Premio

 ¡¡Premio!! Un ladrillazo del ratón Ignassio

El placer también es una patria (Manuel Vicent).

 

Hay premio (un libro, por supuesto, que daré en mano o enviaré por correo si el ganador barra a mora en otra ciudad o no soporto su contemplación física) al primero barra a que me diga qué tiene de raro el texto de mi post anterior.

Hale, hale, que es gerundio.

Anuncios

Una respuesta to “Premio”

  1. Microalgo Says:

    Comentarios antiguos a este post:

    1. No sé qué tiene de raro (ejem) lo que ha escrito usted en el post anterior, pero sí sé qué tiene de erróneo lo que ha puesto en el actual post… ¿Me dará el libro si se lo cuento? Lo dudo, así que se lo cuento de todas formas. “Hale” no es gerundio, sino interjección, así que debería haber dicho bien “Hale, hale, que es interjección” o algo así como “Arreando que es gerundio”. Y ahora me voy con mi pedantería a otra parte. Un abrazo.
    Comentario de Yquéseyo hace 17 dias y 0 horas
    2. Hombre, yo diría que si metemos un cacho de atún en una lata, así al natural, y le echamos solo agua y sal… cuando abriésemos esa lata no habría quien se comiese lo que encontrase dentro de ella. Supongo que el atún, antes de envasarlo habrá que tratarlo de alguna manera, no lo vamos a meter tal cual. No sé qué le harán, pero desde luego esa cosita jugosa que nos comemos con pimiento morrón no es el lomo del atún tal como está cuando éste atraviesa el Estrecho para que los viajeros del ferry lo confundan con un delfín cuando lo ven…
    Comentario de carrascus hace 16 dias y 21 horas
    3. ¿Que no lo ha escrito barra parido usted, o lo ha escrito barra parido bajo un cierto desplazamiento de su personalidad habitual?

    Por cierto, recuerde el anuncio, si quiere ser un atún de verdad, dos latitas como ésta al día.
    Comentario de Atún Calvo hace 16 dias y 21 horas
    4. Carambolas! Difícil construir un párrafo sin la vocal más usada, y Microalgo lo consiguió cual lúcido alumno inscrito al OULIPO. Su gusto por jugar lo motiva.
    Comentario de Teodoro W. Adorno g. hace 16 dias y 16 horas
    5. No sé, no sé. Teodoro es un gato listo pero tiene ciertas ventajas sobre los demás. En cualquier caso se merecerá el libro ¿verdad? De todos modos, me preocupa menos la letra que le falte a la forma que el optimismo que le falta al contenido. Usted quiere jugar con los demás, pero a un juego en el que usted necesariamente pierde, mi querido Microalgo. Fustigándose, que eso sí es gerundio. Una lata que no tiene memoria (y perdone que ventile varios posts de un plumazo). Están los optimistas (como se suele decir, pesimistas mal informados), los optimísticos (aquellos que se empeñan en que todo el mundo sea optimista porque sí, como acto de fé), los nufúnifá (“Ya veremos…””Menos da una piedra…”), los pesimistas (aquellos que nacimos en los sesenta; Maria Luisa Seco nos vendió la moto), los pesimíticos (los que se regodean en la mítica y el buen nombre que tienen los perdedores) y luego está Microalgo. Menos mal que todavía le gusta jugar.
    Comentario de Rímini hace 14 dias y 19 horas
    6. Totalmente de acuerdo con usted, Rímini, como ya comentamos de viva voz, y ahora me siento mal por haber entrado a jugar dejando de lado lo importante. Me parece que el negar a dios de hace ene años no fue nada, comparado con la pérdida de fe a la que se enfrenta nuestro amigo en estos tiempos. ¿Qué hacer?
    Comentario de Teodoro W. Adorno g. hace 14 dias y 16 horas
    7. ¡¡¡Preeeeemio para el Señor Adorno!!!

    En efecto. El texto está escrito sin una sola “e” (si lo quieren a lo cómodo, copien, peguen en Word, denle al icono de “buscar” y busquen la “e”).

    No es otra cosa que un homenaje a Enrique Jardiel Poncela (nombre y apellidos con “es” incluidas: lástima). Este autor, en 1926, escribió, en un diario de Madrid que se llamaba “La Voz”, una serie de cinco cuentos, cada uno de los cuales estaba escrito omitiendo una vocal distinta. El más complejo, por supuesto, era aquél al que le faltaba la letra “e”. Se llamó “un marido sin vocación”, y para quien quiera asombrarse de lo poco forzado del texto, he vinculado una página al link con el cuento enterito (es corto).

    Adorno tenía tan sólo la ventaja de que conocía mi admiración por este autor madrileño, y conocía el cuento inspirador. Yo no le di ni una pista. Ha sido agudo observador, y, por supuesto, se ha ganado el premio (el último de Félix J. Palma).

    Tampoco se preocupen demasiado mis amigos por los altibajos de moral de esta unicelular microalga marina. No ha perdido del todo la fe en el género humano, a pesar de los numerosos vertidos que estos realizan en sus costas, llenándolo todo de pringue bajo la enseña/excusa de “así es la vida” (por supuesto, un cojón de pato –petroleado- va a ser eso la vida). A mantener lo que le resta de confianza en los bípedos implumes contribuye, en gran medida, la existencia de Ustedes sobre el planeta.

    Para los demás, gracias por comerse el coco con el post. También tenían razón: Lo de “hale, hale, que es gerundio” es una frase famosa que se atribuye a varias personas… probablemente será una leyenda urbana, pero no deja de ser una juerga. Y, ciertamente, no sería lo más sano zamparse una conserva preparada según la receta explícita… pero traten de hacer de Arguiñano sin meter una “e”, y verán qué mal lo pasan.

    ¡¡Gracias a todos y besotes!!
    Comentario de Microalgo hace 14 dias y 6 horas
    8. Por cierto.. el comentario nº 4, de Adorno… tampoco lleva ninguna “e”. Jé.

    Es complicado, ¿verdad?. Lo contrario también lo sería, por otra parte…

    “Vete, hereje mequetrefe, que te mereces que te quemen. ¡Fenece!”
    Comentario de Microalgo hace 14 dias y 6 horas
    9. Y, por cierto, no sabía yo lo que es el Oulipo. Una juerga, también. Échenle un ojito aquí
    Comentario de Microalgo hace 14 dias y 3 horas
    10. No conocía lo del OULIPO pero me parece un juego interesante. Conozco varias oulipadas o restricciones lingüísticas. Un abuelo de Rímini fue recogiendo algunas de las que se encontró a principios del siglo pasado. Si a alguien le interesa como ejercicio onánico-literario, puedo postear algo en el futuro (adviértase que he escrito este texto sin nombrar la palabra “langostomate”).
    Comentario de Rímini hace 14 dias y 2 horas
    11. El sábado 18 de noviembre tuvo lugar la entrega del premio en presencia de ilustres invitados, devoradores de hongos y presa felizmente preparada. Un brindis final con no menos de 46 grados sirvió para clausurar el acto y la hermosa velada.
    Comentario de Teodoro W. Adorno g. hace 13 dias y 23 horas
    12. Oh, sí. Hongos recolectados a mano por mí mismo esa misma mañana (Lactarius deliciosus, concretamente) perfectamente identificados que para eso cursé con relativo éxito la carrera de botánica.

    Maese Rímini: sí, por favor. Postee Usted todo lo que le plazca, que bienvenido sería (o seriese, o seriería). Eso sí, le aconsejo que redacte primero en un procesador de textos, porque Pitrácoras va a sacarlo del sistema cada dos por tres.
    Comentario de Microalgo hace 13 dias y 22 horas
    13. Me han gustado mucho los neologismos “optimístico” y “pesimítico”, propuestos por Rímini (aunque antes de criticar un hale como gerundio, claramente una frase-broma, debería ser más cuidadoso al escribir ni fú ni fá, nifúnifá como mucho, aunque lo achacaré a un error tipográfico).

    ¿ Como podríamos denominarnos los que pensamos que el instinto de supervivencia del ser humano es lo que nos mueve al optimismo, es decir, que todo tiene que ir peor (o mucho peor)para que nos veamos obligados a actuar “necesariamente mejor” por el sólo hecho de la propia supervivencia ?.

    Somos pesimistas a corto plazo y optimistas (moderadamente) a medio o largo plazo.
    Comentario de Anaxágoras hace 12 dias y 4 horas
    14. Pero si fue otro el del “hale, hale”… de cualquier manera, cónsanguíneo Anaxágoras, no pare mucho en mientes en flatas de orografía. Cuando me doy cuenta, yo mismo los modifico desde mi magisterio bloguero (a usted mismo se le escapó un “a demás”, que ha sido modificado por un “además”. A mí me pasa cuarenta veces por post, y mi única ventaja es que puedo volver sobre mis pasos y modificarlo, y Ustedes no.

    Se chinchen, por cierto. Ji, ji.

    Por otra parte, y apuntando ya a lfondo de la cosa, yo me siento optimista a corto plazo (me voy dentro de un rato de comidita con la mejor chusma der mundo mundiá) y pesimista a medio-largo plazo: acabaré estirando la pata, o al menos calvo, un poco antes se me acabará el contrato, me tendré que ir a Australia y allí me dará un bocao un tiburón blanco de esos que tienen tanta mala leche y que sólo pillan un cacho de carne en los documentales de “La Dos”… y así. A corto plazo, la vida es bella para mí. Y a largo plazo, nubarrones se me ciernen. Tan claro lo tengo como que un huesecillo de uva atraviesa intacto mi tubo digestivo.
    Comentario de Microalgo hace 12 dias y 3 horas
    15. Que conste, no soy yo el que empieza a fijarse y quejarse de la sintaxis o/y la ortografía de otros, cada vez que he comentado algo relativo a ello es porque otro lo ha hecho primero (de la suya, quierido microalgo, por si no se había fijado), y como ya no tengo edad para tirar a nadie por los bloques, por lo menos me permito el lujo de réplica.

    Tema cerrado (creo yo, ¿no?).
    Comentario de Anaxágoras hace 10 dias y 20 horas
    16. Por cierto, en cuanto a qué se puede entender por “corto medio o largo plazo”, pues depende, claro, del tema de que tratemos.

    Todos estaremos de acuerdo (supongo) en que el fín último es la “muerte”. Pero me temo que eso no es ser optimista ni pesimista, sólo realista. Espero que la ecología del planeta mejore … antes de que el Sol lo churrusque dentro de 4 mil millones de años. Espero que el nivel cultural, ético y demás de la humanidad mejore … antes de que se autodestruya estúpidamente en unos cientos de años . Espero que las condiciones laborales de cierto microalgo mejoren … antes de que se lo lleve La Parca en unas decenas (que Visnú haga muchas y dichosas) de años. Y en cuanto a esto último, permíteme que sea optimista, no a medio ni a largo plazo, sino a corto.
    Comentario de Anaxágoras hace 10 dias y 19 horas
    17. M`ha emocionao con eso de la mejor chusma che… Ysho tambien lo quiero a vos…

    Yyyy, como en la radio… puedo saludar?… Pues un beso para Anaxágoras y otro para su progenie que hace mucho que no los veo, aunque he oido rumores de que andan feliz y gamberra, respectivamente.
    Comentario de Teodoro W. Adorno g. hace 9 dias y 20 horas
    18. No, querido Anaxágoras, si esas cosas también le dan vidilla al Blog. Y le agradezco como nadie que saque las zarpas en mi defensa. Ojalá tenga yo oportunidades de hacerlo también en la suya.

    Ruego disculpen mi ausencia estos días. Es que me ha tumbado un microorganismo chungo, de esos que ni tienen clorofila ni ná de ná. Una porquería de microorganismos, vamos. Ya estoy más recuperado.

    Bezotez.
    Comentario de Microalgo hace 7 dias y 5 horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: