La necesidad del equilibrio

yinyang.gif

 

¡Qué estupidez la de Sócrates! – dijo después de una breve pausa -. ¡Imaginar que basta con conocer lo que uno debe hacer para hacerlo! Prácticamente, lo sabe uno siempre, pero lo más corriente es que no lo hagamos (Aldous Huxley: Ciego en Gaza).


Lo siento. Soy tan occidental como Julio César, Guttemberg o Wittgestein. No me trago el budismo zen. Uno debe conocerse, y uno no debe tener un apego desesperado por las cosas, y blah, blah… pero de ahí a no tener apego en absoluto por nada ni por nadie y pensar que toda la verdad está debajo del propio ombligo hay un abismo que para mí es absolutamente infranqueable.

No estoy de moda, lo sé. Qué le vamos a hacer. Quisiera hablarles del curry y de los chacras, de los haikus y de los mantras. Pero no: esa filosofía y la mía son excluyentes, por lo poco que sé de ella (y por lo poco que sé de la mía).

Otra de esas vainas (lo siento por sus seguidores, es mi opinión) es la del equilibrio cósmico. Acciones buenas y acciones malas. Lluvia y sequía. Tempestades y calma. Tanto bueno como malo.

Ying y yang, en resumen.

Pues no. Joputas y malvados pueden morir en sus camas rodeados de lujo mientras que gente honrada y buena no conoce más que reveses, uno tras otro, hasta que el último los mata. Qué leñe de equilibrio es ese. Hay causas y efectos, hay azares y caos, pero el único equilibrio preciso es el del reparto de los spin de los electrones en sus orbitales, y es necesidad química. El resto, como he dicho, causas y azares.

Pero hay otros equilibrios a los que sí atiendo, que no tienen que ver con el del budismo, ciego y cósmico.

Son los equilibrios de las deudas. Y, en fin, hablo de honor. Es una palabra que no todo el mundo entiende, es cierto. Si tú eres de esas personas, con no seguir leyendo, te vale. Nadie te ha llamado a esta página y estás aquí porque quieres. Si te da repeluco el término, con largarte vas que chutas.

Se trata, simplemente, del famoso te debo una. No debe confundirse con el esta me la debes. Es todo lo contrario. Es el reconocimiento de una deuda a favor del otro, que no siempre está relacionada con algo que esa persona hizo por nosotros. Puede ser incluso un daño que nosotros le hicimos.

Ni por asomo negaré la parte egoísta que tiene este sentimiento: el que paga sus deudas se siente mejor por ello. Pero uno siempre agradece que le dejen pagar sus débitos.

Estoy en deuda contigo. Yo lo sé y tú lo sabes. Sólo quisiera saber si estaré algún día capacitado para devolver mi deuda. Y aguardo agazapado, esperando por ese día

Anuncios

Una respuesta to “La necesidad del equilibrio”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    # Querido amigo, debes tener “acojonaos” a tus amigos. Uno o una quizá sepa de fijo que te diriges a ella o a él. Pero el resto puede pensar: ¿seré yo? ¿me habrá hecho una putada de la que ni me he enterado, pero quiere compensarme y me debe una?

    Y me estoy refiriendo a una putada ajena a la de Bitácoras. Creo que si un día te vas a un lugar en el que los comentarios se puedan abrir durante el día, sin tener que esperar al amanecer (porque ya empieza a dar dificultades también por la noche),, lo voy a sentir de verdad. Creo que te pega un lugar difícil que requiera de los que te leemos el tributo de la paciencia.

    Y en cuanto al budismo (Zen) empecé a practicarlo cuando tenía 17 años (por aquel tiempo Fraga estaba decidiendo que iba a dedicarse a la política). Pero me he limitado a la meditación: casi no he leído libros y no he aguantado historias (fuera de las literarias). Si después de una sesión de meditación alguien se siente dispuesto a “contar un rollo”, pongo mi mejor sonrisa, hago mi mejor saludo y me las piro como alma que lleva el diablo.

    Así que si sabes un poco de qué va el rollo ese, ni te molestes en contármelo.

    Tu hermano en Buda,

    Azagato

    Comentario de Azagato hace 3 meses y 11 dias
    #

    “Chakra significa “rueda” en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal. Su función es transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes. Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo” (SIC).

    Y esto es asín, Sr. Microalgo, y nadie lo discute. Busquese una buena mina y fundan sus energías universales (chis, pranas u orgones).

    Comentario de Rímini hace 3 meses y 11 dias
    # Muy negativos os veo. Quizás hace tiempo hizo daño a alguien y ahora quiere “redimirse”. Y curioso el concepto del “Honor” que en ciertos casos es también muy oriental. Los haikus me encantan, y lo oriental también, pero en algunas cosas sigo siendo muy occidental. Al final, las mezclas son buenas. Si es en negativo, no me gustaría estar en el otro lado de la furia de Microalgo. Como dicen en Alemania “Las aguas tranquilas son profundas…”

    Comentario de Peter hace 3 meses y 11 dias
    # Of.

    El texto de Rímini no tiene desperdicio. Aparte de la térmica, no despido yo otra energía, en el término correcto de la palabra (recuerden que tengo un hermano, Anaxágoras, que es doctor en astrofísica teórica, y no aguanta ni media con eso de que la gente llame “energía” a una cosa que ni se puede medir ni cuadra ecuación alguna).

    No quiero ni pensar lo que tiene que ser un abogado que practica la medicina describiendo lo que es un chacra. Ahí sí que no tiene que haber manera de enterarse.

    Es cierto, Peter, que el concepto de “honor” tiene algo de samuráico… pero yo de algo podría arrepentirme, pero no tanto como para sepukarme las tripitas. Esa es la parte oriental: el individuo para ellos es una caquita, y la vida no vale lo que un desaire. En occidente podemos pensar que una persona vale poco… pero aún así, es lo que más vale.

    Acabaré yéndome de Bitácoras, Azagato. Cualquier día de estos, cuando la Prima me eche un cable con la fuga. Ya echará Usted de menos los momentos de la espera, que le permiten meditar. Largas horas (como decían Les Luthiers, largas horas… de setenta e incluso ochenta minutos).

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 11 dias
    # No exagere Micro que no es todo tan extremo. Mire qué cosas, el día que me marcho puedo escribir aquí un comentario.

    Un beso, cuídese.

    Comentario de Paralelo 49 hace 3 meses y 9 dias
    # Pues buen viaje, Paralelo. Que se lo pase bien. Mande crónicas.

    Rebesotes.

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 8 dias
    # Por cierto, Rímini: el otro día iba por la autopista y pinché una chakra en sánscrito. No vea Usted la que me dió para cambiarla.

    Comentario de Microalgo hace 3 meses y 8 dias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: