Ingerir, digerir, excretar, VIII. Galletas

Cuando los urbanitas vamos al campo, lo primero que nos pasa por la cabeza es hacer una barbacoa, sin duda por la nostalgia tribal de las hogueras rituales. A veces, incluso, nos asalta el deseo de comernos asado a nuestro primo o a nuestra cuñada, y eso es señal de que la Madre Naturaleza siempre vive dentro de nosotros, latente en nuestra esencia más indómita (Felipe Benítez Reyes: Heroicos urbanitas).


Ñiam, ñiam. A la porra la dieta.

No me digan que no son monas.


Le he pedido permiso a la Dama Inés Flores, del blog “Buzón de elementos no enviados”, para plantarles una receta de galletas, que ella amablemente me mandó. Quedan pa tirarse de los pelos, quien los tenga.

Ahí va:

125 g de mantequilla
125 g de azúcar blanquilla
2 yemas de huevo
2 cucharaditas de ralladura de limón
155 g de harina de trigo
110 g de harina de maíz molida gruesa (como para arepas)
Zumo de limón y azúcar glass para cubrir.

Frotar el azúcar con la ralladura hasta que huela a limón.
Añadir la mantequilla y batir hasta que quede cremosa.
Incorporar las yemas una a una sin dejar de batir.
Añadir las dos harinas amasando con las manos.
Precalentar el horno a 160ºC. Forrar la fuente con papel parafinado
Extender la masa con un rodillo enharinado hasta medio centímetro de grosor.
Cortar con molde, poner en la fuente y hornear entre 15 y 20 minutos.
Una vez frías, pintarlas con zumo de limón y espolvorearlas con azúcar glass.

Lo dicho: sólo prueben y luego me dicen. A las que tenían forma de seta les puse unas virutillas de chocolate en el sombrerillo. Sibarita que es uno, qué le vamos a hacer.

Disfruten.

Gracias por la receta, Dama Inés.

About these ads

28 comentarios to “Ingerir, digerir, excretar, VIII. Galletas”

  1. Inés Says:

    A la velocidad de la luz has escrito el post.

    Me alegro mucho de que salieran bien (la pinta que tienen es sensacional) y que hayas retomado tu serie Ingerir, digerir, etc, que ya se la echaba de menos.

    Un beso de limón (como las galletas)

  2. Microalgo Says:

    Y Vuesa Merced, meteórica al comentario.

    A mis amigos les gustaron mucho, pero es porque no han probado las de Usted y no pueden comparar. Eso que salgo ganando.

    Gracias de nuevo.

  3. Irene Adler Says:

    Es increíble pero esos moldes son los mismísimos que tengo yo, ¡y mis galletas son clavaditas a esas! :)

  4. Morella Says:

    Le voy a ser sincera. No descubrí el libro de Vila Matas hace mucho, pero me encanta.

    Esas galletas me dieron antojo, ¿me manda algunas para acá?

    Un beso don Micro.

  5. Glomus Says:

    Después de 12 días en Uruguay entre asados, grappa, dulce de leche, una cosa llamada “bizcochos” que hace que te desmayes de buenos que son, excelentes perritos calientes (allí son “panchos”) con cerveza -consumo mínimo 500 cc- y dosis impresionantes de cariño, su post apenas agita mis jugos gástricos, pero le daré oportunidad de conquistarme en agosto, fecha a concretar. Llevaré a PsS como jueza implacable.

  6. Microalgo Says:

    Sí, por favor. Se lo ruego, Glomus.

    No sé cómo iban a llegar las galletas, Morella. Pero no me tiente, que lo hago.

    Un día haremos un concurso, Dama Adler. La repostería es un vasto terreno ignoto para mí, yo soy más de cosa salada.

    Y bueno, lo que soy es un tragaldabas. Que el Señó me perdone.

  7. Inés Says:

    Que conste…

    La receta es una modificación de la receta “Estrellas de limón” del libro “Postres Deliciosos” de la Editorial Óptima, que, a su vez, es una traducción del libro “Sweet Food” de Murdoch Books.

    [Credit where credit’s due]

  8. ETDN Says:

    ¡Maldita pantalla!…¡Por más que lo intento no me deja pillar una de esas galletas! Es usted muuuy malo, ponernos esa foto, para que babeemos sin remedio (ahora mismo yo estoy con el cafetillo del “recreo de madrugada” que tenemos por aquí sobre estas horas tan intempestivas)…

    Ains…

    ¿harás toneladas de galletitas para la presentación estelar del libro bremeniano?…aún no hay fecha, pero parace que mañana ya habremus libritos. ¡Qué ganas!
    (pd.- un ejemplar para ti, reservado de antemano)

    besotes vampíricos

  9. Microalgo Says:

    Nada, nada, son galletas inesflóricas. No hay vuelta de hoja.

    No se me ofusque, Dama ETDN. Si Usted quiere galletas yo le hago galletas. Si sabe que la mimo horrores. Más de lo que debiera. Mimona. No, no “mi – mona”, es todo junto. Mimona. Bueno, mimosona, por aquello de la desambiguación.

    Inés, casi le ha faltado poner el autor, el año, el título… vamos, que se nota que está Usted liada con la tesis.

    Para los curiosos, el libro original parece ser éste.

  10. Radwulf Says:

    Guardo a buen recaudo la receta, y raudo y veloz indagaré a ver que otras ricas viandas ha preparado por aquí, porque en no mucho tiempo podré prepararlas en mi pisito.

    Si, efectivamente, planeo abandonar el nido familiar. Que uno empieza a tener la barba llena de canas y queda feo seguir viviendo con los padres…
    Ahora solo hace falta encontrar algo que pueda pagar con mi sueldo de mileurista y que no este en un barrio que parezca la Franja de Gaza después de un bombardeo israelí.

    Sigh. Deseenme suerte.

    :P

  11. Microalgo Says:

    Toda la del mundo, primo Radwulf.

    Ya iré pasando recetas pero… cuide su línea. No vaya a ser que se le dé demasiado bien eso de la cocina.

  12. Inés Says:

    Decías: Inés, casi le ha faltado poner el autor, el año, el título… vamos, que se nota que está Usted liada con la tesis.

    Lo busqué. Pero resulta que no tiene un autor, sino tropecientos (por un lado, los de las recetas; por otro, los de las fotos y por un tercero otros, que no sé qué hicieron). Y no me gustaba poner uno y luego el archiconocido et al., así que opté por citar la editorial y basta. Y ha sido suficiente para que tú encontraras el libro original (el inglés), así que, me doy por satisfecha.

    [Lo que sí que me ha faltado ha sido citarlo en formato bibtex: \bibitem{…}. Joder, qué requetemal estoy]

  13. Microalgo Says:

    … Con el ISBN, y todo.

    Fatá, Dama Inés. Está Usté fatá.

  14. anarkasis Says:

    quemespliquen
    1º “Frotar el azúcar con la ralladura hasta que huela a limón”. eso,…¿como se hace?
    2º “Añadir la mantequilla y batir hasta que quede cremosa”. …esto… ¿seguro que no hay un paso antes? coger un tazón y llenarlo de leche ¿o así?,
    ¡joé! ustedes han nacio con tó aprendío en el bachillerato, pero esta menda que nosestudió tiene serias lagunas en aquestos menesteres y .. esque soy un poca bola también,
    no sigo que a saber….pero, pero ¿eso existe, se puede hacer? “Extender la masa con un rodillo enharinado hasta medio centímetro de grosor”

    y al final dicen que salen galletitas???, y con esa pinta de ricas???, están de guasa verdad???

  15. Inés Says:

    Aunque creo que había más guasa que otra cosa, por si alguien comparte las dudas de Anarkasis…

    “Frotar el azúcar con la ralladura”: Eso se hace con las manos (obviamente, limpias) y es para liberar los aceites aromáticos de la cáscara del limón. La receta original no lo decía, pero este truquillo mejora notablemente cualquier postre de cítricos.

    Para “batir la mantequilla hasta que esté cremosa” necesitamos: 1 bol, mantequilla blandita (pero no fundida, sacarla de la nevera entre media hora y una hora antes de hacer la receta) y, o bien un brazo fuerte, mucha paciencia y unas varillas (normales), o bien una batidora eléctrica con las varillas.

    Y para extender la masa con un rodillo, sólo hay que hacer una bola con la masa, colocar el rodillo sobre ella, apretar un poco y rodar. Apretar y rodar. Si se parte, no pasa nada. Al fin y al cabo, con los recortes se hará otra bola y se volverá a repetir el proceso hasta acabar con toda la masa.

    ¡Ah! Y se me olvidaba. Si no se tiene rodillo, una botella de vino hace maravillas :D

  16. Microalgo Says:

    Sofre dodo si esdá llena. Hicks.

    ¿Uuuuna gopita?

    Hicks.

  17. Inés Says:

    Daba yo por supuesto que no se iba a usar llena (eso de agitar el vino con tanto “apretar y rodar” no puede ser bueno). Me alegro de que te hayas encargado de vaciarla.

    Pero no, muchas gracias. Creo que prefiero una tazita de té.

  18. Microalgo Says:

    Ferbegdo.

  19. Inés Says:

    Eso sí, ¿qué dirán tus pobres becarios si te ven en semejante estado?

    O tus cultivos de microalgas… Pobrecitas, ellas, sobrias y tú, bebiendo vino y comiendo galletas. Si es que no tienes vergüenza. ;)

    (Y siento el “tazita” donde debería haber puesto “tacita”)

  20. JuanMa Replicante Says:

    Yo soy más prosaico y creo que las barbacoas apetece hacerlas por hambre y por el lote de cerveza que las acompaña, jeje y a alguna cuñada, prima o lo que sea, pues también alguna vez habré estado tentado de comer, pero cruda, para qué perder el tiempo al fuego.
    Las galletas las probaré, que no le quepa duda Maese MIcro
    Un fuerte abrazo desde la bética (este año Cádiz-Betis con el corazón partío, oe oe oe!!!) :)

  21. Microalgo Says:

    Me hizo gracia el comentario de una de las presentadoras del Informal, que iba vestida con una camiseta del Cádiz. Otra le dijo que no sabía de qué se alegraba por el ascenso de 2ªB a 2ª, porque el Jerez, atávico enemigo del Cádiz, había subido de 2ª a 1ª. “Claro”, dijo la primera presentadora. “Huyendo del Cádiz”.

    Bueno. Un Cádiz-Betis lo mismo me animo a verlo… ya veremos el calendario de partidos, y en un momento dado lo invito, Maese Replicante. Las lasañas ya me salen más estables. Y estoy optimizando los arroces… ¿Hace el plan?

    Se sorprendería, Dama Inés, de las reacciones de ciertas especies de microalgas marinas (la diatomea Chaetoceros, por ejemplo) cuando uno añade unos microlitros (microlitros, eso sí) de etanol a los cultivos… ¡les encanta! Crecen como locas. Y eso que en ese estadío de crecimiento la reproducción es asexual y no se las puede acusar de que el alcohol les desate la libido.

    Así que han sido ellas las que me han metido en el vicio horrible de los radicales OH. Yo era un niño bueno hasta que las conocí.

    Luego ya no.

    Besotes.

  22. Inés Says:

    Pues nada. Entonces. a beber a gusto y compartiendo con esas colonias tan hermosas de Chaetoceros.

  23. Sérilan Says:

    Pero que completito es éste hombre por dios, ahora nos endulza con las galletitas.
    Mañana me voy de vacaciones pero a mi vuelta hago la receta, vaya si las hago, me ha picado en una de mis aficiones favoritas, la repostería

  24. Morella Says:

    Juro, por ahora, que no fumo nada ilegal don Micro.
    Sabe que me estoy volviendo loca por conseguir el libro de Vila-Matas acá. Dicen que sólo hay ediciones españolas, y no casi no existen aquí. Espero conseguirlo.

    Un beso, buen fin de semana para usted también.

  25. margherita dolcevita Says:

    Galleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeetaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasssss!!! Slurp

  26. Microalgo Says:

    Anoréxica, la Margherita.

    Si tiene muchas dificultades, Morella, dígamelo y se lo envío. En serio.

  27. ahhhhhh@hotmail.com Says:

    es horrible hijo de puta

  28. Microalgo Says:

    Ni mayúsculas ni signos de puntuación. Sí, es verdaderamente horrible.

    Lo tomaré como que las dos primeras palabras son el comentario y las tres últimas su firma.

    Un saludo, quien quiera que sea.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: