahí, al loro. Así las distancias son menos. La segunda frase, ¿es también del Autillo? Digna de él sería.

  19. Glomus Says:

    Ambas son del amigo Eduardo, que gustará más o menos como cant-autor pero es de las luces más lúcidas y lúdicas de la cultura española (a ver quien mete no en una, sino en dos de sus canciones la palabra “demiurgo”).
    Te regalo otro par de perlas del amigo:
    “Antes del amor,
    se desnudan los cuerpos.
    Después del amor,
    se anudan las almas”

    Y

    “Detrás de un “te quiero”
    casi siempre se oculta un desolado y desesperado
    “quiero que me quieras”.

    Ahí queda eso.

  20. Microalgo Says:

    Anda que no (a ambas).

    ¿Y quién no quiere que lo quieran?

    Nos nadie, el Luiti.

  21. Zen_Tao Says:

    Cognas aparte… No sé qué tenía el Aute, que cuando yo tenía seis, siete años me quedaba hipnotizado frente la tele cuando salía cantando… y entendía todo lo que decía… y pensaba pá mí eso mismo que has dicho micro… Nos nadie este… de mayor quiero ser como él.
    Todavía quiero.

  22. Microalgo Says:

    Pues en eso coincidimos los tres: Glomus, Usted y yo mismo.

    Abrazotes, zum-bao-Zen-Tao.

  23. insecto Says:

    Nacho, no sabes cuánto te echo de menos :) En Cádiz y contra La Obra se vivía mejor… :(
    Ésta y otras de su calaña nos seguirán “sorprendiendo”. Para muestra un botón:
    http://www.chick.com/reading/tracts/0571/0571_01.asp
    http://www.chick.com/reading/tracts/0643/0643_01.asp
    http://www.chick.com/reading/tracts/5057/5057_01.asp
    http://www.chick.com/reading/tracts/0549/0549_01.asp

    No sé si es para reírse o para echarse a llorar…

    ¡Un beso enorme, Nacho!

  24. Lucía Angélica Folino Says:

    lo de Fótica es por FOLINO¿?

  25. Microalgo Says:

    No, mi Señora. Sería Folínica, en ese caso. Viene de fotones. Qué mal suela la palabra “fotón”. Parece un taco.

    Me ha encantado su página. ¿Cómo ha llegado a ésta desde tan lejos?

  26. Zen_Tao Says:

    ¡¡¡No me sale del fotón!!!
    ¡¡¡Y un fotón pa tí!!
    Me dió una patá que me dejó fótica perdía…
    Funciona, funciona…

  27. NáN Says:

    Pues en la región requetEspañola (copio a mi admirado “ese otro”) en la que nací, para decir “no me jodas” decíamos “no e’n fotis”. No sabíamos que estábamos diciendo “no me ilumines”.

    Pandilla indocumentaos. No me extraña que Zaplana hiciera por allí su agosto los doce meses del año (¡y dos de ellos con paga extra, más otros dos de “beneficio”!, en total, 16 meses ben contats). “¿Tanto?, ¡no e’n fotis!”. Y sin dimitir, que es lo guapo.

    Pues sí, no como Lespe, que el sueldo no le da para calefactar el palacio en el que vive. De no ser por la constructora y las finquitas, se nos queda fría. “¡Fotres, tú! Quina vergonya que e’m da, no aver sabut posisionarme”.

    M’as deixat illuminat del tot (i un poc esquisofrenic, com els algues del’s que parles). Els esquizofites.

  28. Zen_Tao Says:

    Seche chuches dunchusgat menchan feche dunpenchat… o algo así…
    ¿Cómo era Nan?

  29. NáN Says:

    Como decíamos en mi barrio: Tu quoque, fili mei? ¡Non fotis!

  30. Zen_Tao Says:

    Este blog está oficialmente poseído… se habla en lenguas…
    ¿Alguien se pide girar la cabeza 360 grados?…
    Yo por mi parte ya me he hecho pis en la alfombra…

  31. NáN Says:

    pues no te zientes en ella, compañero, que no es una buena práctica de iluminación. En caso de meditación urgente, puedes quitarle la alfombrilla al vecino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: