Sueño sueños (¿qué si no?), I

No mires abajo ni en los sueños.

… Porque la capacidad de dormir es lo primero que se pierde cuando la trama argumental de la realidad se vuelve para nosotros tan incoherente y descabellada como la de los sueños: no necesitamos ni siquiera dormir para imaginar que nos caemos a un abismo (Felipe Benítez Reyes: El Pensamiento de los Monstruos).

  

La otra noche soñé que iba a visitar a la mujer que más me quiso (¿tal vez la única?), y que el acceso a su casa pasaba, irremisiblemente, por unos acantilados… formados por libros.

Había que andar con ojo, porque de vez en cuando se desmoronaban o se movían, inestables, con riesgo de ya tú sabes.

Y abajo, muy abajo, el mar rugía tela. Y yo me veía haciendo equilibrios, ahora de frente al farallón de lomos escritos y escalonados, ahora de espaldas, pasando con dificultad (primero una pierna, echar el pie para dejar sitio y luego la otra pierna) por un saliente hecho de tomos y tomos superpuestos. Algunos libros, al caerse, se abrían como si fueran palomas y el viento, que no era ni mucho menos una brisa refrescante, hacía ruido pasando a toda velocidad las páginas de los que se perdían hacia abajo.

Mi miedo era relativo, porque yo iba frecuentemente a su casa. Pero me decía (lo hacía en bajito, porque sabía que mentía) que era la última vez que pasaba por el maldito acantilado.

Anuncios

Una respuesta to “Sueño sueños (¿qué si no?), I”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    1. ¿Tantos libros acumula tu madre?
    Cada vez escribes mejor.
    Comentario de Un amigo cercano
    2. No era esa acepción de la palabra querer que tenía en la cabeza, “amigo” cercano. Tal vez debí decir “amó”, tal vez debí escribir “la novia que”. Pero es que la palabra amar me causa, aún (o ya) cierta desazón, y hay mujeres que dijeron quererme y que no eran “novias” mías…

    Acepto, de cualquier manera, la corrección de estilo. Gracias.
    Comentario de Microalgo
    3. Muy bien, Microalgo, querer es una cosa, amar otra, novia algo muy distinto, mujer ni digamos. Sea como sea, me reitero en la segunda parte de mi comentario, y por tanto te admiro el estilo y la elegancia.
    Comentario de Un “amigo”
    4. Y yo me reitero en las gracias.
    Comentario de Microalgo
    5. Caramba… me parece un poquito injusto eso que dice. Hay (hubo) un tiempo para todo, tambien para amar.

    Por tro lado, coincido con ese “amigo” en que el texto es bellísimo.
    Comentario de Teodoro W. Adorno g.
    6. No me queda muy claro lo que le parece injusto, Adorno.
    Comentario de Microalgo
    7. Me refería a esa pregunta entre paréntesis en el primer párrafo… Hm… Definitivamente injusta.
    Comentario de Teodoro W. Adorno g.
    8. Pues no sé, no se crea. Como está en interrogativa, puede Usted imaginar que me asalta la duda, y dudar no es malo. Por otra parte, y aunque es difícil comparar, aquella fue mi relación más larga. No repugna a la mente pensar que tengo razones para plantearme si es así o no.

    he eliminado el segundo comentario suyo pero so, pero so, pero solo porque está, está, estaba repetido.

    Eso es to, eso es to, eso es todo, amigos (con y sin comillas).
    Comentario de Microalgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: