El ataque del Chato

– Realmente, no veo qué relación pueden tener mis chicos con la clase criminal – replicó con resentimiento la señora Eggelby-. Han sido cuidadosamente educados, eso se lo puedo asegurar.
– Eso demuestra que dudaba usted de cómo podrían salir. En cambio, mi madre nunca se preocupó de educarme. Sólo se interesaba porque me azotaran a intervalos decentes y me enseñaran la diferencia entre el bien y el mal; existe alguna diferencia, ya sabe usted; aunque he olvidado cuál es.
(Saki: Animales y más que animales).


donbosco.jpg

Qué poca vista tienen tus empleados, Juanito.



Yo confieso ante el Blog, nuestro escaparate, y ante vosotros, hermanos, que he estudiado doce años en un colegio de curas. Si bien los Salesianos se han caracterizado por su manga ancha, muchos de los sacerdotes de allá te adoctrinaban en cuanto tenían ocasión.

Caso aparte era “el Chato”, que no adoctrinaba nada. Era el psicólogo del colegio, que hacía también de enfermero. Su clave dicotómica en cuanto al tratamiento de enfermedades y accidentes entre el alumnado era bien simple. Si no se ve, aspirina. Si se ve, reflex. En un colegio con dos mil alumnos y tres patios con suelo de cemento y gravilla, uno puede imaginarse que hay docenas de caídas diarias y un amplio surtido de descalabros. Pero cualquier desolladura era considerada como herida que “se ve”, y te caía una pulverización de reflex en cuanto te descuidabas un pelo. De ahí que la enfermería del colegio estuviera siempre miserablemente desierta. Sin tener una idea clara acerca de inmunología (ni clara ni obtusa), siempre preferíamos que se nos infectara una rodilla a que nos cayera un chorretón de reflex sobre la endodermis. ¿Lo han probado alguna vez? Pues no lo intenten en casa.

El Chato (que en realidad creo recordar que se llamaba Don Félix) era así apodado por poseer una nariz que abarcaba casi exactamente noventa grados, envidia de águilas reales e imperiales. Hombre, exigir que le hubiéramos puesto “Don Fénix” habría sido esperar de nosotros unos conocimientos en mitología que no estaban, por aquél entonces, a nuestro alcance.

Más o menos malparados escapamos todos de las curas de el Chato, y con dieciocho años, el COU y la selectividad en el bolsillo (un día contaré cómo aprobamos todos filosofía en ese amedrentante examen, porque tiene su guasa), nos dispersamos por esos mundos hacia distintas universidades, hacia oposiciones, carreras militares, cárceles, gimnasios de jiu-jitsu, sanatorios mentales o incluso hacia frías tumbas (que para todo hubo quién).

Y hete aquí que, un par de años después, en unas vacaciones, al regreso de una acampada me encuentro con que mis padres me cuentan que el Chato me ha llamado por teléfono.

¿ ?

¿De dónde cuernos ha sacado este tío mi teléfono? ¿Y de qué me conoce a mí? De echarme reflex en la rodilla desollada no, desde luego…

Me vuelve a llamar al día siguiente y me pide que vaya a verlo al colegio en un par de días. Se lo comento a mis amigos. Nefasta idea.

– Ten cuidado, a ver si te encula.

– Tú, culito a la pared, ¿ehn? Y si se le caen veinte duros tú no te agaches a recogerlos.

– Luego nos cuentas qué tal besa. Ah, no, que con esa napia lo llevas crudo. Pues nada, nada, a mamarla. Ejjem.

Y así. Como comprenderán Ustedes, no iba yo con muy buen cuerpo el día que me planté allá a ver qué cuernos quería el Chato.

– Pasa, pasa – me dijo con suma amabilidad -. Toma asiento.

Bueno, no era una pared, pero…

– Los jóvenes han perdido la fe, y no es lo mismo que un vejestorio como yo les hable del Mensaje que si lo hiciera alguien más cercano a su edad, alguien, claro, previamente formado y despierto que blah, blah, blah, blah…

Ahí es cuando dejé de prestar atención. Así que lo que quería el Chato era que yo llevara un “grupo de fe”. Me dieron ganas de preguntarle que de qué confesión. ¿Católica, budista, taoísta, animista, mahometana, seguidora de Manitú o de Isis? Vaya con el psicólogo, qué vista que tiene el muzasho. Anda que. Le digo que es que yo no tengo mucha fe [sic] (¿qué quieren? pónganse en mi lugar, coño), y me suelta que hay que olvidar las cosas que ha hecho la Iglesia en el pasado (ahora se me viene a la cabeza Galileo, entonces no se me ocurrió) y que la fe es un grano de mostaza que hay que hacer crecer…

Mira que yo como de todo, pero la mostaza no me gusta. Aprovecho que extiende la mano hacia delante en el gesto natural de crecimiento de la mostaza hacia un hipotético horizonte de esperanza (así crece la mostaza) para estrechársela y salir por patas.

Parece, pues, que hay quien confunde mi calva con una tonsura, porque años después, cuando acabé la carrera, pasaron por casa dos numerarios del Opus a ver si me fichaban… por suerte, estaba, de nuevo, de acampada (sí, salíamos mucho de acampada, ¿qué pasa?, yo perdí mi virginidad en una tienda de campaña), y ante el descojone irreprimible de mis padres frente a la idea de que yo me adhiriera a La Obra (en serio: intentaron no reírse y no lo consiguieron), no volvieron a asomar la nariz por allá.

Qué cosas se ven, don Pero.
Qué cosas se ven, don Nuño.

Anuncios

70 comentarios to “El ataque del Chato”

  1. joseluis a Says:

    Vale, vale. Pero si algún día te da por montar una catequesis, avisame, que ya estoy pillando el Comes sin falta…

  2. Sérilan Says:

    A modo de prueba Don Micro, y a ver si ahora entra mi comentario y dejo de serle sospechosa al sistema.
    Mañana con más tiempo prometo opinar sobre los dos últimos post.

  3. Sérilan Says:

    Anda…!!!! parece que se arregló. Ufffff…que alivio

  4. carrascus Says:

    Lo que pasa es que debe usted tener cara de bueno…

  5. Microalgo Says:

    Sí, mi careto engaña tela. De hecho, suelo gustar más a las madres que a las hijas. Tch. Así que engaña, además, a quien no debe…

  6. Glomus Says:

    En fin Maese Microalgo, todos sabemos que tener un hijo misionero, fue siempre madre tu ilusióooon… Anyway, yo que compartí con vos aquellas coordenadas, la sensación más nítida que mantengo de esos años viene dada por la relatividad espacial, o sea, pequeño que me ha parecido todo cuando he vuelto recientemente. “Todo” incluye las barandillas de los jardines, la estatua de la entrada, incluso las reglamentarias porterías de balonmano/futbito. Es posible que hasta la alquitara del Chato (que tenía olfato, no vista…), si es que no se suicidó tras tu espantada, me pareciera a día de hoy una micro-napia. El universo se concentraba entre dos paréntesis, Don Kiko y un zanganito contento (barabarabá, barabarabá…)
    Gracias por retrotraernos a los 70. Sigamos trabajando…

  7. Azagato Says:

    Es que tienes una cara de bueno que tira patrás.

  8. Azagato Says:

    ji, ji, ji, jí.

  9. Microalgo Says:

    Pues a ver si la troco, porque ésta no me da mucho resultado. A ver si aprendo a poner cara de malo malísimo y a fruncir el ceño. Algo como así

    >:·(

    Y a gruñir de vez en cuando. No sé, del tipo de la que soltó una vez un amigo: “¿tengo pinta de no saber solucionar mis problemas?” Hay que anotar esa frase, a fe mía y Vive Dios. Multiútil, la frase.

    Para quien no lo sepa, Glomus compartió colegio conmigo durante unos cuantos años (colegio pero no curso, porque él es de la generación de Anaxágoras, mi hermano) , de modo que conoció al Chato, al Kiko (dos metros de profesor de algo así como inglés) y al Zanganito (un metro cuarenta de profesor de algo así como dibujo… de éste, no se supo nunca el nombre. Era el Zanganito y punto). Qués tiempos.

  10. Arwen Says:

    ¡¡Dios Santo!! (con perdón) lo que hubiera dado por ver esa escena por el agujerito de una cerradura.
    ¿Con toda la nariz del Chato no olió tu falta de fe en los dioses? Porque se te ve a leguas, hermoso
    La verdad es que la época colegial da para muuuuchas conversaciones. Yo recuerdo aún con carcajadas internas la presentación de una de mis profesoras de inglés. El primer día de clase dijo con un marcado acento andaluz: “Soy vuestra nueva profesora de inglés, Mariluz Jiménez. Soy inglesa… de Gibraltar”.
    En fin… laz cozaz.

  11. Microalgo Says:

    Os enseñaría el inglés del pueblo llano, digo yo…

  12. Sérilan Says:

    Pruebe ahora con una plantita pequeña de mostaza en el balcón y mirela crecer, hasta puede que termine gustandole…digo yo..jajajaja..
    Nunca es tarde

  13. Rímini Says:

    No hay que haber estudiado un Máster en Márketing de Venta Puerta a Puerta (MVPaP por la Universidad Europea de el Burgo de Osma) para reconocer en usted a un aventajadísimo anti-obra (de las de todo tipo, las de cavar zanjas para pasar cables y la de cazar mentes para mangar dinero). El chato no era el director de cásting de Gran Hermano, desde luego.

    A mí, la Obra quiso capturarme por esa misma época con otra argucia pensada con el ojete del culo de Monseñor: “¿Y si te vienes con nosotros a una Maratón de Estudios que vamos a celebrar este fin de semana?”. Gran dilema: juagar al fútbol y ojear chicas o bien (en el otro extremo) encerrarse con esos pederastas filo-nazis a estudiar latín. ¿Qué hacer?

  14. Teodoro Says:

    (Ante su declaración de esta misma mañana sobre las buenas calificaciones en latin-latinis, no preguntaré por qué optó finalmente, Rímini… Aprovecho para mandarle un gran abrazo anarco-sindicalista)

  15. Azagato Says:

    Me tiene en vilo, Rímini. Finalmente, ¿qué hizo?

  16. Microalgo Says:

    ¿Éste? Seguro que acabó flagelándose. Es que es muy solidario.

  17. Peter Says:

    A mi me da que confundió el buen saber y estar natural de Don Micro como pruebas de la existencia de un ser superior y que Micro era el profeta elegido.. o bueno, que tenía un extra de moscatel en sangre.

    A mi la Obra me hizo un acoso y casi derribo muy fuerte, estuve en un colegio de esos más de diez años…

    Uno aprende Diplomacia y a tener las cosas claras, pero no a decirlas.

  18. Canoso Says:

    Debe reconocer reverendo, perdón, D.Micro, que tiene cara de cura ‘de pueblo’ y no solo por la tonsura, que la mirada que pone de vez en cuando lo traslada a cualquier parroquia alejada de la civilización, incluso cuando ataca a dos manos a su amiga de voluptuosas curvas y seis cuerdas, se le podría situar con facilidad a cargo de un campamento ‘vocacional’…

    Otra cuestión bien distinta es tratarlo en profundidad, de todas maneras esta noche le pediré su dirección completa, que por mi zona acostumbran a venir dos chicas de camisa blanca y plaquita negra en el pecho y ya nos cuenta como sale de ésta, que la experiencia en ‘largar’ con viento fresco a una pareja de Testigos de J. es la que más puntos puede dar en su expediente, amen de mucho juego para próximos mensajes.

    Un fraternal abrazo en Xto ;)

  19. Microalgo Says:

    Tu tamen, canoso, fili mii!!!

    Yo creo que el récord lo tiene mi amigo Pepe el Indio (natural de Lanjarón) (pero natural, natural), que logró cabrear a dos mormones que llegaron a su casa, a base de descojonarse de sus absurdas creencias:

    – Y estas cosas… ¿dónde dices que estaban escritas?
    – En unas tablillas de oro.
    – Jooodó. Pues ya tenía que haber tablillas para escribir ese tocho. ¿Y qué pasó con ellas?
    – Las arrebató un ángel y se las llevó al cielo.
    – JUAAAA, JUAA, JUAAA!! Ya me imagino al angelito metiéndolas en un banco suizo y yéndose después de putas y…

    Lo dicho. Tch. Se cabrearon.

    Otra de esas fue un uno de Enero en Toledo, que llamaron a la puerta los Testículos de Jehová a las diez de la mañana. A mí me pillaron descolocado (me preguntaron si tenía hijos, y yo tenía entonces como quince años), y me habían hecho cuatro o cinco preguntas de ese tipo (yo ni había caído en la cuenta de que eran testigos) cuando apareció mi tío (teniente coronel, tenía el despacho en el Alcázar) (casi ná) que les cerró la puerta en las narices profiriendo un “¡anda ya, iluminao!”.

    Primero pensé que buscaban el martirio (un uno de enero a las diez de la mañana en un bloque de militares y EN TOLEDO… se podían haber llevado un tiro), pero luego me explicaron otros familiares que lo que probablemente buscaban era pillar a la gente que había pasado sola el fin de año. Cabrones.

    Cierro con cita al caso:

    Pero la fe, como un chacal, se alimenta entre las tumbas, e incluso de esas dudas mortales extrae su esperanza más vital (Herman Melville: Moby Dick).

  20. Microalgo Says:

    Y por cierto, Peter: loable resistencia la suya. De la que se ha librado.

  21. Yinyerbeiquer Says:

    Supongo que como todos, yo también he sido presa de las zarpas de estas parejas a las que es fácil decir hola pero difícil decir adiós. Durante una época fueron tan, tan frecuentes sus llamadas al timbre que incluso llegué a irritarme, en serio.

    Decidí que iba a darles de su propia medicina y, un poco al estilo de Pepe el Indio, tras abrir la puerta con la mejor de mis sonrisas falsas fui todo orejas ante sus argumentos a los que respondía con la naturalidad que se le supone a cualquier persona curiosa e interesada en lo que el otro dice. Algún día les cuento la conversación íntegra (hora y pico, oiga) que da para una antología del disparate.
    Sólo decirles que acabaron admitiendo que Dios consentía el incesto si éste se hacía con propósitos reproductivos. Mano de santo, nunca más han aparecido.

    Por cierto D. Micro, que yo también he sido hijo de María Auxiliadora y sobrino de D. Bosco. A ver, sígame…

    juntos cantando la alegríiiiiiia!!!…
    de vernos unidos en la feeeee y el amooooo!!!…
    juntos sintiendo en nuestra viiiiiiiidaaa…

    siga, siga…

  22. laluli Says:

    Con los vendedores de fé a mi me funciona una cosa sencilla: les digo que me da exactamente igual si dios existe o no. Que si no existe no voy a perder el tiempo rezando y que si existe:
    a) si es una persona digna de admiracion no necesitara que yo este todo el dia haciendole la pelota.
    b) si necesita que esten todo el dia haciendole la pelota, no es una persona a la que pueda admirar.
    Solo lo he usado un par de veces pero me ha funcionado bien.

  23. carrascus Says:

    Pues a mí los que me estuvieron dando la coña en plan proselitista durante algún tiempo fueron los del Opus… pero que quieren ustedes que les diga, una pequeña “meditación”, como la llamaban ellos, cada dos o tres meses (eran semanales en realidad, pero no podía escaquearme de todas) eran un pago aceptable por disfrutar de la biblioteca más grande que yo había visto en mi vida y del mejor campo de fútbol de Sevilla. Además las meriendas que se montaban (sin costarme un duro) también solían merecer mucho la pena. Y si a eso le añaden ustedes que había también un par de chavales ricos con una discoteca increíble… ya tienen planteda la ecuación.

  24. Microalgo Says:

    ¡¡Nosnadie el Carrascus!!

    Pero tenga cuidado, que esas luego las intentan cobrar.

    Luli, me apunto la frase. Inapelable.

    Y Yinyer: la canción seguía con un

    frsnt glen bun mnstrsn del señóóó

    o algo así. Mira que tengo yo buen oreja para recordar melodías y letras, pero esa no se me quedó. Siempre estaba yo a otra cosa en los actos salesianos. El rendidos a tus plantas, sin embargo, me dejó huella: acabé haciéndome botánico.

    No se corte a la hora de contarnos esas cosas: acá tiene Usted todo el espacio que necesite y un lector ávido de juergas de ese tipo. Ya conté alguna vez la facilidad que siempre tuvo mi astrofísico hermano para encontrar fisuras en las cosmogonías. Pero todo argumento (siempre) es bienvenido… lo de que reconocieran el valor del incesto con intenciones reproductoras me parece simplemente adorable. Lindo. El triunfo del amó, vamos.

    Besotes.

  25. Sérilan Says:

    Me parece que puestos a pensar todos guardamos alguna historieta en relación a la fé, sobre todo con las insistentes visitas de los archiconocidos T. de J.
    En una de esas visitas se toparon con mi padre que les abrió la puerta y oigan…que no se que pudo ocurrir, ni que les dijo, el caso es que a uno de los componentes de la “parejita” de los fieles visitadores le dió un infarto al volver la esquina que estaba a diez metros y murió.
    No he querido insistir mucho a mi padre para sonsacarle sobre aquella conversación no sea que me de por ponerla en práctica y cargarme testigos. Pobres…
    Y bueno…que yo fuí a un cole de mojas. Si la moda por entonces hubiese sido más favorecedora quien sabe, pero es que el hábito me sentaba fatal que si nó…total por probar

  26. Microalgo Says:

    Ññññó. Pues su padre de Usted, Sérilan, se lleva la palma. Ni que se hubieran topado con el mismo Kepler redivivo y les hubiera hecho ver que la tierra no es el centro del sistema solar…

    Por cierto, ¿Qué demonios le pasa a WordPress con Usted, que siempre la marca como Spam? Ya le he dicho dos o tres veces al sistema que no es ni Spam ni nada, pero me hace puñetero el caso… En fin. Como Usted dice, a ve si a lfinal vamos a hacer bueno a Bitácoras.

    Requetebesos, wapízima.

  27. Sérilan Says:

    Siga usted al loro Don Micro, mucho me temo que no sea la última vez y ya me estoy empezando a poner nerviosa, voy a necesitar un sermón sobre el amor al prójimo y demás habitantes de la tierra para calmarme.

  28. Microalgo Says:

    Pues ha vuelto a hacerlo… lo que sí me aparece al lado de su comentario detenido como SPAM es un “wwwwww.com”, que no sé qué significa. Y es lo que aparece en su nombre si le pasamos el cursor por encima… ¿Puede Usted modificar eso?

  29. Sérilan Says:

    A ver…modifiquemos…

  30. Sérilan Says:

    Buenas…se puede..??

  31. Sérilan Says:

    Bueno…parece que ya va la cosa.
    Uffff que fatiga… con estos calores.

  32. Rímini Says:

    ¿Que qué hice? La duda ofende, Teodoro, Azagato y Microalgo. Una mente rebuscada (simple pero barroca ¿?) como la mía tiró por la vía de la conciliación de las dos opciones: ese fin de semana me encerré en un cuarto para correme una maratón con una niña de mi barrio. ¿Ordinariez? Sí, mamá, todo ese dinero en educación tirado…

  33. Rímini Says:

    Por cierto Laluli, ¿me deja usted su respuesta? Me encanta. Yo sólo fui capaz de decirle una vez a un T. de J.: “No quiero saber nada que tenga que ver con dios”. Soy ateo pero inseguro, y reconozco que estuve unos días esperando resignado el rayo divino que me fulminara por mi respuesta.

  34. Teodoro Says:

    Qué ha sido de aquel niño que imploraba a dios, de rodillas sobre un montículo de tierra de obra, que por favor no fuese aquel el final de los tiempos? (Y por cierto, pensaba acaso que un metro de altura lo acercaba mucho más a diostodopoderosoqueestabaenloscielos?)… Y bueno, donde quiera que esté, déjelo allí… Me gusta mucho más el blasfemo, inseguro y valiente de ahora.

  35. laluli Says:

    Toda suya.

  36. Margherita Dolcevita Says:

    Como engaña el joío don Micro

  37. Lara Says:

    Dios (nunca mejor dicho)… la que se ha liado aquí.

    (Yo confieso que estuve 14 años en un colegio de monjas. Y así sucesivamente, mis confesiones. Arg.)

    Tiene usted muy buen ambiente en su misa, Micro.

  38. Sérilan Says:

    Pués sí Lara, tienes razón , hay buen ambiente, y eso que la misa no está en latín que si nó, nivel de dioses!!!!

  39. Zen_Tao Says:

    ¿Emmano… acaso negaste te a untarle mostaza al probe pare esuita?
    ¿Acaso no viste tú… oh sí… tú… descreido… hereje de poco pelo…La oportunidad, por cierto calva, de darle al padrecito mostaza por réflex?
    Ahí nostuviste fino… no.
    Se te había presentado la o-por-tu-ni-dad de tu vida para emmendar el kharma… (ante todo mucha Kharma) del jesuítico pastor de angulosas facciones.
    El silente grito de mil querubes de raspadas rótulas ha que dado sin venganza…
    Nacho… macho… noterreconozco…

    Bueno en realidad… Tampocospaponersasín.

  40. Microalgo Says:

    Pues a veces hago caso a mis reflejos y no me sale mal la cosa. Estoy aprendiendo a escuchar mis intuiciones. En aquella ocasión me gritaron que saliera por patas, y entonces no me daban tantos tirones musculares…

    Lo dicho, amigo Tao (por cierto, bienvenido a estos silábicos campos): hay veces que lo suyo es salir por patas.

    Y Lara: yo recuerdo pocas confesiones (de las pocas que hice). Pero recuerdo nítidamente la primera. El cura me preguntó “si me tocaba”. Yo le contesté que “claro” (nunca han logrado inculcarme el sentimiento de culpa por cascármela. Nunca). Y él me preguntó “¿sólo o en grupos?”. Y yo anoté mentalmente que eso de cascársela en grupos debía ser la mismísima hostia. Si hubiera seguido tirando del hilo un poco más, seguro que llego a sonsacarle técnicas de sado-maso y aplicaciones de electrodos y cosas así… muy instructiva, mi primera confesión. Si lo sé me llevo algo para tomar notas:

    – ¿Y has probado a azotarte el escroto con ortigas?

    – No, padre. Pero siga, siga…

    – Y no habrás untado nunca en miel a tu pareja y le habrás dado de lametones ¿verdad?

    – (La-me-to-nes…) Huy, no padre, Dios me libre ¿qué más?

    – Pues un pecado horroroso es, en verano, pasar un hielo por los turgentes pezones de tu novia…

    – ¡Oh, condenación! ¡Que me ze caiga er pito si alguna vez lo hago! (los-pe-zo-nes)…

  41. Azagato Says:

    ¡Ahí le has dao, Zen-Táo! (que vaya comodón que eres, no me extraña que andes tan mal en ortografía).

    Mi entrada es la 41: ¡Se nota que nos hemos puesto manos a la Obra!

  42. Sérilan Says:

    Jesus..Jesus…que temperatura está tomando ésto, que manera de tirar del hilo

  43. Zen_Tao Says:

    Hilo que es más…

    VIVA LA ORTOGRAFIA CREATIVA!!!

    Por la errata al Nirvana… Emmanos

    Ohmmmm-o-platoooooooooooooooooooo

    ding

  44. Microalgo Says:

    Estáis todos como cabras jartas de tripis. Qué maravilla.

  45. Microalgo Says:

    Pooor cierto, Teodoro: la vi ayer en lo de Galeano. Para foráneos, les cuento que fue una conferencia casi sorpresa (no estaba anunciada en ningún lado) de Eduardo Galeano en Cádiz.

    Y vaya metedura de pata de la joven neodiputada que lo presentó… “La verdad, no esperaba a tanta gente”. Que ella no tuviera ni puñetera idea de quién era Galeano no implica que el resto de la gente tampoco lo supiéramos… y se buscaron un salón minúsculo en el que había más gente de pie que sentada.

    Agf. Qué elenco político nos gobierna. Qué elenco.

  46. Teodoro Says:

    Pues anda que el turno de preguntas no estuvo vergonzante ni na: la perorata del republicano demonizado de no más de 30 años, lo que lo convierte en un anacrónico de libro; el amago de pregunta del que juraba y perjuraba que aquel otro (por cierto amigo del invitado) había dicho… qué era?… ah sí, que dentro del capitalismo no había salvación (personal) posible… y Galeano incrédulo y excusando al amigo: que si debió levantarse con el pie izquierdo, que estaría tomado, etc…Total que el chico se quedó sin acabar la pregunta… Para finalizar, la mejor de todas: una señorita ocupa un turno de los escasos que quedaban para preguntarle al yoruga QUE CUÁL ERA LA SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DEL MUNDO… A estas altura ya buscaba yo desesperada el puto rojo ese de la tele para desaparecer. El pelado no podía decir otra cosa, pero lo adornó y nos reímos: Que no te tenía ni idea, claro, y que cuando se topaba con alguien que decía tener la respuesta a eso, huía! por que o era un embaucador que le iba a quitar los zapatos y la cartera por lo menos, o tenía un delirio de grandeza de los de psiquiátrico.

    Pobre neodiputada, qué mal comienzo. Y qué pesadita se puso con las excusas. Y encima rubia, alimentando el tópico (falso por supuesto)…

    Os busqué a las salida a los singuacamole, pero nada. Ónde te juiste che?!

  47. Microalgo Says:

    Me retiré a mis cuarteles de Invierno, en el Pay (había quedado con el Gran Paco Medina para ensayar un poquito pal 28), y además supuse que se iba a quedar Usted un rato para darle un beso de tornillo al chico calvo ese que escribe. Y yo tenía que decirle algo más a Usted… ¿qué era?

    ¡Ah, ya! Que si se va usted a Barcelona (que sé que sí) y quiere un librito (guía azul), se la dejo sin más preámbulo…

    Aunque sé que Usted es como Galeano, y le gusta perderse por los sitios. Ojo con el barrio chino, que no es La Habana.

    Qué ternura, por cierto, la conversación de Galeano con su amigo en la caleta.

    – Hombre, ¿qué hacés vos por aquí?
    – Yo vivo aquí. ¿Y tú?
    – Me invitó la Diputación para una conferencia.
    – Qué inconscientes…
    – Oye, te encuentro un poco frío y duro a vos.
    – Sí, verás… es que me morí.
    – Andá ya, vos no te podés morir. No andés jodiendo.

    Y nos reímos los dos. El hecho de que él fuera una estatua y se riera no es algo que deba extrañar, porque en Cádiz hasta las estatuas se ríen.

    Y le dedicó la conferencia al recuerdo de Fernando Quiñones.

  48. Teodoro Says:

    Y la voz se le quebró cuando pronunciaba su nombre…
    Le agradezco y acepto el préstamo de esa guía, señor. Me vendrá muy bien para optimizar el poco tiempo que tengo y las muchas cosas por ver.

  49. aroa Says:

    quería decir que me río mucho visitando esta zona fótica, aunque sin decir na, que tiene mucha chispa, y que una, que también (ay qué miedo, empezamos a ser demasiados…) pisó patio de cemento… y que ni con reflex nos calmaban las heridas…
    un abrazo

  50. Azagato Says:

    Entrada 50 y después de Aroa. ¡De cuántos honores me cubro yo solo por el morro!

    ¡Cómo es la Iglesia, ché, dos mil años de éxito y Ratzinger hecho un chaval!

    ¡Y 50 entradas fóticas y subiendo!

  51. Microalgo Says:

    Esque lo que tiene tirón, tiene tirón: sexo (confesiones) y violencia (reflex en la rodilla).

    Mil besos, Aroa!!

  52. Sérilan Says:

    Si usted nos hubiese dedicado un buen sermón desde el pulpito no habría tenido tanto éxito. Valgame Dios!!!!
    Oiga..no será usted un nuevo profeta prometido y todo eso..??

  53. Rímini Says:

    No es la cantidad lo que importa… sino la calidad de las respuestas y este post es lo que tiene… te pones un 15 de septiembre o así (el verdadero comienzo del año, de las colecciones, del gimnasio, del curso) y te encuentras un post que habla de lo absurdamente kafkiana (y finalmente inútil) que fue nuestra eduación religiosa en el colegio y ¡qué quieres!: es que la gente se tira de cabeza a la piscina. El sexo y la religión (la cosa y la anti-cosa), los temas preferidos de nuestras podridas psiques sin cuerpo.

  54. Rímini Says:

    Por cierto, Micro y Teodoro. Finalmente, no pude ir a ver a nuestro parsimonioso Galeano; mientras ustedes trataban de arreglar el mundo (!) yo trataba de entenderme con un tío desconocido en una lengua desconocida sobre un trascendentalísimo tema desconocido. Las cosas de la ciencia y sus extrañas confabulaciones burocráticas.

    Micro, yo creo que Galeano en sí mismo (y su cosidad) se merecería un post aparte, aunque comprendo que las Oposiciones a Señor Importante (convocatoria OSI) le ocupan demasiado tiempo.

  55. Azagato Says:

    ¡Anda, si es verdad! La OSI está ahí mismo.

    Me encanta esta combinación de propuestas y corcho donde se chinchetea la entrada del cine y el “no olvides que a las ocho en punto” y el “todavía no me has contado lo tuyo con el/la joven”.

  56. Sérilan Says:

    Pués miren ustedes…aquí ya empiezo yo a perderme

  57. Microalgo Says:

    Se refieren, Sérilan, a que yo en Noviembre tengo unas oposiciones a científico titular (del CSIC)… si la saco, juncionario pata negra. Si no, seguiré escribiendo en el blog pero probablemente desde un sitio un poco más alejado, a donde tendría que ir un poco emigrado (Sidney es buena candidata). Ponga Usted velitas los días 19 y 20 de ese mes…

  58. Azagato Says:

    Ah, el 20-N es una fecha estupenda. En el I Ching la llamarían “No hay más remedio: Renovación y Buen Rollo”.

  59. Microalgo Says:

    Infalible, el I-Ching. Con su ying y con su yang… es que no le falta de nada, oiga.

  60. Zen_Tao(budista accidental) Says:

    Qué bueno el Ching-Ching y el Rama Lama Ding Dong…

    Si es que en el Tibet nos echamos unas risas kepaké.

    Si los lamas tenemos ojeras es porque nos quedamos despiertos hasta las TANTRAS.

    Si te tenemos frío… nos echamos porcima… unas MANTRAS….

    Y si tenemos sed…

    Os pregunto… ¿Qué bebemos? ¿eh?

  61. Microalgo Says:

    ¿?

    Ni idea. Azagato, Usted que es un ser inteligente, hágalo callar con una respuesta demoledora.

    Antes de que se vuelva a tomar su medicación y pierda todos los Marcos de referencia, debo hacerle notar que su psicótico blog está ya situado entre los enlaces amigos que aparecen en éste. Espero que tal cosa no me traiga problemas con la justicia.

    Amén.

  62. Sérilan Says:

    Y que beben los budistas..??como no sea zumo de sesos estrujaos de TANTROS Y TANTROS monjes predecesores tan creyentes ellos…
    Y no se preocupe Don Micro que las velas estarán encendidas en los dias debídos. Prefiere algún color especial..?? bueno mejor le enciendo un surtidito.
    Por cierto, no olvide tambien su señoría acordarse de mí el próximo treinta de septiembre y veinte de octubre pués tambien andaré metida en tareas de Juncionarios. Una vela, algún edificio ruinoso de Cadiz, lo que sea, prendale fuego a algo con tal de que me llegue el resplandor y se me ilumine la memoria que yo seguiré tomando mis dos nueces diarias por si acaso, dicen que para eso es lo mejor. Y a ver que nos pasa..!!!! Oiga..y si prometemos hacernos budistas a cambio de aprobar cree usted que dará resultado..?? Nos escuchará alguien..??

  63. Teodoro Says:

    Agua, señor?

  64. Microalgo Says:

    Tranquila Sérilan, que no llegará la sangre al río. Yo, por mi parte, prometo NO hacerme budista si apruebo. Si suspendo, a lo mejor. Ya veremos.

    Pondré velitas yo también, por si las moscas.

    Bezoz.

  65. Yinyerbeiquer Says:

    ¿Quizás se beben una TÚNICA Chuesps?…

  66. Zen_Tao Says:

    Cerca Emmano… cerca…
    Y no… no bebemos FANTRA… Como seguramente habrán pensado todes aquelles ( he decidido usar la e como neutra)… que lo veían un chiste fácil… tal vez demasiado fácil.
    Bebemos refrescante leche de yak…

    Macho.

  67. Yinyerbeiquer Says:

    Ahí ma dao… ma dao, ma dao

  68. Microalgo Says:

    The mother who birth him!!!

  69. Zen_Tao Says:

    En realidad… se diría the mother who gave bith to him!!!!

    Pero no me pondré tikismikis…. (me sienta fatal con mis bermudas lima)… El echo de realizar esta pedante corección, ha despertado una duda en mi mente…

    ¿Por qué la contorsionista, al ofrecerle el director de la sucursal del banco donde ha pedido un crédito la pluma para firmar los documentos… la toma con el pie?

    ¿Será ese un claro caso de deformación profesional?

  70. Zen_Tao Says:

    bith -> birth…

    My most humble apologies… I’ll hang myself first thing in the morning

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: