¿Seré pedante?

Lo que me dice tu boca. Y también lo que me dice tu bolígrafo.

Ya dije que las metáforas son peligrosas. El amor empieza por una metáfora. Dicho de otro modo: el amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética (Milan Kundera: La Insoportable Levedad del Ser).


Todos nos habíamos fijado en ella. Su nombre era poco frecuente (Quiteria, se llamaba). Muy guapa, un año mayor que nosotros. Nosotros en tercero de bachillerato, ella en COU letras. Era la época en que había poquísimas niñas en el colegio, y todas en COU (cinco o seis entre letras y ciencias, frente a los dos mil chicos del resto de la escuela). Teníamos poco contacto con ella, pero algo que se programó en el salón de actos del colegio nos permitió ubicarnos detrás de las dos amigas que se sentaban siempre juntas (en el bachillerato teníamos bula para descolocarnos en el salón de actos). Sin hacer el más mínimo caso de lo que fuera que nos estaban contando los profesores, comenzamos los protocolos de ligoteo. Escribí una notita con una especie de “¡Uau!” escrito y una cara sonriente dibujada (inventé el smiley sin saberlo) y se la pasé. Risas de las chicas. Bolígrafo suyo sobre el mismo papel y nota de vuelta. Al loro.

“SI QUEREI QUEDAMOS FUERA
Y NOS TOMAMO UN BUTAN
ITO Y CHARLAMOS UN RATO”

(Para quien no lo sepa, en el argot del lugar y la época, un “butanito” era una botella de litro de cerveza).

Fue por la falta de eses finales. Y, sobre todo, sobre todo, por ese partir una sílaba (butan__ito) entre dos renglones, en una persona que ya debería tener la ortografía un pelín más clara.

La libido se me bajó desde su lugar natural a niveles muy por debajo de los talones.

– Cosa vuestra, compañeros -le dije al peligrojo de mi izquierda. Y me retiré de la partida.

Una de las muchas cosas que me encantaban de la novia que tuve durante ocho años era su prístina, perfecta manera de redactar (tampoco desmerecía nunca su hermosísima voz de contralto cuando, en lugar de escribir, hablaba). Y he olvidado a velocidades meteóricas a las chicas que estuvieron conmigo y que escribían deficientemente.

¿Será que soy un pedante? Lo pregunto en serio. Es que NO PUEDO con esas cosas. No puedo. Inhiben mis centros neuronales del enamoramiento.

Que todos los dioses analfabetos, de los cielos o de los infiernos, me perdonen.

 

Anuncios

Una respuesta to “¿Seré pedante?”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    # Creo que no eres pedante, es que dentro de los criterios que utilizamos para elegir a alguien que este a nuestro lado uno de ellos suele ser la inteligencia, esta claro, que esta no se refleja solo en la forma de escribir y en si tiene o carece de faltas de ortografia, pero la imagen que se transmite no es muy alentadora. Asi pues, estoy contigo en que esas pequeñas o grandes cosas (segun como se miren) hacen que nos acerquemos a una persona o nos alejemos, sin que esto implique en la honradez o valores del ciudadano que tenemos delante, pues hay personas maravillosas que por falta de una buena educación su gramática no es la mejor del mundo…aunque dentro de estos casos la mayoria de las personas suelen ser mayores y la falta de aprendizaje suele estar provocada por una guerra civil que impidió adquirir los conocimientos que todos deberiamos obtener. Muchos besitos!!!

    Comentario de Lara hace 5 meses y 6 dias
    # Uf. Gracias, Lara.

    Comentario de Microalgo hace 5 meses y 6 dias
    # Cada uno tiene todo el derecho a establecer su lista de valores prioritarios (de manera consciente o inconsciente) como le venga en gana. Yo por ejemplo no resisto a los asesinos en serie.

    Comentario de Teodoro W. Adorno gato hace 5 meses y 5 dias
    # Y si esa chiquita bromeaba y solo quería hacerle reir…? Ha pensado usted D. Microalgo que le podía haber cambiado la vida desde joven… Usted, dado tanto a las frases, debería reflexionar sobre la siguiente: “En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos, los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca” D. Jacinto Benavente.

    En el amor siempre hace falta un punto de locura y un mucho de osadía más incluso que un curso habansado de hortojrafía.

    Y qué mas da que no supiera escribir bien, si sabe amarte y hacerte feliz…? Si te levantas por la mañana y ya la echas de menos por haberte quedado dormido en la noche, por no haberla visto respirar quieta y suavemente a tu lado, con el pelo sobre su rostro, qué mas da que escribiera butan-ito. Piense querido D. Microalgo que quizás ese día, en vez de la cerveza de un butan-ito, pudo haber bebido el champán de los labios de su amada, nunca ya lo sabrá, nunca.

    Comentario de Gea hace 5 meses y 5 dias
    # Efectivamente. Yo con los asesinos en serie, y la gente que está todo el día hurgándose la nariz, es que no puedo, oye.

    Decía un intérprete del que obviamente no me voy a acordar que Vivaldi había escrito cien veces el mismo concierto; algo sin importancia para él, que escucharía cien veces la misma obra de Vivaldi sin aburrirse.

    Pues así es Microalgo. Capaz de hacernos disfrutar cien veces escuchado (y ahora leyendo) sus magníficas anécdotas, no importa las veces que las hayamos escuchado antes.

    Gracias, Microalgo. Pedantes o no, me sigo sintiendo tan identificado con usted en su anécdota como cuando la compartimos entre risas.

    Comentario de Miguel hace 5 meses y 5 dias
    # (Después del rapapolvo inmueble-floral ya no sé si atreverme, pero…)

    Le comprendo perfectamente. A mí me pasa igual. Yo (antes también, pero) a estas alturas ya quiero a alguien que sepa escribir bien. Sólo faltaba (!). Y expresarse con corrección. Pedir las cosas por favor. Agradecerlas cuando toca. Por favor, con algo de saber estar. Que no desentone. Que no diga “qué bien lo pasemos, cómo disfrutemos”, cuando se despierte por la mañana, :-)

    Y añado lo especialmente indigesto que resulta un hombre que al desnudarse, descubre que usa camiseta interior y en el colmo de los hielos, el que se la mete (con perdón) por dentro del calzoncillo. Calzoncillo slip, subidín, que hace una pierna tan ridi. En serio que no hay cosa que hunda más.

    Y los calcetines en la cama.

    Y mojar las galletas de cuatro en cuatro para no poder abarcar todo lo que moja y que se le caiga dentro de la leche…

    Y los que escupen…

    Y mejor paro, que no me coloco.

    (¿Ve? Hay solterías que están muy anunciadas, XDDD)

    Snif.

    Comentario de La donna è mobile hace 5 meses y 5 dias
    # (Me dan ideas de escribir veinte o treinta comentarios más, ahora que se puede, :-) )

    Comentario de La donna è mobile hace 5 meses y 5 dias
    # Tiene razón Lara cuando escribe ahí arriba que en ésto del emparejamiento cada uno tiene sus prioridades. El otro día había en la calle de mi trabajo aparcado un coche que estaba tela de sucio, con todos los cristales polvorientos a más no poder. Y en la luneta trasera, alguien, que seguro que lo tiene muy claro, había escrito sobre el polvo con el dedito (sin faltas de ortografía): “Ojalá mi novia fuera tan guarra”.

    Comentario de carrascus hace 5 meses y 4 dias
    # En mi opinión, y respecto a lo que dice Gea, creo que al principio si hubieramos hecho como si no nos importará las faltas de ortografía y las hubieramos dejado pasar y nos las hubieramos tomado a risa, como una gracia, tal vez en ese momento se nos habría escapado una sonrisa, pero a la larga eso tiene que salir por algun lado, porque hay detalles de las personas que no soportamos, y que no se puede evitar, es así y no hay mas.

    Amar, claro que esa persona puede amar, y ser una de las mejores amantes que se pueda encontrar…pero creo que el amor para que aguante debe tener un enlace, algo que quede encadenado a la otra persona, tiene que llenar, y si la falta (la ortografia o cualquiera que fuese) es tan grave como para dejarse de sentir atraido, no creo que ahi pueda existir el amor.

    Una vez me contó un profesor que aquellos detalles que más nos gustan de la pareja se acaban convirtiendo en los que más odiamos, así pues, si esto pasa con los que nos enamoran…¿Que ocurrirá con los que desde el principio nos alejan?

    (Perdonad si hay frases que tienen poco sentido es que hoy tengo un día de esos en los que la inspiración para escribir brilla por su ausencia)

    Mil besitos!!!!

    Comentario de Lara hace 5 meses y 4 dias
    # ¿Cómo desperdiciar la oprtunidad de comentar, cuando los comentarios se abrieron como el rayo?
    Y además vaya lujo de comentarios (espero donna è mobile, que al hablar de “rapapolvo” no se refiriera a una mención que le hice). Se nota el fin de semana, el tiempo libre, la calidad de los escribientes.

    Así que yo también. No se puede soportar lo que no se puede soportar, y si nos condenan por ello, que sean otros y no nosotros mismos. Además, las erratas significan: “Si me Hamas, se acabó el laicismo (y la esperanza de una solución soportable).

    Lara, Carrascus, Donnna è Mobile, Miguel, Gea, TWA, Microalgo… ¡mis respetos!

    Comentario de Azagato hace 5 meses y 4 dias
    # Y además, con erratas que fue.

    Comentario de Azagato hace 5 meses y 4 dias
    # Después de infinitos intentos, no tan afortunados como los de los que me precedieron (¡abajo Bitacorae!) puedo decir algo. Bueno, sólo con “escucharos” es suficiente. Creo que todo pensais igual, sólo que uno Sí le daríais a la escritura ese carácter de “elemento definitivo” para elegir a una persona y otros No. Otros van más por la maldita manía contra los asesinos en serie (¡quién nos comprende ya, en estos días de relativismo moral!).

    Cada uno tiene sus fobias. Entiendo a Microalgo, aunque para mí no sería decisivo lo del butan -ito. Quizá él sepa que en tiempos amé (y bien que amé) a butaneras incorruptibles, teenagers altivas, amantes del Cherry Coke, fans histéricas de las comparsas cursis… hermosas ellas (para mí), irrepetibles.

    A mí me dolería más que despreciara mi forma de expresarme (por cursi, impropia…). Perdono más la carencias que los excesos. Será porque tengo tantas que temo que no me quieran por ellas.

    Un abrazo,

    Comentario de Rímini hace 5 meses y 3 dias
    # Rímini, todo el día del lunes queriendo leer su comentario y no pudo ser hasta el bendito amanecer, en que Bitácora se deja abrir, adormecida. No es el ideal, pero uno no está ya para buscar lo divino (o mejor dicho, no se le permite ya encontrarlo de cerca).

    Su comentario de poeta pop y canalla que por todas partes se mete, Rímini, nos desarma.

    Don Microalgo, conocí en Madrid a un tipo estupendo que le conoce bien. Fue un placer que espero que pronto se repita durante más tiempo.

    Y ahora, dentro de un rato, se me cerrará el acceso hasta la madrugada del miércoles.

    ¡Sea!

    Comentario de Azagato hace 5 meses y 3 dias
    # Oído cocina, Señor Azagato. A ver si reuno valor y técnica y me piro de Bitácoras, porque es un verdadero suplicio.

    Recuerdo lo del Cherry Coke, Rímini. Eso no podía durar. Por suerte para Usted, si me permite darle mi opinión. Brrr. Anda que no ha ganado Usted nada con el cambio… amos ome, no me compare, compa(d)re.

    Me ha impresionado, Mia Cara Donna, lo que me cuenta de mojar todas las galletas posibles e intentar abarcarlas de un mordisco, con las lógicas ulteriores consecuencias de icebérgicos desplomes. Nunca lo haría en su presencia (tomo nota), pero solo, en casa… lo mismo tiene su gracia, por la cosa del exceso.

    Bromas aparte, tiene Usted razón. Tengo casos cercanos de “subjuntivos por pasados” que también me han hecho rechinar los dientes. Una vez conocí a una señora de la edad de mi madre que me contó que de joven tuvo un novio granadino “de dicción cerrada” que al parecer era guapísimo, pero que cuando decía “tengo que í a hasé unoj papelori(oe)” (pronúnciese el último fonema con boca de “e” y trátese de pronunciar una “o”)…(procuren que nadie les vea hacerlo, que los conozco), pues decía que cuando esta señora oía pronunciar eso, su libido se quedaba más pequeña que la lista de las mujeres de las que yo me siento capaz de enamorarme ahora mismo (diminuta). Debe ser el equivalente fonético a la ruptura de sílabas entre dos renglones, es decir, una minucia comparada con las grandes pasiones que inspiraran Deirdre o Helena de Troya… pero suficientes para que algunos humanos no tengamos más remedio que postergar sine die nuestro interés por quien perpetra esos atentados.

    Qué le vamos a hacer. Si no podemos con ello, pues no podemos. Así que, querida Gea, no vaya a creer que esa posibilidad perdida volvió a arañarme el alma ni a atormentarme con lo que pudo haber sido y no fue. De hecho, recordé la cosa por un comentario que hice en el Blog de Océano de Góndal hace unos días, que si no… tal recuerdo podría haberse perdido como lágrimas en la lluvia.

    O no, porque en el fondo soy peor que el Abuelo Cebolleta.

    Besos a porrillo.

    Comentario de Microalgo hace 5 meses y 2 dias
    # ‘¡¡¡Vayamonos todos de bitacoras, por favor!!!?ustedes saben el tiempo que gastan esperando a que estas ventanas se abran? Supongo que si, porque todos lo hemos sufrido alguna vez, o dos, o mas de cien, asi pues, ¡marchemonos! Yo ya lo he hecho, y resulta genial poder escribir cuando se quiere, asi que de parte de una exiliada de bitacoras os animo a ello. Besitos a todos

    Comentario de Lara hace 5 meses y 2 dias
    # Tocado y hundido. Hace unos días he roto una amistad de varias décadas con un colega cuyo embrutecimiento a medida que pasaba los años ha ido a más. El motivo ha sido un correo que me ha enviado donde me recomendaba (¡craso error, joputa!) varios artistas para buscar y descargarme, y que no contenía ni un sólo acento, ni un mísero signo de puntuación, amén de varios errores gramaticales. Dado que el tipo en cuestión hizo la carrera de Derecho en su día y ahora atiende al público en alguna ventanilla, no me pareció de recibo que no dedicase dos minutos a repasar su propia ortografía, así que en mi respuesta le volví a transcribir su mismo mensaje, pero esta vez con signos de puntuación. Su primera respuesta fue un contundente “que te follen”. En la segunda me pedía respeto. Le dije que ni respeto ni dignidad, y que iría con gusto a defecar en su tumba, si el destino fuera justo y un rayo le alcanzase pronto, pero que en su defecto estaría dispuesto a soltar todo tipo de fluidos corporales sobre la tumba de sus padres. No sé por qué se molestó. Quizás fuera porque también le dije que había destruído el DVD que me pasó con unos 70 Lps comprimidos de grandes clásicos olvidados del Blues para que se los desencriptara y descomprimiese. Ese día el DVD también fue pasto de mi ira. Ahora sólo me queda que me den la alegría de mi vida y me digan que se ha perdido en alguno de esos montes donde va a hacer senderismo los fines de semana y que ha sido pasto de las liendres…
    (Joer qué mala leche me entra en primavera)

    Comentario de jl ambrosio hace 5 meses y 1 día
    # Uf, JL. Cómo las gasta Usted cuando le palpan las napias.

    Por otra parte, nunca he entendido por qué “que te follen” es un insulto. No me da la impresión de que sea castellano, sino una importación a partir de las traducciones de las películas yankees (el socorido fuck you).

    A mí, si me dejan elegir a la tipa perpetrante, pues que me folle, que me folle todo lo que quiera. Faltaría más. Es mucho más castizo el “que te folle un pez”, ahora que pienso. Y tiene su puntito surrealista buñueliano.

    No fue hace mucho que descubrí que no todo el mundo tiene por qué querer a todo el mundo, y que no se puede ir de Polliana por la vida. Me parece bien que deje Usted claro que nunca bailaría un lento con el objeto de su comentario. Yo me solidarizo. Señálemelo por la calle y, en el paroxismo de mi desprecio, le sacaré la lengua, sin reparo alguno, en señal de franca burla. Qué coño. De nada, para eso estamos.

    Comentario de Microalgo hace 5 meses y 1 día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: