Una visita al cementerio (I)

 joanina1.jpg

… Pero si alguna palabra sirve será allí donde es más improbable que sea escuchada en calma (Fernando Savater, El País, 19 de Septiembre de 2001).

Conocida es la juerga que nos traemos algunos con la palabra protervo (que quiere decir “perverso, obstinado en la maldad”). Y viene de antiguo mi uso personal de la palabra calobiótica (“el arte de vivir bien”). Pero si se asoman al “cementerio” (así llamaba Julio Cortázar al diccionario) se pueden encontrar con unos palabros que pa qué. Ahí van unos cuantos más.

Uebos: “Necesidad, cosa necesaria. Uebos me es, uebos de lidiar…” Es decir, que una cosa por huevos también se puede hacer por uebos sin cometer faltas de ortografía.

Pasagonzalo: “Golpe pequeño dado con la mano, y particularmente en las narices”. Tengo yo un par de conocidos (alguno con ese nombre) al que le daría yo un buen pasagonzalo.

Cancamusa: “Dicho o hecho con que se pretende desorientar a alguien para que no advierta el engaño de que va a ser objeto”. Cancamuseros hay por doquier, vive Dios.

Galdrufa: “Trompo, peonza”. En mi puñetera vida había oído yo tampoco esto. ¿De donde vendrá esa palabra? ¿Y “trompo”? Anda que tampoco es rara, si no estuviéramos acostumbrados…

Epinicio: “Canto de victoria. Himno triunfal”. Y cuando acaban, es el epifinal del epinicio ¿no?

Jeme “Distancia que hay desde la extremidad del dedo pulgar a la del índice, separando uno del otro todo lo posible”. Siempre que uno de los dos no esté amputado. Entonces la distancia esa no cuenta.

Pítima: “Socrocio que se aplica sobre el corazón”. No se preocupen, que ya voy yo en su auxilio.

Socorcio: “Emplasto en que entra el azafrán”. Caro emplasto, éste. Si sobra, para la paella.

Se puso a dar vueltas como una galdrufa, pero yo me di cuenta de que por uebos aquello era una cancamusa, así que le di un pasagonzalo y, del disgusto, fui a ponerme una pítima (a la que le añadí el pistilo de una liliácea hexapétala, ya que era un socrocio), que me quedó tan bien que no me marqué un epinicio por un jeme.

Está claro, ¿no?

Anuncios

3 comentarios to “Una visita al cementerio (I)”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    # Como sabe Microalgo, a pesar de que Julio Cortázar lo considerara un cementerio, a mí me divierte mucho este cementerio (como decía Les Luthiers, lo malo de ellos no es entrar, sino quedarse). Será porque tengo un vocabulario muy limitado y casi todas sus entradas son un misterio para mí.

    Viendo las que citas en este texto, he encontrado la castellanización de algunos conceptos que había escuchado por ahí y que creía que no tenían traducción. Por ejemplo, lo de la “cancamusa” no es ni más ni menos lo que Alfred Hitchcock bautizó (y todavía se usa como término cinematográfico habitual) como “McGuffin”: una trama falsa que sirve para despistar al espectador del verdadero curso del engaño mayor. Y lo del “jeme” ¿qué me dicen?, desde hoy se debería usar como unidad de medida de aquello que tantos hombres se empeñan constantemente en medirse. Y, finalmente, descubro con los años que aquello que cantábamos en el colegio de “… hemos ganao la copa del meao, pero los que han perdío se la han bebío…” no era otra cosa que un cruel y coprófago “epinicio”.

    Comentario de Rímini hace 1 mes y 25 dias
    # Jé.

    Pues no había caído. Escatológico epinicio, sí que sí.

    Y se me ocurre un estudio de anatomía comparada para publicar en el annual review of genital measurements: “fitting equations involving the jeme and lo otro: is there a direct relationship?”

    Nos dan un premio, seguro. Yo me ocupo de la parte estadística y Usted de la toma de datos… ¿hace?

    Comentario de Microalgo hace 1 mes y 25 dias
    # Me temo, Micro, que mis datos sólo serían publicables en el Annual Review of Microscopic Issues.

    Comentario de Rímini hace 1 mes y 25 dias

  2. acaso Says:

    Galdrufa es una palabra aragonesa que significa eso, peonza. En el DRAE aparece como tantas otras palabras aragonesas que solo se dicen en Aragón y por una extraña razón la Academia del Español las ha incluido en su diccionario. ¿Por qué incluir unas y no todas, o más bien por qué incluir ninguna si son de otra lengua?.
    En cualquier caso el propio DRAE ya indica que se trata de una palabra aragonesa con un “Ar.” antes de la definición.

  3. Microalgo Says:

    Anda.

    Gracias por el comentario, Acaso. Aún colean los viejos posts. Qué cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: