El otro día en Bornos (para el Profesor Franz)

 dscf3328.jpg

Es difícil explicarlo, Simón, porque el arte es muy raro, porque no es lógico. Los políticos buscáis el poder, pero no estoy seguro de que los artistas pretendamos el éxito. Un músico no quiere ser Falla ni que lo interpreten las grandes orquestas. Nos limitamos a ser una prolongación del instrumento que tocamos o que nos gustaría tocar, la “Fender” que sueña Mauricio… (Juan José Téllez: El Loro Pálido)

El pasado 28 de Abril se celebró un concierto en el Instituto que fue el Convento del Corpus Christi de Bornos. El concierto estaba diseñado para alfiletear nostálgicos. Se reunieron un remodelado Cai (sin Chano ni Jorge), un remozado Guadalquivir y un Imán Califato Independiente que casi mostraba su formación original.

Para no tener que conducir con diecisiete cervezas encima, alquilamos una casita en el mismo pueblo (hicimos bien, como luego verán) y la llenamos: Fenrir y su Señora Esposa, Juanma el Ermitaño, Adusto, La Poeta Broncoperjudicada, MaryLondon, O.D.E., la Zaragozana Implacable y el menda que los saluda atentamente.

Los más jóvenes de entre nosotros no llegaron a conocer el rock andaluz, y no a todos los asistentes les sonaba el nombre de Pepe Contreras, que presentó a uno de los grupos.

El concierto empezó más tarde de lo previsto y acabó muy-muy tarde. A las cuatro de la mañana estábamos saliendo del recinto los que nos quedamos hasta el final. Parte del elenco femenino del grupo (lo siento, fue así) comenzó a causar bajas escalonadas debido a sueño, cansancio, malestar general o lesiones articulares: a este respecto, fue una ventaja tener la casa a cinco minutos del patio del Convento. La última en abandonar por causa de una dolencia lumbar fue O.D.E., que la pobre aguantó como una campeona a pesar de los muchos pinchazos y medicamentos que llevaba encima. La lástima es que se perdiera lo mejor del concierto…

Cai sonó mal ecualizado, y lo que salvó su actuación fue, por una parte, las muchísimas ganas con las que tocaron y, por otra, las muchísimas ganas que tenía la peña de escucharlos después de la friolera de veinticinco años sin poderlos ver en directo. Sin ser unos monstruos (la comparación es muy perjudicial en este caso), los sustitutos de Chano Domínguez y Jorge Pardo tocaron con unas ganas tremendas y el público, entregado dos horas antes de que sonara la primera nota (ya desde la larguísima cola para entrar) lo agradeció. Para esos músicos debió resultar algo fascinante el hecho de que, después de todos esos años, la gente coreara sus canciones.

Guadalquivir no fue tan tolerante con los muchos defectos de sonido que sufrió en su inicio el concierto. Mangli resultó un miura poco fácil de lidiar, porque se estaba poniendo cada vez más cabreado, hasta que no pudo más y le planteó al público dos opciones: o dejaban de tocar del todo o paraban un ratito hasta que solucionaran los problemas de sonido (unos instrumentos se comían a otros, excepto en el caso del teclado, que dejó directamente de sonar). La gente optó unánimemente por la segunda opción, y entre ese parón y que los músicos de Guadalquivir comenzaron uno a uno (una vez retomado el concierto y ya sí, sonando casi como debían) a hacer alardes jazzísticos (en mi opinión, se pasaron), la actuación se alargó demasiado.

Pero los esfuerzos que hicieron los músicos de Guadalquivir para solventar los problemas que crearon los (supongo que) inexpertos técnicos de sonido sirvieron para algo. Imán Califato, con sólo cuatro instrumentos, se encontraron el escenario ornamentado con un sonido finalmente impecable, y le sacaron todo el provecho. Abriendo con Darshan y siguiendo con la Marcha de los Enanitos y Camino del Águila, rindieron a todo el que aguantó (merecía la pena) el relente y las más de seis horas en pie (había gradas, pero estaban allá sólo para los pobres de espíritu), desde la cola hasta que nos fuimos. Manolo Imán e Iñaqui (el bajista) demostraron que no habían perdido ni un milímetro en la precisión que los ha caracterizado siempre (que era toda). Marcos, al teclado, impasible y perfecto… Un gustazo para los nostálgicos.

Pero para quien no vivió esa época del rock andaluz (¿sinfónico? ¿progresivo? Ayúdeme, profesor, y póngale el adjetivo correcto), el concierto fue demasiado duro.

Uno de los investigadores de mi centro adquirió las entradas sólo dos horas después de que yo le avisara de este concierto (a mí me avisó el Profesor Franz, a quien va dedicado este post). Allá se fue con su mujer y sus dos hijos (de veintitantos años), que acabaron el las gradas con la mirada perdida mientras los músicos en el escenario pinkfloideaban de lo lindo, para regocijo de sus padres que sólo echaban de menos algún cigarrito made in Ketama, que no pudieron paladear por no dar mal ejemplo a sus vástagos.

Este mismo investigador me contó que la última vez que oyó a Imán en directo fue en el Festival de la Luna Llena de Jerez: veinticuatro horas de música, y allí sí que estuvieron todos. Me dijo que estaban durmiendo acurrucados en las gradas la que era su novia – y hoy es su mujer- y él, cuando comenzó a sonar Darshan (a eso de las cinco de la mañana). Alzaron la vista y vieron a esos cuatro tipos con una luna llena de fondo. Aún tardaron unos segundos en saber si el cuadro era así de bonito por que sí, o si fueron los abundantes porros los que ayudaron mucho a mejorar el conjunto. Se levantaron y, junto a todo el público, como si se hubieran puesto previamente de acuerdo, se pusieron a dar saltos en esa especie de Woodstock que, según contaba, fue aquél concierto.

Se lo comía vivo la nostalgia, al hombre.

Anuncios

Una respuesta to “El otro día en Bornos (para el Profesor Franz)”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    # Servidor no tenía los arrestos suficientes en aquella época para irse con una tropa de jipis a Jerez a finales de los 70, pero recuerdo ferpectamente la crónica radiofónica que al lunes siguiente nos hizo, a los que no pudimos estar allí, Rosa María Pinto, locutora de referencia en la música sevillana de aquellos días desde “La Voz del Guadalquivir”. Y su relato del Festival de la Luna Llena coincide en gran parte con el que te hizo tu compi de probeta, añadiendo que cuando ya estaban terminando empezó a salir el sol allá por Antequera y entonces aquello cobró definitivamente tinte de leyenda. Por supuesto, tanto entonces como ahora, prefiero que me lo cuenten.

    Y sobre lo de hacer una excusión en el año 2007 para ver la repetición (sustituyendo a Alameda por Guadalquivir y a Medina Azahara por…nadie) de aquel malogrado “Andalucía en Rock” que nos vendieron allá por 1981 pero que nunca llegó a aterrizar en Andalucía (aunque sí en Badalona)…aunque si realmente lo que querían era una bonita convivencia con trasfondo musical, chapó.

    Y es que, como proclamaís Signoret y tú mismo, la nostalgia..ejem
    http://www.hificlass.com/foro/viewtopic.php?p=2715

    Comentario de jl ambrosio hace 3 meses y 7 dias
    # Yo no me lo planteé mucho tampoco, JL, porque por los finales de los 70 yo tenía diez añitos, y no era plan.

    De cualquier manera, estuvo bien ver a unas cuantas generaciones en fila degustando música bien hecha. Que, al fin y al cabo, no se hace tanta.

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 7 dias
    # Que sí, hombre, que sí se hace tanta… sin ir más lejos, y si quiere repetir experiencia de música nocturna en vivo, aquí mismo en Sevilla el sábado 26 la habrá en el Monasterio de la Cartuja. Mogwai, Echo & the Bunnymen, Violent Femmes… yo iré, si quiere podemos tomarnos unas cervezas juntos ya que mi compi Ambrosio tiene otros planes.

    Comentario de carrascus hace 3 meses y 7 dias
    # Muchas gracias por aceptar el encargo y por la dedicatoria; recuérdeme que la próxima vez que vaya por Cádiz le lleve un regalito. Y muy bien por la crónica, podría dedicarse a ello profesionalmente si quisiera, aunque me imagino que sus algas no le perdonarían nunca el abandono del hogar.

    Curiosamente, lo que más nostalgia me ha despertado ha sido lo que cuenta de los problemas de sonido, el ingrediente básico de cualquier concierto de rock andaluz que se preciara. Recuerdo especialmente uno de Triana en el Hielotrón de Montequinto (y ahora calculen mi edad si tienen gonadas) donde sólo llegaron a tocar completos dos temas. El público silbó y protestó pero se marchó a casa rezongando y sin romper ni un amplificador. Ah… eran otros tiempos e imperaba el buen rollo de verdad, no este falso y maloliente de las Bebes y los Melendis.

    Contestando a su pregunta, el rock andaluz era progresivo en sus pretensiones, aunque muy propenso al sinfonismo; y tampoco le hacía ascos al jazz-rock ni al heavy. Utilizando la neolengua de los tecnócratas de la Junta, el rock andaluz sería un estilo transversal. Aunque para mí siempre fue un movimiento de primeros discos: Triana, Imán, Cai, Guadalquivir… Luego los grupos perdían fuelle y se volvían aburridos (algunos ya lo eran de nacimiento como Medina Azahara o Mezquita). Esos primeros discos me siguen gustando treinta años después, pero creo que no sería capaz de ver de nuevo sobre un escenario a los grupos que los hicieron. Ni me sentiría cómodo codeándome con gente de mi edad (y lo que es peor, más jóvenes) anclados en el mito de que el rock sinfónico de los setenta y su delegación andaluza fueron el cénit de la evolución musical, y que desde entonces nada bueno ha salido de los estudios de grabación. Pobres.

    Comentario de Profesor Franz hace 3 meses y 7 dias
    # Joder, profe. Has hablao l’evangelio.
    Por cierto, yo sí recuerdo el concierto de Heliotron porque enfrente tenía la Universidad Laboral a la que uno mal que bien iba a diario. Y ahora calcule vd la mía…

    Comentario de jl ambrosio hace 3 meses y 7 dias
    # Uuuuh, el 26…

    Joder, no puedo. Ese día es la final del concurso de cantautores del Pay-Pay, y si no ocurre una debacle estarán al menos Elena Bugedo y Fede Comín… y después de que actúen, la noche promete.

    Eso sumado (agacho orejas y espero el cate) a que no conozco ni por el forro a esos grupos que Usted menciona, Carrascus. Si van avalados por Su Gracia Imperial, no dudo de que deben ser buenos, pero así, al pronto…

    Respecto a lo que cuenta Herr Professor, a mí el segundo disco de Imán me gusta más que el primero, y “El Patio” de Triana no sé qué puesto cupará en la lista, pero me parece el mejor… De cualquier manera, eso pasa mucho también con otros tipos de música. Hay cantautores cuyos primer disco es magnífico (porque reúne lo mejor que ha hecho el tipo-barra-a en su vida), el segundo es una soberana caca y el tercero es absolutamente inmundo. Ahí es donde se ven los buenos músicos: que van mejorando con los años.

    Mírenme a Bach, sin ir más lejos.

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 6 dias
    # Jejejeje… tine razón el Profe en eso del sonido desconfortable… Y además, aprovechando lo que cuenta Microalgo en su crónica, el Mánglis era precisamente uno de los que más se quejaban de ello en aquellos tiempos. Yo le recuerdo varias veces encima de un escenario cagándose en los muertos y en la madre que parió al que fundó Electrofil y vendía aquellos cables y clavijas tan inmundas y que tanto hacían por arruinar la música que él intentaba crear…

    En el campo de fútbol de los salesianos de la Trinidad también una vez se fueron los Alameda sin tocar después de tenermos unas dos horas más o menos aguantando la prueba de sonido, porque el teclado no sonaba como ellos querían.

    Y también recuerdo una vez un parón en mitad de un concierto de Storm, en el pabellón de Uruguay (aquello sí que era acústica de la “güena”… creo que solo la superó en mierdosa la del concierto aquel que dieron una vez un montón de grupos sevillanos en el polideportivo de Rochelambert) porque el bajo dejó de oirse…

    Claro que en tiempos más modernos, también recuerdo a Sex Museum sonando solo por uno de los canales y el otro totalmente callado…

    Y si con todo ésto tampoco pueden adivinar mi edad, no se preocupen porque pasado mañana podrán saberla perfectamente (y sin ánimo de hacer proselitismo) leyendo el “Blogin’ in the wind”.

    Comentario de carrascus hace 3 meses y 6 dias
    # Ah… que con tanto rollo se me olvidaba decirle a D. Micro que no se preocupe, que ya tendremos más ocasiones… y con respecto a los grupos, tampoco pasa ná porque no los conozca… bueno a Mogwai sí que raya en el pecado eso de no conocerlos, pero los otros ya van siendo de una reserva similar a los del rock andaluz de los que se habla en este post… o sea, que conocieron tiempos mejores hace ya mucho…

    Comentario de carrascus hace 3 meses y 6 dias
    # Pues indagaré por ahí, a ver qué encuentro de Mogwai. Espero que no sea dodecafonía punk retrospectiva embelesante…

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 6 dias
    # Para que los nostálgicos refresquen los buenos momentos:

    Comentario de DJWashy en “yo tuve” hace 3 meses y 6 dias
    # Anda, muchas gracias. La verdad es que en el vídeo suenan hasta mejor que en directo…

    Pero el buen rollete se les nota.

    Agradecido, DJ.

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 5 dias
    # Hombre ¡¡¡, estimado Sr. Prof. Franz… yo entiendo que huya de cualquier fundamentalismo que huya de pensar que solo lo que se grabó por el rock andaluz sea bueno y ya no se pueda hacer nada mejor… pero de ahí a decir que no sería capaz de oir otra vez en directo a los grupos que grabaron aquellos discos legendarios, va un undo. Lo respeto pero no lo comparto. En el caso de Imán, mi grupo preferido, le reto a que lo escuche una sola de las próximas ocasiones en que toque (se prepara una para Agosto en Cádiz) y que me diga después si no es maravilloso, si no merece la pena, y sobre todo…si hay hoy algo mejor en Andalucía digamelo, que estaré gustoso de conocerlo. Imán, como ha comentado D. Micro, ha vuelto rozando la perfección, como nos dejó. Los afcionados a la música sin prejuicios de edad, espacios o épocas, estamos de enhorabuena.

    Comentario de Del Califato hasta la médula hace 2 meses y 25 dias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: